martes, 22 septiembre, 2020
Home / OPINION / Los aristocráticos ex presidentes mexicanos
“Con esta nueva forma de hacer política, se logrará el bienestar material y el bienestar del alma para la felicidad de todos” Andrés Manuel López Obrador

Los aristocráticos ex presidentes mexicanos

 

 

Tere Oramas B.*

En México, por acuerdos presidenciales (uno de 1976 y otro de 1987) los ex presidentes reciben una pensión vitalicia acompañada de bonos, aguinaldos, compensaciones, salarios a escoltas y personal administrativo, servicio telefónico, automovilístico y domiciliarios (pago de predial, agua, luz), privilegios que se transfieren a las viudas como es el caso de la ex actriz de cine de ficheras Sasha Montenegro.
El monto total de los anteriores rubros rebasan los 60 millones de pesos mensuales divididos entre Carlos Salinas, (Ernesto Zedillo renunció a la pensión en 2002 no así a los apoyos de seguridad y administrativos), Vicente Fox, Felipe Calderón y la viuda de José López Portillo; en el libro “Beneficios ex presidenciales”, el académico Ernesto Villanueva y la investigadora Hilda Nucci señalan que Felipe Calderón es, por mucho (5 mdp), el ex presidente mexicano más caro en el mundo y lo coloca a nivel mundial -entre una muestra de 21 países del mundo- a la altura de naciones como Singapur y Corea.
Durante la investigación encontraron que el 30 de noviembre de 2012, el esposo de Margarita Zavala modificó el reglamento del Estado Mayor Presidencial para incrementar el número de elementos de seguridad asignados a su familia: de 78 se elevó a 425 personas para cuidar no sólo de él sino de sus padres, hermanos, suegros, cuñados, tíos y sobrinos. El argumento fue que al ser el primer presidente que declaró la guerra al narco y crimen organizado, su nivel de riesgo aumentaría al dejar Los Pinos. ¿Con estos recursos Margarita Zavala recorre el país promocionando su imagen en busca de la candidatura presidencial panista? No creo.
A pesar de que se han presentado diversas iniciativas de ley para desaparecer estas pensiones y sus adicionales, el PRI y el PAN con sus mayorías en las cámaras han archivado estos intentos, claro, los ex presidentes son justamente de estos partidos. Y es MORENA quien retoma el tema: una de las líneas discursivas de Andrés Manuel López Obrador es eliminar cualquier tipo de privilegios a ex mandatarios.
Lo volvió a decir ante una multitud de paisanos que respaldaron el Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México, en su tierra y agua natal la semana pasada. En su primer visita en el año a Tabasco, AMLO enfatizó: “… cuando triunfe MORENA se terminará con toda la parafernalia del poder, no se le entregarán 5 millones de pesos mensuales a cada uno de los ex presidentes: Salinas, Zedillo, Fox ni a Calderón, porque se van a cancelar todas las pensiones millonarias”.
El ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de México agregó que con el dinero que se ahorre por el combate a la corrupción y la aplicación de un plan de austeridad, se rescatará al campo abandonado, todos los jóvenes tendrán garantizados el derecho al estudio y al trabajo. Puntualizó: “… adelantamos que la propuesta se resume en gobernar con rectitud, desterrar la corrupción, abolir la impunidad, actuar con austeridad y destinar lo que se ahorre para financiar el desarrollo del país”.
Mientras que el PRD habla sólo de reducir los montos de pensión vitalicia, López Obrador propone eliminarlas. Es un tema que prende a las masas, él lo sabe por eso lo enfatiza en sus discursos, comunica bien. En este camino por ser nuevamente candidato presidencial usa las palabras adecuadas para llegar al enojo de la gente, para tocar emociones, su principal aliado: el tiempo que siempre le da la razón, es fácil, es oposición.
Para el análisis: ¿Por qué otorgarle una pensión millonaria a una persona que sólo trabajó seis años? ¿Deben desaparecer o reducirlas? ¿Es justo que continúen “ganando” como Secretario de Estado sin desempeñar función? ¿Es merecido el trato de “aristócrata” que les da el Estado mexicano? ¿Por qué se extienden estos beneficios a sus familias?

 

*Licenciada en Comunicación con posgrado en Comunicación Política por la Universidad Autónoma de Barcelona, España.