lunes, 24 septiembre, 2018
Home / OPINION / Juventud vs. madurez y campañas

Juventud vs. madurez y campañas

 

Juan José López Magaña

 

“El joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones.”.

Oliver Wendell Holmes.

 

Las dicotomías son una constante en nuestras vidas, nacer y morir, día y noche, bueno y malo, pero quizás una de las más difíciles de entender es el de juventud y madurez; se dice que los jóvenes desperdician la Juventud a causa del ímpetu, o que los ancianos desperdician la sabiduría, porque la comparten, pero pocos están dispuestos a recibirla, lo cierto es que la vida es un río en constante movimiento, pero al igual que las aguas del río, algunas no llegan al mar, porque se estancan o extravían al perder la fuerza que las arrastraba; en política pasa lo mismo, la política es cambiante, lo que hoy es, mañana ya no; y no importa si eres joven o viejo en este oficio, si no tienes capacidad de adaptarte, caerás, es muy fácil asumir una postura en cualquier tema de la política, subirte momentáneamente en algo que está de moda, lo difícil es tener la templanza de saber que algunas guerras es mejor no lucharlas en un solo día, y encomendar al tiempo y a los buenos oficios los resultados, hay guerras que se ganan sin hacer un solo disparo.

El difícil arte de la política requiere más que fuerza, más que furor, requiere comedimiento para aprender de lo que no se dice, de aquellas reglas no escritas, como diría alguna vez don Jesús Reyes Heroles, en política la forma es fondo.

Han iniciado las campañas en nuestro estado, y las dinámicas seguidas por los candidatos a la gubernatura durante los días previos, avizora la forma en la que estas se realizarán, mientras uno, el más joven, el candidato del frente, pretende reposicionarse a base de furor juvenil, luego de lo desastroso que resultó para su partido su proceso interno, los dos candidatos restantes caminan haciendo lo que se tiene que hacer para gobernar un estado, crear alianzas, mostrando que se tiene el don de la templanza en la tempestad, demostrando que son capaces de generar acuerdos y de cumplirlos, a uno le ha ido mejor que a otro, quizás por eso, las últimas encuestas sitúan en un primer lugar a Morena, muy lejos de sus demás competidores, doblando en algunos casos sus puntajes, y en un segundo lugar a la candidata del PRI, desbancando al candidato del frente, que no termina de definirse a él mismo y mucho menos de entender la política sin el cobijo de quienes en un momento lo ayudaron, ésta perdido en su lucha queriendo demostrar que él por el simple hecho de ser él, tiene los méritos suficientes para ser gobernador, se le nota en un discurso exaltado, fuera de tono, lo mismo un día llama a una campaña de propuestas y al otro llama a jubilar a los “viejos” de la política, y no es que esté mal apelar al relevo generacional como instrumento de campaña, pero alguien que aspire a gobernar un estado debe de generar confianza, ser ecuánime independientemente de su edad, saber construir y conservar sus alianzas.

La salida de Candelario Pérez Alvarado de la filas del PRD, artífice de la gestión de la mayoría de los recursos que llegaron a los municipios del estado, y donde, el municipio del Centro y el hoy candidato del frente, se vio muy beneficiado, demuestra que no cumple sus acuerdos y que desecha sus alianzas; si representa mucho o poco políticamente Candelario, no es el tema, es la lista muy amplia de quienes han abandonado ese proyecto porque no encontraron la seriedad de lo que representa ser el candidato al gobierno del partido en el poder, que dicho sea de paso, no sé qué tanto lo beneficie, luego de que año con año se le ha ido cayendo la única estrella que presumía el Gobernador, y me refiero a la eficiencia presupuestal, al paso que van no están muy lejos de parecerse a sus predecesores.

Esta dicotomía es un tema muy complejo, puedes ser joven y aquilatar experiencias de quienes te rodean o puedes ser muy viejo pero no tener la capacidad para conducir el estado, al final, la edad es circunstancial cuando se tiene la visión y la destreza política de saber cuándo y dónde pararte para hablar, lo cierto es que, necesitamos como estado cambiar muchas cosas, y solo podrá hacerse con la reconciliación de la población y la reorientación de la política, necesitamos pues, un gobierno con firmeza y con visión social, y las campañas ya comenzaron, las cartas están sobre la mesa, ni todo lo viejo es malo pero tampoco todo lo nuevo es bueno… a reflexionar el voto.

La resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a favor del Bronco es una muestra del deterioro institucional por el que pasa nuestro país, alguien que hizo trampa para conseguir sus apoyos no merecía ni siquiera el estudio de su impugnación, pero qué se puede esperar de un país donde se han puesto los últimos dos presidentes a base de trampas, el miedo que le tienen a AMLO no es porque éste sea malo como pretenden hacer creer, es más bien, por el temor a perder sus privilegios amalgamados al amparo del poder público.

Hasta el próximo comentario, no olviden seguirnos en twitter como @juanjoselopezm y en Facebook como @lopezmaganaelecciones.