lunes, 26 octubre, 2020
Home / NACIONAL / Justicia entrampada; Caso del supuesto pederasta del teapaneco
Amparo de Juez Federal sólo ordena devolver custodia de “Constanza”; sólo madre y menor son las protegidas; la defensa continuará presentando las pruebas pertinentes que contribuyan a demostrar la inocencia de Juan Vicente Hernández León, dice el abogado Joel Taracena Santos.  

Justicia entrampada; Caso del supuesto pederasta del teapaneco

 

POR IGNACIO RIOS

El futuro le ha pegado dos veces a Juan Vicente Hernández León. La primera, desafortunadamente, para él, cuando la tecnología de vanguardia lo registró en un supuesto abuso sexual. La otra, ésta, está en poder del Poder Judicial.

 

A más de dos meses de ser detenido por el presunto delito de pederastia cometido en contra de su propia hija, de 4 años y con un amparo que favorece a que la menor (sólo ella) regrese a su hogar, el posible acatamiento del recurso y en subsecuencia la libertad del supuesto culpable, Juan Vicente, se encuentra en la cancha de la fiscalía, entrampada.

 

Las consecuencias del video como prueba inicial “fehaciente” del presunto delito, en su etapa incidental se programó en estrados –vía un proceso judicial–, para ser ejecutada la resolución el 22 de junio, en el caso de la devolución de la menor.

 

Ello, sí, siempre y cuando, la Vicefiscalía del Estado de Tabasco, a cargo de Aureola Rodríguez Cupil no presente recurso en contra del amparo –otorgado por un juez federal– para que a la madre de la menor, Silvia Mercedes Algomeda Pichardo le sea devuelta la custodia de su hija; o en su caso, este sea débil, y la menor –al menos—sea reintegrada a su madre, en base a un falló –posterior– final.

 

Contrario a versiones tergiversadas, el juicio de amparo indirecto 802/2016 III, emitido por el Juez Cuarto de Distrito, León Darío Morice López sólo ampara y protege a la madre de la menor, Silvia Mercedes Algomeda Pichardo, contra el acto reclamado por el Juez Primero Penal de Primera instancia del Distrito Judicial de Centro, Tabasco, la Procuradora Estatal de Protección a la Familia y de los Derechos de las Niñas y los Niños, Adolescentes y del Director del albergue Temporal, dependiente de la Dirección de Centros Asistenciales del Sistema DIF – Tabasco.

 

En el caso del presunto pederasta, este cuenta con un amparo (Juzgado Primero de Distrito) con audiencia constitucional el próximo jueves 23 (un día después) sin que exista, según el abogado defensor, denuncia alguna y su respectiva ratificación.

 

Pide abogado a FGET compasión

 

La sentencia de amparo causa estado el 22 de junio, la FGET en su caso puede recurrir el juicio de garantías y con ello, el recurso de revisión se ampliaría hasta el 22 de julio.

 

“Mi petición es que no deben de hacerlo, el amparo es claro, con promover el recurso, no conseguirían más que alargar el proceso y alargar la agonía de la menor en un albergue”.

 

Es Joel Taracena Santos, el abogado defensor de la señora Silvia Mercedes Algomeda Pichardo, quien –en la víspera del término– pide a la Fiscalía (http://www.xevt.com/verpagina.php?id=16819) no recurrir a la promoción de otro recurso.

 

“La resolución hoy y mañana en un Tribunal Colegiado, si la recurren, va a ser la misma. La medida (de albergue) no es adecuada. La medida contraviene el interés superior de la menor”, dice.

 

Taracena Santos indica que la convivencia de la niña con su madre en ninguna manera constituye un riesgo para ésta, específicamente porque los hechos imputados apuntan hacia el padre de la menor, Juan Vicente Hernández León, cuya averiguación sigue en proceso para demostrar su inocencia.

 

Y tampoco existe evidencia alguna de omisión de cuidados que imposibiliten a Silvia Algomeda, mantener la custodia de su hija menor, de lo cual se presentaron ante el juez, los medios probatorios pertinentes, a lo que hay que añadir fundamentalmente la estrecha relación que existe entre madre e hija.

 

Esto se corrobora en la entrevista practicada con la menor peticionaria, así como la valoración psicológica que se le practicó a ésta el pasado doce de abril del año en curso, “estimando innecesario la permanencia de la Sra. Algomeda y de su hija en la entidad tabasqueña”, concluye.

 

Vicefiscalía concluyente

 

La vicefiscal, Aureola Rodríguez Cupil, sin cerrar la posibilidad de acudir al recurso de revisión (para impedir que Constanza sea devuelta a la madre), reiteró que la resolución que emitió el Juez de Distrito “es una medida de protección que en su momento la Fiscalía promovió en favor de la menor en su carácter de víctima”.

 

No obstante, ponderó que mantiene abierta una averiguación por omisión de cuidados en contra de la madre de la menor, Silvia Algomeda que se puede trasladar al Estado de México lugar de residencia y desde donde se originarían los antecedentes.

 

Para Rodríguez Cupil, el amparo a favor de la menor Constanza, “nada tiene que ver –directamente– con el probable responsable”.

 

Rodríguez Cupil por primera vez reconoció que la denuncia de pederastia existió con la circulación y reproche social del video, de donde “oficiosamente” se iniciaron las investigaciones y del cual existen testimoniales. La parte inculpada reconoce la existencia de tres féminas que participan en el filme; Vanessa que graba; Rosa que participa en el dialogo; y Cecilia que hace señalamiento acusador, misma que habría subido el video, primero por whatsapp y después a cuentas públicas.

 

Está fundado que no es la primera vez el manoseo, lo dice la vicefiscal al aire, y revela –dentro de lo permitido–, que si bien no hay daño físico, agresión o daño moral, emocional, de parte del presunto pederasta, “existe la conducta desplegada por el sujeto activo”. Más estudios psicológicos y otros que se aplicaron a la menor.

 

Y es que de acuerdo a los términos procesales, de no haber la promoción del recurso de revisión de parte de la Fiscalía, después del 22 de junio, en un plazo de veinticuatro horas se deberá cancelar la medida de resguardo de la menor, por lo que deberá ser entregada a su madre o en su defecto, a su abuelo materno si así se solicitara.

 

La defensa sigue considerando que el video no constituye prueba suficiente para determinar la culpabilidad (recalcando que se presentarán los elementos probatorios), además de que las declaraciones de las testigos principales son contradictorias, sin contar la muy particular celeridad en los procedimientos de la autoridad para culpar al Sr. Hernández León.