viernes, 30 octubre, 2020
Home / TABASCO / LOS NÚÑEZ, UNA FAMILIA CLEPTÓMANA

LOS NÚÑEZ, UNA FAMILIA CLEPTÓMANA

TABASCO.- A pesar de que el mandato de los Núñez concluyó en 2018 con una Cuenta Pública reprobada con observaciones por más de 4 mil millones de pesos, a dos años de su salida, todavía siguen surgien­do desvíos millonarios, ahora en el caso del DIF Tabasco que con Martha Lilia López Aguilera al frente también habría desviado 53 millones de pesos.

El fiscal superior del Estado, Alejandro Álvarez González, pre­cisó que tras una auditoría es­pecial a los 984 millones 215 mil 430 pesos que ejerció en 2018, la esposa del ex gobernador Arturo Núñez Jiménez, como presiden­ta del DIF Tabasco, se detectó un posible daño patrimonial por 53 millones 233 mil 485 pesos.

“Para ser precisos hay fal­ta de documentación, no se en­contró físicamente algunos ac­tivos, no se pudo verificar que se entregarán, por ejemplo, cha­linas que se compraron y de las que no hay evidencias de dónde quedaron”, refirió.

Asimismo, señaló que otras de las anomalías detectadas fue que se pagaron pasivos de ejer­cicios anteriores con presupues­to del 2018, a pesar de que eran deudas anteriores a ese ejercicio fiscal que debieron ser cubier­tas en el año en que se genera­ron, además de que hubo pago de otros conceptos en circunstan­cias similares.

No obstante, el fiscal superior señaló que, a partir de ahora se ha iniciado un proceso para efectos de que puedan aclarar o justificar los montos que les fueron obser­vados, aunque durante el proceso de revisión no pudieron aclarar el destino de los recursos desviados.

 

ARTURO NO PUDO SOLVENTAR 4 MIL MDP

Cabe señalar que el ex gobernador Arturo Núñez Jiménez y sus ex funcionarios públicos no pudieron solventar cuatro mil millones de pesos de la cuenta pública 2018, por lo que la Secre­taría de la Función Pública (SFP) ya interpuso 23 demandas pena­les ante las Fiscalías Estatal y Fe­deral en contra de cuatro depen­dencias.

 

NÉSTOR CON ASESORES IM­PLICADOS EN CORRUPCIÓN

Por su parte, Néstor Núñez Ló­pez, alcalde de Cuauhtémoc, se mantiene en el ojo del huracán debido a que los niveles de inse­guridad en esta alcaldía, la han convertido en un centro de ex­torsiones y atracos que decir de algunos ciudadanos son tolera­dos por el mismo alcalde.

Asimismo, Néstor Núñez ha sido muy cuestionado por in­cluir como asesores a ex colabo­radores de su padre implicados en actos de corrupción y nepotis­mo entre ellos, Alejandro López Tenorio ex director de adminis­tración de la secretaría de salud y Bertín Miranda Villalobos que fue secretario de administración ambos en el gobierno de Arturo Núñez Jiménez.