miércoles, 23 septiembre, 2020
Home / NACIONAL / López Obrador, más cerca que nunca
A un año y medio de distancia del proceso constitucional, todas las encuestadoras dan al tabasqueño como seguro ganador a la Presidencia de la República.

López Obrador, más cerca que nunca

Por Octavio Novelo Zetina

El plazo fatal está marcado en el calendario electoral que nos rige, será el verano del 2018, fecha en que el político tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, podría alcanzar la Presidencia de la República y hacer efectivo aquel refrán que sentencia que “la tercera es la vencida”, con lo que coronaría cuatro décadas de haber iniciado una lucha política caracterizada sobre todo por su incuestionable apego a las causas populares, misma que lo ha llevado a enfrentar a la oligarquía nacional que se niega a soltar el control de un régimen caduco y en caída libre.
Carismático como pocos, todo un “rock star” de la política, el tepetiteco de 63 años encabeza todas las encuestas publicadas desde hace un año y se sitúa incluso en el ánimo de conocidos “intelectuales orgánicos”, quienes reconocen pese a sus reticencias que en el horizonte inmediato no hay quien “a navaja limpia” pueda arrebatarle a AMLO un posible triunfo que, coincidiría con la estrepitosa pérdida de popularidad del presidente priista Enrique Peña Nieto, quien apenas cuenta con un incipiente 24 por ciento de aceptación producto de su impericia en el manejo de crisis, siendo las más recientes el gasolinazo y las amenazas del muro en la frontera norte anunciado por Donald J. Trump.
Prueba irrefutable del acelerado crecimiento de López Obrador, han sido los votos que su partido Morena alcanzó el año 2015 en las elecciones intermedias, cuando pese a no hacerse de un triunfo a nivel gubernatura logró desmarcarse de “la otra izquierda” que representa el PRD, bajarla hasta cuarto lugar en algunos casos, para posicionar a su Movimiento de Regeneración Nacional como primera fuerza electoral en la Ciudad de México y en Veracruz, mientras que en Puebla, Oaxaca, Zacatecas, Tabasco y Chiapas es ya segunda, plataforma inmejorable para lo que viene dada la importante densidad poblacional de estas entidades.
En su tierra “y agua”, las proyecciones no podrían ser mejores ante un gobierno perredista que ha quedado a deber en materia de generación de empleos y que arrastra índices de inseguridad alarmantes. Tan es así que su partido Morena cuenta en sus filas con la suma de muchos perredistas y priístas que ya están trabajando en su organización, incluidos importantes liderazgos que se han pronunciado a su favor comprometiendo públicamente su voto, como el ex secretario de Gobierno César Raúl Ojeda, el senador Fernando Mayans, el dirigente estatal del sol azteca Candelario Pérez y los fundadores Darvin González Ballina y Auldárico Hernández Gerónimo.
Para este domingo 19 de febrero se tiene contemplado, de acuerdo al anuncio hecho por el líder formal de Morena en la entidad, Adán Augusto López Hernández, una visita de Andrés Manuel López Obrador, quien encabezará la firma del denominado “Acuerdo de Unidad por la Prosperidad y el Renacimiento de México”, evento político al que han sido convocados “todos los hombres y mujeres de buena fe” para que asistan a la Plaza de la Revolución a refrendar su adhesión, ya que “más allá de las preferencias, las puertas están abiertas para compañeros que militan en otros partidos y seguramente ese día muchos se sumarán y también lo harán quienes no participan en algún partido”.

La gira norteamericana

Recientemente y desde Morelia, Michoacán, de donde según el gobernador perredista Silvano Aureoles han salido más de un millón de personas a vivir en los Estados Unidos, López Obrador ha ofrecido su respaldo político, por lo que ante el amago de la construcción de un muro fronterizo en el norte y el inicio de una serie de persecuciones en contra de los migrantes mexicanos, realizará una gira en defensa de sus derechos fundamentales, misma que inició este 12 de febrero y que incluye ciudades como San Francisco, Chicago, El Paso Texas, Nueva York y Laredo.

