sábado, 26 septiembre, 2020
Home / NACIONAL / Los vireyes del IMSS Tabasco

Los vireyes del IMSS Tabasco

Carlos Camacho Álvarez, de conductor de ambulancias en urgencias en el Hospital de Zona 46, a hoy excéntrico dirigente de la sección 26 en Tabasco que presume limosina, traje, viajes e hijos en los mejores hoteles, la Riviera Maya y XV años en la Península, asistencia a estadios de futbol, sierra y carreras de caballo.

POR IGNACIO RIOS

imss_carlos_eduardo_camacho_padre_hijo_limusineUna historia de primera, segunda y tercera base…Viajes, fiestas, lujos, excentricidades, de todo hay con los nuevos “virreyes” del IMSS Tabasco.

Nuevos negocios y nuevas evidencias de saqueo a las arcas del sindicato de los trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), originan que salgan a la luz imágenes de “la vida bella” que se dan “los hijos” del dirigente sindical Carlos Camacho Álvarez e incluso el propio Camacho Álvarez… Y alguien más.

A la par, reeditan la vida tras el poder, “personal” e insaciable con las cuotas sindicales del aspirante priísta a una de las diputaciones plurinominales para las elecciones en el 2018, donde el sindicalista busca obtener el fuero constitucional y así gozar de impunidad ante cualquier fallo por algún arqueo y el descubrimiento de sus desvíos económicos.

Antes de ser dirigente, Carlos Camacho se desempeñaba como Técnico del Servicio de Urgencias en el Hospital de Zona Número 46, “un conductor de ambulancias en el turno nocturno”, como el mismo se definió.
imss_eduardo_riviera_mayaSu periodo termina el 16 de diciembre de este año. Su poder languidece. Pero esto no obsta para que se autoexhiba, de sus presunciones e indiscreciones. Y el cobro de facturas, de demostración de su vida soterrada. De sus seis años de opulencia (Primera parte)…

Una fotografía del líder estatal del Sindicato de Trabajadores del IMSS en Tabasco, Carlos Camacho Alvarez con su hijo Eduardo Camacho García, este último ya trabajador de base “a conquista laboral” de su padre, ambos posando en una limusina blanca en Mérida, Yucatán, atrajo las pesquisas y especulaciones en torno a los excesos y gastos y origen de recursos del sindicalista.

Otras imágenes en la cuenta personal http://tofo.me/lalocamachojr del hijo mayor del líder sindical, de nombre Eduardo Camacho García, en el Hotel Barceló en la Rivera Maya cuyo costo por habitación es de $5243 por día, enardeció a sindicalistas.

imss_eduardo_camacho_hijo_limusineAmén de demás fotografías en Xelha, en el Norte y en la Sierra del país, de la celebración en Mérida de los XVs de su otra hija, y de boda en la península en donde se jacta el hijo mayor de Carlos Camacho, de conducir la limusina.

Por si fuera poco, el propio Carlos Camacho Álvarez, se muestra en todo su esplendor apareciendo en la portada en una revista. Eduardo incluso en carreras de caballos. Y las respectivas exposiciones del convivio familiar.

De acuerdo a las informaciones, los lujos y beneficios han sido el mole de olla de Carlos Camacho, a partir de su llegada al poder sindical. De hecho, incrusto en el IMSS Tabasco a sus dos hijos, Eduardo y Carlos en plaza de soporte técnico 41, aún cuando otros trabajadores aguardan turno. Sus sueldos circulan en los 8 mil pesos quincenales.

Pero no sólo ello, sino que tras vario tiempo de asistencia, logro la plaza sindical de auxiliar de oficina (base) de quien se desempeñaba como su secretaria sindical, pero ahora instalada en la unidad médica de Casa Blanca número 47, Perla Rocío Córdova Ramón.

Van por cuentas

imss_carlos_camacho_alvarez_magazineLo que circunda presume el amarre obrero patronal en la Delegación IMSS Tabasco, para hacerse la vista gorda.

Es más, para la izquierda sindical del IMSS y su alianza con la burocracia “la confianza del IMSS”, Carlos Camacho Álvarez, con su actuación ratifica que, la preñez y el dinero no se pueden ocultar.

Ellos –las voces rebeldes– representan a los 3,500 sindicalizados del IMSS y a los trabajadores de confianza sindicalizados B, que en promedio resienten descuentos de entre 88 y 60 pesos, según el Concepto 180 cuota sindical.

Una suma que se centra entre los 250 mil y 400 mil pesos mensuales de recaudación. Más lo que se acumula por la relación laboral federal.

Que va acompañado de un sospechoso sistema de préstamos sindical en donde se otorgan hasta 250 mil pesos por trabajador “seleccionado”, a razón del cobro mensual del 4 por ciento. La cuenta congelada de las cuotas del IMSS, en parte de su contexto, esa es, aparte.

De acuerdo a los informes hacia el cierre de edición, los sindicalistas irán al Congreso seccional para exigir cuentas y cárcel para Carlos Camacho y se supriman las plazas sindicales que favorecen a familiares y protegidos. Y a quienes lo protegen…

——————-

Los nexos del poder

mpgh3125La remodelación de edificio de la clínica 39 ubicada en la calle Carmen Cadena de Buendía, de la colonia Nueva Villahermosa, una propiedad privada, que se rehabilita con recursos federales, jaló la marca hacia la sección XXVI, a su dirigente Carlos Camacho Alvarez y a Gamaliel Barriga Somonín, Jefe de Departamento de Suministro y Control del Abasto en Tabasco.

De acuerdo a versiones, la empresa ejecutora tendría que ver con ambos, que coinciden con la amistad de Perla Córdova, y razón por la cual, el silencio de la sección sindical y su contubernio para la obra.

=================

Nuevos negocios y nuevas evidencias de saqueo a las arcas del sindicato de los trabajadores del IMSS, originan que salgan a la luz imágenes de “la vida bella” que se dan “los hijos” del dirigente sindical Carlos Camacho Álvarez e incluso él.

El propio Carlos Camacho Álvarez, se muestra en todo su esplendor apareciendo en la portada en una revista. Eduardo incluso en carreras de caballos. Y las respectivas exposiciones del convivio familiar.

Los lujos y beneficios han sido el mole de olla de Carlos Camacho, a partir de su llegada al poder sindical. De hecho, incrusto en el IMSS Tabasco a sus dos hijos, Eduardo y Carlos en plaza de soporte técnico 41.