jueves, 24 septiembre, 2020
Home / EDITORIAL / Las redes como efectiva plataforma de denuncia

Las redes como efectiva plataforma de denuncia

Gabriela Tello M.

La revolución en telecomunicaciones ha crecido y aunque no tenemos una sociedad más evolucionada o progresista, podemos garantizar que todos nuestros pasos están más vigilados. Las redes sociales son un banco de tiempo en el que depositamos varias horas al día, ya sea por Twitter, Facebook, Instagram, Periscope y sabrá Dios cuál será la próxima innovación cibernética por la que nos enteraremos de todo, nos sea útil o no, sea falso o cierto; navegaremos y haremos más ricos a los magnates de las telecomunicaciones y a los creadores de las redes.

Recientemente dos denuncias en redes sociales han captado el interés del México que navega en sus Smarthphones. La primera, una artera violación múltiple a una jovencita en el puerto de Veracruz. Los perpetradores confesos en un video que se hizo viral, indignaron a todos los que se enteraron del abominable acto. En la justicia jarocha no pasaba nada, todo era mediático, pero la bola de nieve fue creciendo y la sociedad civil tomó el tema como propio, salieron a las calles. El enemigo público de los políticos, “Anonymus”, amenazó con difundir los datos de los violadores, así como fotografías familiares y domicilios, y cumplió como justiciero cibernauta que es. El capítulo de los llamados “Mirreyes” no ha terminado, se sabe que ya despertó el fiscal jarocho y se procesa una orden de aprehensión. Este delito conocido por todos desde hace varios años revivió por su exhibición en redes sociales, principalmente el Facebook.

El siguiente suceso ocurrió el 27 de marzo, en Acapulco, Guerrero. Una familia desayunaba en un restaurante y observó que un hombre extranjero de la tercera edad besaba en la boca a un par de niñas de escasos cuatro años de edad, este monstruoso acto ocurría con el consentimiento del padre, ahí presente. El ciudadano se armó de valor tomó su celular y filmó el acto, enfrentó al anciano pederasta y reclamó al padre de las menores su anuencia, acto seguido llegó una patrulla policiaca, que bajo la presión de los testigos, procedieron asegurar al degenerado sexagenario.

El empoderamiento de los ciudadanos se da a través de una cámara que graba y una plataforma libre para publicar y contextualizar los hechos. El mundo dejó de ser un espacio que controlaban las televisoras, radiodifusoras y medios impresos a modo; el mundo comenzó aterrizar las versiones propias y ciudadanas. Fenómenos electorales como El Bronco en Nuevo León, crecieron por su interconexión con los ciudadanos y logró arrasar en las elecciones el año pasado. La publicidad de los negocios ha mutado hacia los espacios en las redes sociales, todo lo que quepa en una pantalla de celular alcanza para venderse, comprarse y difundirse.

Pero sin duda la herramienta que nos puede ayudar a que exista menos impunidad, es la denuncia, aunque se corre el riesgo de que mentes perversas inventen campañas ficticias y fabriquen culpables. Estemos atentos y no dejemos de ver los hechos, como estos dos casos porteños. Tu voluntad y valentía serán medulares para hacer la diferencia.