Home / NACIONAL / Madruga Pemex a chontales
La empresa petrolera reactivó sus actividades donde pretende perforar 17 nuevos yacimientos, ubicados en tres ejidos.

Madruga Pemex a chontales

Nacajuca, Tabasco

A pesar de que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha quedado mal con los habitantes de la zona perjudicada por la extracción de hidrocarburos por no pagar los daños, la industria aceleró los trabajos incluyendo más maquinaria, y le ganó a la población tras el anuncio de un megabloqueo perpetrado por los chontales.

Las últimas 24 horas del día, Petróleos Mexicanos reactivó los trabajos del “Campo Sen”, en donde pretende perforar 17 nuevos yacimientos ubicados en los ejidos de Oxiacaque, Tecoluta y Olcuatitán, precisamente, donde viven las personas que con anterioridad la empresa productiva del estado (Pemex) los ha hecho a un lado con sus indemnizaciones.

Compañías como Halliburton entran y salen a su entero gusto, mientas que sindicatos apostados en la entrada al Campo Sen se pelean la mano de obra como obreros, pero son muy pocos los que reciben una oportunidad.

Los bloqueos ocurridos de manera intermitente se pretende alargarlos a algo más serio para que la empresa pague lo que debe; no obstante, de forma confiada, Pemex, indiferente, continúa metiendo más maquinaria al Campo.

Mientras tanto, líderes que luchan por el pago de daños a las explosiones del pozo “Terra 123” se siguen reuniendo para una manifestación de gran magnitud.

Las máquinas se comen la tierra 

A casi seis años de la explosión del Pozo Terra 123, habitantes de los pueblos indígenas que sufrieron los daños ocasionados por esa catástrofe, aún siguen a la espera que Pemex reconozca los daños y cumpla con minutas en donde se comprometía a resarcir los daños, pero que hasta ahora nada se vislumbra.

Mario Sánchez Rodríguez, delegado de la ranchería Isla Guadalupe, declaró que la empresa no ha cumplido sus minutas, dejando todo a la espera, prolongando la agonía de quienes realmente sufrieron los 56 días de intensas vibraciones telúricas, ocasionando daños a sus humildes viviendas, casas que son el único patrimonio de la familia.

Sánchez Rodríguez señaló: “Pemex nos ignora, no hace caso a nuestras peticiones, llegamos a sus oficinas y nos cierran las puertas, pero ésto ya está llegando a una situación crítica, solamente estamos dejando pasar el mes de mayo y nosotros cerraremos de manera definitiva los accesos a los pozos petroleros”.

Numeralia:

2,500
VIVIENDAS están afectadas en Oxiacaque.

450
VIVIENDAS sufrieron daños por vibraciones.

360
CASAS DEL sitio han sido afectadas.

1,300
HABITACIONES hay bretadas en Isla Guadalupe.