lunes, 20 mayo, 2019
Home / OPINION / La nueva oposición

La nueva oposición

 

“No tengo miedo de una legión de leones liderada por una oveja; tengo miedo de una legión de ovejas liderada por un león.”

                                                             Alejandro Magno

 

Según las reglas de la puntualidad, llegar antes a una cita es ser impuntual, de la misma forma que llegar tarde, lo importante, aun con sus discusiones de la medida exacta, es estar “a tiempo”. Pero, ¿cómo saber cuándo estás a tiempo y cuándo llegas tarde a la cita? Depende de tu interlocutor. En política aplica lo mismo, puedes ser el primero en iniciar un movimiento pero no estar a tiempo para ver sus alcances, no siempre quien lo inicia lo corona de forma exitosa, pero a diferencia de otros campos de las relaciones humanas, en política depende de los liderazgos que se apersonen para darle causa y razón a éstos; los movimientos sociales surgen en gran medida, ante una necesidad, una exigencia o un abuso de poder, regularmente la clase oprimida o desfavorecida es la que abandera, la relación simbiótica de causa efecto es innegable.

Jhon J. Wiliams parafraseando a David Harvey describe los movimientos sociales dentro del neoliberalismo, como la lucha de los oprimidos contra la clase dominante, pero delimita claramente cuál es la clase dominante,  que muchas veces no es la que ostenta el poder político, sino el poder económico, que se ejerce la “dominación de mercado” que de manera invisible dicta las políticas del Estado ajustando según sus necesidades, cuándo, cómo, dónde y quién produce, cómo se comercializa, cuál debe de ser el precio y quienes se deben beneficiar, su principal instrumento moderador de la política estatal es la dependencia económica, este último de “sus” instrumentos de financiamiento, por ello Wiliams busca establecer claramente la diferencia entre movimiento social y oposición política neoliberal, mientras el primero surge de necesidad real, de una exigencia o de una opresión, desde el seno de la clase desfavorecida, la oposición política neoliberal surge de una afectación a los intereses de la clase dominante, producto del empoderamiento de los movimientos sociales.

Así pues, mientras los movimientos sociales buscan la igualdad, la oposición neoliberal busca que ésta no se produzca, los liderazgos de cada uno de los frentes definen los intereses, los medios a su alcance y el momento político, mientras una causa social difícilmente encuentra eco y apoyo, la causa neoliberal tiene todos los medios a su alcance para difundir sus posiciones políticas, mientras para ser líder en los movimientos sociales se requiere del consenso y aceptación de las masas, para ser líder en el esquema neoliberal, basta con tener un discurso acorde a los intereses de los oligarcas para ser reconocido como tal; la diferencia principal de ambas posiciones es la congruencia entre lo que se dice y lo que se hace, pero principalmente a quien se representa.

A dos meses de que AMLO asumió la Presidencia de la República, se ha estado dando cobertura a una supuesta “oposición social” que a dicho de los mismos, busca acabar con los excesos del gobierno, solo que en su agenda no se busca la igualdad o algún beneficio para la mayoría de la población, solo se trata de una posición política ante las medidas tomadas por el gobierno en la lucha contra la corrupción, no busca establecer equilibrios sociales, sus demandas no tienen que ver con igualdad salarial, educación, salud, derechos de las minorías o el bien común, su discusión se centra en un esquema de encuestas y aceptación, en otras palabras, busca solo detener el incremento en el respaldo social del Presidente ante la política social anunciada e implementada en sus primeros días de gobierno, que al atender a las mayorías y las clases sociales históricamente olvidadas, cumple con una exigencia del pueblo mexicano por mayor justicia social, y que evidentemente es contraria a los intereses de sus patrocinadores y promotores, y aunque parezca ilógico es una oposición contra la lucha por la igualdad, quieren que el gobierno siga sometido a los intereses económicos de los oligarcas y no se atienda ni la pobreza, ni la falta de libertades, ni la igualdad social, temas que han brillado por su ausencia hasta ahora en la agenda de la “nueva oposición neoliberal”.

Además creo que en el fondo, buscan establecer interlocución política ante el gobierno de AMLO por el anuncio de igualdad tributaria y a las políticas de ajuste en la recaudación de impuestos anunciada, que busca acabar con los privilegios fiscales de los grandes consorcios y empresas. Al tiempo.

 

Hasta el próximo comentario, no olviden seguirnos en Twitter como @juanjoselopezm y en Facebook como @lopezmaganaelecciones.