viernes, 30 octubre, 2020
Home / AMLO / La batalla final

La batalla final

Juan José López Magaña

 

La revolución no se lleva en la boca para vivir de ella, se lleva en el corazón para morir por ella.

Che Guevara.

 

El proceso electoral en sus dos niveles, federal y estatal, ha entrado en la fase terminal, aquella fase que se libra en campos de batalla muy reducidos y pasa de los temas generales a los particulares. Quienes han tenido la experiencia de vivir desde dentro de una campaña, un proceso electoral, saben que aquí no hay lugar a equivocaciones, a vacilaciones, a dudas y mucho menos a titubeos, los días que transcurrirán del próximo miércoles al domingo 1 de julio son los más intensos de una campaña, una vez alguien me comentó en son de broma, que la verdadera campaña inicia después del cierre de campaña, tres días previos a la jornada electoral; esos tres días en los que los equipos de los candidatos, pecho a tierra, aseguran a sus seguidores, ultiman los detalles del día de la jornada electoral, y afinan la estrategia a seguir, también son esos días, en los que se sienten los ánimos verdaderos de la elección, ahí no hay sumas o restas menores, es momento de plasmar en votos lo que se construyó durante el periodo de campaña, es el tiempo de cuidar al adversario, pero más que nada, cuidar a los de casa, paralelamente a esta lucha cuerpo a cuerpo, el órgano electoral y sus funcionarios comienzan a sentir que el tiempo se acaba, que ya no hay mañana para ellos, que las miradas, antes puestas en los candidatos, ahora están sobre ellos, sobre lo que hacen y dejan de hacer, sobre sus actuaciones y en algunos casos, en sus muestras de preferencias, los tiempos ya no son los mismos, ahora con las tecnologías en las palmas de la mano de los ciudadanos, es común observar las pifias de los funcionarios electorales, como la acontecida en la visita del candidato presidencial de PRI a tierras tabasqueñas, donde quien administra la cuenta de twitter del órgano electoral estatal, no pudo contener su emoción y retwitteo al candidato presidencial desde la cuenta oficial del IEPCT, rápidamente hubo ciudadanos quienes extrañados por tal manifestación, se encargaron de señalar el error, a pesar de la protesta de los partidos políticos, aun no se sabe qué pasará con el funcionario tras la pifia cometida.

El próximo domingo habremos de saber cuál fue la decisión final de los ciudadanos, habremos de saber cuál de las estructuras territoriales se aplicó mejor a la tarea de convertir en votos las intenciones, y es ahí donde radica en triunfo de uno u otro candidato, en las estructuras territoriales, son ellas las que identifican a los posibles votantes, son ellas las que se encargan de mantener activa e informada a la ciudadanía sobre las actividades y propuestas, en estas estructuras están los que se encargaran de cuidar el voto de cada uno de los partidos en las casillas, y que para esta elección, después de los sucedido en Coahuila, Estado de México y Nayarit, serán el blanco de los funcionarios de la unidad de fiscalización del INE, ya que no solo tendrán la difícil tarea de defender el voto en casilla, sino también tendrán que responder a los cuestionarios que les presente la Unidad Técnica de Fiscalización, que tiene como meta, esta vez sí, aplicar la ley y sancionar a los candidatos, también por primera vez, los partidos tendrán que aplicarse en la custodia de los paquetes electorales, luego de lo desastroso que resultó para el IEPCT la elección de centro, esta vez se espera que se haya aprendido la lección, a menos que su intención sea, como se ha rumorado, que se cometan errores, y construir un escenario que llevaría a la judicialización de la elección, y es que a estas alturas se han visto “errores” muy intencionados, que hacen pensar que la teoría se puso en práctica.

A nivel federal se habla mucho de los votos que tiene asegurados Morena en Tabasco, ya sea por el paisanaje o porque realmente los ciudadanos se dieron cuenta que resultaron desastrosos los gobiernos que concluirán sus periodos este año tanto en lo federal como en lo local, y es que han sido muchas la voces que han comentado que la estrategia para contener la votación de Morena es la de crear a través de los funcionarios de casilla y del INE, las causales de nulidad que permitan restarle votos a AMLO y poder competir con los votos que obtengan los otros partidos en la zona norte del país, parece que el PRI a nivel nacional y el PRD a nivel local, optaron por esa estrategia, en cualquiera de los dos escenarios, la única medicina que queda es el voto masivo, que en cada casilla exista una diferencia de más de 100 votos a favor de AMLO y Adán, que si las cosas se mantienen como han venido hasta ahora, esta diferencia será mayor, toca pues a las dos partes, ciudadanos votando masivamente y representantes de casilla cuidando las elecciones, contener esa estrategia perversa que se rumora implementarán el PRI y el PRD.

Llama la atención que a escasos días del proceso electoral y con este ambiente enrarecido por la Guerra Sucia en contra de Adán Augusto y la dilación e inactividad del IEPCT, la presidenta de dicho órgano electoral haya solicitado protección personal de Seguridad Pública del Gobierno del Estado y ésta inmediatamente se la haya otorgado.

Envío mis sinceras condolencias a los familiares de don Tito Villegas Zapata, compañero de profesión electoral, pronta resignación.

Hasta el próximo comentario, no olviden seguirnos en Twitter como @juanjoselopezm y en Facebook como @lopezmaganaelecciones.