lunes, 30 noviembre, 2020
Home / TABASCO / Justifican desfogue de presas

Justifican desfogue de presas

TABASCO.- Luego de causar inundaciones en cuatro municipios, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) justificó que el desfogue en Peñi­tas es con la finalidad de mante­ner estables los niveles de las cua­tro presas del alto Grijalva.

En un comunicado la Empre­sa Productiva del Estado refiere que desde el 29 de octubre, con el frente frio No. 9, la presa Peñi­tas ha realizado extracciones que permiten drenar el río Grijalva, según sin afectar a la población y para facilitar las labores de Pro­tección Civil, cuando la realidad es distinta, pues en dos ocasio­nes ha causado daños en Jalpa, Nacajuca, Cunduacán y Centro.

Cabe recordar que la extrac­ción llegó a mil 550 metros cú­bicos por segundo (m3/s) con el Frente frío No. 9 y hasta los 950 con el número 11.

Pero la CFE hace una explica­ción técnica de que ha mantenido el Caudal Ecológico constante de 300 m3/s y ha realizado el mane­jo con caudales adicionales de 300 m3/s para regular las crecientes, y así mantener la presa en niveles seguros de acuerdo con el nuevo modelo de manejo de la misma.

Y enreda más señalando que se mantiene una extracción de 950 m3/s, (300 m3/s correspon­dientes al caudal ecológico y 650 m3/s adicionales para el control del vaso), que corresponden al 68% de la capacidad total de tur­binado de la presa.

CASI AL TOPE

Hasta las 18 horas del este jueves la presa Peñitas se encuentraba en el nivel 86.59 metros sobre el nivel del mar y 91.13% de llenado, reduciendo el ritmo de ascenso y próxima a estabilizarse. Una vez que inicie su descenso en las próximas horas, se buscará al­canzar nuevamente en el nivel mínimo de operación para espe­rar el próximo tren de lluvias.

Desde el 29 de octubre, la presa Malpaso ha permanecido cerrada y se mantiene una extrac­ción por debajo del turbinado de 950 m3/seg, que corresponde al 54% de la extracción de princi­pios de octubre. Esto para no su­mar más caudal al manejo de las crecientes en la presa Peñitas y para salvaguardar la planicie ta­basqueña.