martes, 1 diciembre, 2020
Home / TABASCO / La planta de la discordia; Debate por legalización
De aprobarse el consumo regulado de la marihuana en México, sociedad civil, gobierno y especialistas deben asentar las normas del juego.

La planta de la discordia; Debate por legalización

Flor García Morales

“Cinco o seis veces a la semana consumo marihuana, voy a comprarla a escondidas no sólo de la policía, sino también de quienes llegan a comprar otras sustancias, pues a veces se ponen muy agresivos, en una ocasión me golpearon y me quitaron hasta los zapatos”.

Así lo comentó Rufino “N” un joven de 22 años que consume marihuana desde los 15, luego de su primer encuentro con esta droga en una fiesta con sus amigos de secundaria en la que por curiosidad probó un cigarrillo de “hierba” y desde entonces no ha dejado de consumirla.

Rufino ve con buenos ojos la posibilidad de despenalizar el consumo de la marihuana, cuya iniciativa ha llegado al Congreso Nacional, propuesta por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Claudia aprovecha el uso medicinal: “Lo único que me quita el dolor en las articulaciones es el alcohol alcanforado con marihuana, y en mi caso, porque tengo diabetes”.

Se trata de La Ley General para la Regulación y el Control del Cannabis, la cual fue propuesta en el Senado de la República en noviembre de 2018 por la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

“Tenemos que replantear la política de drogas en nuestro país. Es momento de cambiar, porque siempre han sido un discurso polémico. El combate frontal al narcotráfico, a través de las armas solo ha producido más muertes en nuestro país. No estamos a favor de la liberación absoluta de las drogas, sino de la regulación del cannabis”, dijo en su momento la secretaria de Gobernación.

En este proyecto se prohíbe el comercio, distribución, donación, regalo, venta y suministro de marihuana a menores de edad, así como emplearlos en estas actividades, plantea que se permita sembrar, cultivar, cosechar, aprovechar, preparar y transformar hasta 20 plantas de cannabis en floración destinadas para consumo personal en propiedad privada, siempre y cuando la producción no sobrepase los 480 gramos por año.

Esta reforma a la ley que, según especialistas, podría ser aprobada antes de que concluya este año, busca no sólo legalizarla para consumo medicinal, sino también para su uso lúdico. La propuesta de ley ha divido opiniones entre quienes se dicen a favor de la legalización de la marihuana y los que consideran que los riesgos son mayores que los beneficios.

Despenalización va de la mano con educación

Cuestionada por Grilla, la directora de análisis y estadística de Observatorio Ciudadano de Tabasco, Julia Arrivillaga Hernández, señaló que es un tema a tomar con seriedad, y en su opinión sería favorable. “Expertos comentan que lo correcto es despenalizar la marihuana, porque si no es la solución a problemas de inseguridad, sí podría abonar; uno de los temores es que se dé un incremento en el consumo, desde mi punto de vista creo que es un buen inicio despenalizarla, ya que no se trata de invitar al consumo, sino permitir el acceso a quienes la utilizan con fines medicinales”.

Con base en las estadísticas, Arrivillaga Hernández lo ve como un avance hacia el tema de seguridad, “si volteamos a ver las estadísticas, el narcomenudeo es uno de los delitos que trae mayor crecimiento en el estado y el país; provoca otros delitos, principalmente homicidio. Es un tema escabroso, pero es una tendencia a nivel mundial y México debe pasar a ese lado, no podemos quedarnos en una burbuja prohibitiva, creo que hay que hacer otro trabajo desde otro punto de vista… en educación, salud, conciencia que los jóvenes sepan las consecuencias de las drogas”.

“El uso lúdico no es buena opción”

Para la abogada de derechos humanos, Tere Jaber Pancardo la legislación requiere más que buenos deseos, ya que, en su opinión, legalizar el uso de la marihuana debería ser únicamente para uso medicinal y no lúdico.

“El uso de la marihuana sí afecta, altera las conductas, las neuronas, las emociones y modifica las conductas de las personas, el uso lúdico no parece una buena opción, y allí es donde las autoridades deben tener esa amplia visión de ver para qué la van a autorizar, si es con fines clínicos yo los apoyo, ya que lo que se haría es legalizar el uso ya existente, el de usos y costumbres en México con fines médicos”, comentó la abogada.

Por ahora Jaber Pancardo recordó que lo permitido según la ley para uso personal, es de uno a dos gramos. La abogada señaló como un gran riesgo el que ya se encuentre en la Cámara de diputados nacional esta propuesta.