Lleva la delantera

De acuerdo con la encuesta nacional en vivienda realizada este mes de febrero por el periódico El Financiero, AMLO cuenta con el 33 por ciento de la intención de voto, seguido por Margarita Zavala, como abanderada del PAN, con 27 por ciento. Esto significa una ventaja de 6 puntos de Obrador sobre la aspirante panista, mientras que en tercer lugar se ubica el priista Miguel Ángel Osorio Chong, con sólo 20 por ciento de las preferencias, muy lejos de los punteros.
Apenas en diciembre el Grupo Reforma publicó que López Obrador se ubicaba en primer lugar en todos los escenarios, salvo en uno empatado con Margarita Zavala en la hipótesis de ser postulada por una alianza PAN-PRD, por lo que puede presumirse que ahora su ventaja es mayor. Cabe destacar que en la encuesta que la misma empresa periodística realizó en noviembre de 2016, antes del gasolinazo, AMLO ya estaba empatado con Margarita: con 32.5% ambos.
Asimismo, en la encuesta de Facebook, de México Elige, que publicó SDP Noticias en diciembre del año pasado, López Obrador rebasa con 9.3 puntos porcentuales a Margarita Zavala: 39.4% contra 30.1%

Opinan los especialistas

El fenómeno López Obrador no ha sido ignorado por la prensa especializada, de tal suerte que en un análisis recientemente publicado por el Financial Times, medio influyente en el mundo de la economía y las finanzas destaca: “Avasalladoras, radicales, audaces. Esas son las buenas descripciones de las reformas estructurales aplicadas por el Gobierno mexicano en los últimos tres años. El fracaso, por desgracia, es la otra”.
El periodista Dan Bogler agrega que el crecimiento económico, en lugar de acelerar de nuevo a 4 por ciento o más al año, se ha tropezado en apenas poco más de 2 por ciento. El mercado de valores se ha aplastado, mientras que el peso ha perdido terreno, y no sólo frente al dólar. Todo esto ha llevado a los inversionistas internacionales de ser partidarios entusiastas del Presidente Enrique Peña Nieto y sus planes en energía, telecomunicaciones, medios de comunicación y reformas fiscales, a ser críticos que están tirando sus activos mexicanos”.
The Economist, por su parte, subraya que en las elecciones del Congreso, el PRI del Presidente Peña Nieto, así como PRD y PAN, perdieron peso en votos aunque ganaron suficientes escaños, pero que un nuevo partido de izquierda, Morena, recogió el 8 por ciento de los votos, y el “líder-insignia, Andrés Manuel López Obrador, ahora se convierte en un principal contendiente a la presidencia en 2018”.
Hoy, The Financial Times expresa su preocupación más o menos en la misma línea: “México se ve maduro para el surgimiento de un candidato-al-estilo-anti-sistema de Donald Trump. Y este es el creciente riesgo político identificado por Medley Global Advisors, un servicio de investigación macro propiedad de la Financial Times, después de una visita reciente del país”.
A diferencia de Trump, al norte de la frontera, “AMLO es un político experimentado que quedó en segundo lugar ante Peña Nieto en las elecciones de 2012, con una participación del 31 por ciento de los votos. La próxima vez puede necesitar mucho menos”.
The Financial Times recuerda que México no tiene una segunda vuelta (a diferencia de muchos países de América Latina), por lo que es posible ganar la Presidencia con una proporción relativamente baja de los votos en la primera ronda. “Esto puede ser especialmente el caso de 2018, con al menos cuatro candidatos creíbles probables y una buena probabilidad de que el voto de la derecha se divida entre un candidato del PAN oficial y otro no oficial (la esposa del ex Presidente Felipe Calderón, para mantener el interés)”.