miércoles, 23 septiembre, 2020
Home / LA PORTADA / José Atila, de la tómbola a la curul
El Diputado local neoperredista de oficio albañil llegó con prácticamente nada al Congreso; hoy tiene tres vehículos familiares, al menos tres casas y más de seis propiedades en Villahermosa y Nacajuca.

José Atila, de la tómbola a la curul

 

 

Por: Ignacio Ríos

 

El hoy diputado José Atila Morales Ruiz, pasó de ser un humilde albañil a un “acaudalado constructor”, obsesivo en la compra de terrenos y amnésico de su pasado. De Morena regresó al PRD -bajo presunciones de compra-venta, según la oposición-, y en el inter demolió y remodeló su sencilla vivienda ubicada en la populosa colonia La Manga, para construir una moderna casa de tres pisos levantados en un promedio de escasos tres meses.
Además, presumiblemente adquirió seis lotes en la ranchería Saloya primera sección, donde dos de estos ya son edificaciones, a las vez que la familia ya se transporta en tres vehículos particulares. El diputado que dona sus 5 mil pesos mensuales de vales de combustible “en apoyo” a la prensa, vive de escándalo en escándalo y sin producir nada valioso para sus representados.
Sin embargo, los diputados –hasta sus compañeros de bancada–, ya están tras su huella, ante su posible participación “directa-simulada” en la remodelación de una obra del Congreso del Estado, en lo que supondrían tráfico de influencias.

 

De la mezcla a la abundancia

 

Fundador de La Manga III -junto a los Sosa-, José Atila, casado con la señora Elizabeth Bruno, con quien ha procreado tres hijos, cambió su sistema de vida: primero, al tomar protesta como diputado el 31 diciembre de 2015 y, después, a partir de febrero de 2016. Y es que en esa fecha demolió su antigua casa y ya para abril estaba edificada su nueva residencia que contrasta con las viviendas rústicas que existen en la zona.
En la calle Laguna Majahua, manzana 22 lote 24, “a lado del número 112”, en el predio de 7 metros de ancho por 19 de largo, la otrora vieja casa ahora es de tres pisos, tiene una cejada en el último piso y el viejo portón de varilla ha sido sustituido por uno eléctrico con valor de al menos 45 mil pesos.

Las estimaciones del valor de la nueva vivienda del Diputado no bajan de los 2.5 millones de pesos.
En la propiedad se pueden apreciar tres tipos de vehículos: la camioneta Explorer negra que emplea el legislador José Atila, así como una Voyager Vino y un Chevrolet Gris, que emplean los hijos para entrar y salir, ahora más por precaución.

Aunque en la construcción de la vivienda ya existió un problema: El “cascajo” demolido lo arrojó al lote baldio que se encuentra a un costado, propiedad del ex delegado Mauro Mario Leyva, quien al enterarse, le concedió al “Técnico en Construcción” José Atila, un plazo de tres días para “limpiar” su terreno.

Mansión en proceso

Las pistas tras las propiedades del legislador, conducen a la ranchería Saloya primera, en el municipio de Nacajuca. Su localización es dificultosa, sin embargo, después de tres días de investigación dimos con el sitio, ubicamos la zona.

“Carretera Villahermosa-Nacajuca, pasando Las Palapas de Saloya, en la entrada a la ranchería El Tigre, cruzas el puente y doblas exactamente a la derecha hacia la ranchería Saloya primera sección -antes de la Lavadora de Aquiles Magaña-“, explicó nuestra fuente.
Por terracería el traslado, unos niños guías nos apoyan, descifran, ofrecen datos, más los que uno tiene: se gira a la izquierda, exactamente a la altura de un poste de la Comisión Federal de Electricidad y a un poco más de 100 metros, están los seis lotes -de 10×25 metros nos informan fuentes serias- comprados a razón de 80 mil pesos por el legislador neo-perredista. La suma total: cerca de medio millón de pesos.
Pero de esos seis, dos ya están en obra negra. Una amplia casa casi terminada. La otra en proceso. Y es ahí, donde surgen dos de los hijos del Legislador: Randy Morales Segura y Jayro -éste realmente sobrino pero cuidado por la familia desde su infancia-, quienes con su presencia confirman la propiedad.

Aducen, en pleno camino, privacidad, su propiedad. De su nuevo refugio y bunker, por si hay necesidad, para evadir los problemas pasados… pruebas irrefutables de las nuevas adquisiciones y remodelación, apenas en un año.

Es cuestión de suerte y…compra venta.