domingo, 25 octubre, 2020
Home / REPORTAJES / Más del 30% de purificadoras de agua son ‘patito’

Más del 30% de purificadoras de agua son ‘patito’

 

POR FLOR GARCÍA MORALES

@FlorGarciaMora1

Consumir agua en garrafón no siempre es garantía de purificación, y durante los últimos dos años en Tabasco, según datos de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), el número de purificadoras irregulares ha incrementado en por lo menos un 30 por ciento, poniendo en riesgo la salud de los consumidores.

El negocio de la venta de agua purificada se ha vuelto un asunto de moda y hay quienes optan por emprender, sin contar con la infraestructura y medidas indicadas por la ley para ofrecer productos de calidad.

Según datos de la Secretaría de Salud (SS), en el estado hay 562 establecimientos registrados, de los cuales 503 son plantas purificadoras de agua, 15 elaboradoras de hielo purificado (10 se dedican a la fabricación de hielo en cubos y 5 en barras), además de 44 máquinas automáticas, conocidas como rellenadoras, las cuales cuentan con su respectivo aviso de funcionamiento.

Gilberto Peláez Pérez, ex presidente de la Canaco Villahermosa y empresario de dicho giro, señaló que muchas plantas operan sin un registro y control de la SS, generando importantes ganancias ya que algunos ofrecen el líquido hasta en 10 pesos el garrafón de 20 litros, mientras que en las empresas formales va de los 20 hasta 28 pesos.

Castigo a 14 establecimientos

Tan solo en lo que va de este año, la SS ha suspendido a 14 purificadoras de agua que operaban de manera irregular, al no cumplir con los requerimientos de  la ley de sanidad.

En este sentido la SS, al ser responsable del control y el cumplimiento de las normas sanitarias, cuenta con un programa permanente de vigilancia de plantas purificadoras de agua y hielo, esto a través de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios.

El Jefe del departamento de Productos y Servicio de La Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios, Roger Alberto Vázquez López, explicó que en la norma hay parámetros microbiológicos y físico- químicos con los cuales deben cumplir los establecimientos que se dedican a la producción y venta de agua purificada, hielo en cubo y/o en barra, por lo que la secretaría cuenta con un programa permanente con el cual vigila que se cumpla con los estándares de calidad requeridos por la ley.

La secretaría realiza durante todo el año, cada mes, el programa de toma de muestras de agua y hielo, para el análisis microbiológico en el Laboratorio de Salud Pública del Estado.

 

Fabricación de hielo

Además del agua purificada, la Secretaria de Salud también vigila la calidad del hielo que se consume en aguas frescas, así como para el enfriamiento de bebidas embotelladas o alimentos.

Manuel Gil Cuellar, gerente general de CAAGIMAR, hielo y agua de alta purificación, señaló que durante esta temporada de calor, la producción y venta repunta en al menos un 40 por ciento, ya que, tan sólo la empresa a su cargo, produce en estas fechas 700 barras diarias de hielo, en tanto que en bolsa en cubo entrega unas 15 toneladas diarias, las cuales se distribuyen en restaurantes, tiendas de conveniencia, hoteles, mercados, pescadores, entre otros.

La empresa fundada hace 40 años por Carlos Alberto Gil Marín, cuenta con la certificación de hielo en cubo y en barra con agua purificada, “cumplimos con las normatividades de la Secretaría de Salud que una vez al mes vienen a realizar el examen bacteriológico de todo el producto que vendemos, independientemente de ello, nosotros cada semana, con laboratorios autorizados, mandamos checar nuestro producto para asegurarnos que no estén contaminadas las barras, ni las bolsas”, subrayó.