jueves, 26 abril, 2018
Home / NACIONAL / Justicia a niños asesinados en Huimanguillo y Cárdenas
Protestan para exigir que no dejen libres a asesinos. Anuncian marcha para 20 de abril. Alcanzarían 140 años de cárcel.

Justicia a niños asesinados en Huimanguillo y Cárdenas

Centro, Tabasco

Que no les hagan promesas falsas que terminen en impunidad, sino que verdaderamente castiguen el asesinato de los menores asesinados en Huimanguillo y Cárdenas, pidieron los padres de Emilio Sánchez Ramírez, el niño secuestrado y asesinado en el poblado C-31, al tiempo que convocaron a una marcha de protesta en Villahermosa el próximo 20 de abril a las 18:30 horas.

Los padres del menor plagiado y asesinado la semana pasada en Huimanguillo, se plantaron en las puertas del Tribunal Superior de Justicia, posteriormente en el Congreso del Estado y en la FGE, colocando en los tres sitios coronas florales, veladoras y mantas con leyendas exigiendo justicia.

En entrevista el padre del menor Héctor Sánchez García reveló que cuando los presuntos secuestradores se comunicaron con ellos para solicitar el rescate, el monto que les exigían era de 250 mil pesos, cifra que disminuyó, finalmente mataron a su hijo.

Por su parte, la madre del menor, Angélica Ramírez Broca, acusó que la Fiscalía no les ha permitido acceder a la carpeta de investigación para enterarse de los avances del caso, además de que aseguran no hay confianza en que la Ley realmente sea aplicada y el caso quede impune.

“Estamos manifestándonos para que se haga justicia, para que no quede impune el homicidio de mi pequeñito Emilio, queremos también que nos den acceso a la información hasta dónde va a llegar esto, queremos justicia y no queremos ver un muerto más, ni un niño más”, expresó.

Ramírez Broca, dijo temer que los asesinos de su hijo queden libres, pues el Ministerio Público les ha manifestado que a pesar de las detenciones ‘la moneda aún está en el aire’, por lo que aseguró que aunque el Fiscal por su parte ha señalado que solicitarán la pena máxima, están a la espera de hechos y no sólo de palabras.