“Yo los veo con muchas prisas legislativas, y a nadie le molesta porque son rezagos de leyes que debieron haber caminado hace mucho tiempo o que no debieron haber avanzado hace mucho tiempo, el hecho es que de legalizarse no lo van a controlar ni los van a administrar correctamente”, además, aseguró que se corre un alto riesgo, ya que se tendría que poner policías eficientes que no se coludan.

 

“Yo estoy de acuerdo en que se legalice la marihuana, nunca la he probado, pero según sé, médicamente funciona para muchas enfermedades y creo que es saludable se legalice con fines recreativos; de hacer consulta ciudadana, mejor escuchar la opinión de especialistas”.

Tomás Brito Lara

Presidente de la Mesa Directiva, Congreso de Tabasco

“Aprobar su consumo no es prudente, la experiencia internacional nos lo advierte, lo que realmente necesitamos es una juventud sana y para ello se debe impulsar el deporte, la creación de espacios públicos abiertos, debemos buscar y crear espacios para los jóvenes y no acercarlos a las drogas que ponen en riesgo su salud”.

Soraya Pérez Munguía

Diputada federal

“No es un tema que deba tomarse a la ligera, habría que ver los motivos y las causas del porqué se quiere hacer la modificación y si es con fines estrictamente curativos, medicinales no habría problema, el problema es que se abra para el consumo con fines “recreativos”. Si se da el caso en el congreso federal nosotros en Tabasco tendremos que ponerlo a discusión”.

Carlos Madrigal Leyva

Diputado local

“Es un buen inicio el que se busque despenalizar la marihuana, pero el trabajo debe hacerse desde otro punto de vista, por ejemplo, desde la educación, porque el hecho de que se despenalice no significa que todos deben consumirlo, por ejemplo, el alcohol está permitido y quien lo quiere consumir lo hace y quien no, no lo hace, es una decisión personal”, añadió.

Julia Arrivillaga

Observatorio Ciudadano Tabasco

“Si para vender licor están los establecidos que venden mucho menos que los clandestinos, por mucho que regules la venta de droga siempre habrá otras opciones, por ejemplo, ¿a quiénes les van a dar las autorizaciones? Esto requiere de mucha inteligencia para poder regular la venta de droga y estupefacientes”.

Teresa Jaber Pancardo

Abogada Derechos Humanos

“Considerando que los niños y adolescentes son los más vulnerables, sobre todo los que viven en condiciones de violencia, abandono o pobreza, que es un gran número en Tabasco, no me parece que la legalización vaya a abonar en algo a nuestra sociedad, y aquí debemos señalar que el problema también es que por parte de las autoridades no existen programas que realmente protejan a este sector de la población y sólo por dar un ejemplo los gobiernos siguen ignorando a este sector en sus políticas públicas y de nada sirve restringir o acotar una ley”.

Alejandra Arias

Aldea por los niños, A.C.

En México, nueva área por conocer

El Coordinador de investigación del departamento de psiquiatría y salud mental de la faculta de medicina de la UNAM, José Javier Mendoza Velásquez aseguró que si esta ley se aprueba lo que sucederá es que aumentará el consumo de la marihuana, “debemos tener muy claro que sí va afectar, sobre todo en los primeros días, luego se podría regularizar y presentarse estable, pero al inicio las cifras de consumo se dispararían”.

“El problema es el acceso a los grupos vulnerables; así como el tabaco y el alcohol, las drogas que más muertes causan, al liberar la marihuana apenas vamos a conocer cuál es el impacto, es muy probable que no sea en la misma forma que el tabaco que puede generar cáncer, pero sí con lo que respecta a accidentes con vehículos motores”, y comentó también que debe aprobarse una serie de programas para la prevención del consumo.

“Lo más importante es que se debe dar atención no solo a la oferta sino a la demanda, legalizar el consumo es evitar el tráfico, pero no estamos haciendo una lucha para disminuir la demanda de esto al igual, más allá de las legalizaciones lo más importante es la educación”.

“No lo vamos a poder parar; la ley se aprobará, de hecho, su uso medicinal ya está medianamente logrado, pero no creo que bajo los estándares de la sociedad tal, vayamos a poder frenar el que se haga la legalización para uso lúdico, lo ideal sería que esperáramos, si llega a aprobarse este mismo año sería todavía más difícil porque no nos ha dado tiempo de prepararnos”.