lunes, 22 octubre, 2018
Home / NACIONAL / Máxima alerta en 12 municipios de Colombia y miles de evacuados por temor a la ruptura de una represa
La hidroeléctrica Ituango, en construcción sobre el río Cauca, amenaza con ceder por un temporal que no cesa y una serie de errores técnicos. Videos en redes sociales revelaron impresionantes derrumbes de varios sectores de la muralla

Máxima alerta en 12 municipios de Colombia y miles de evacuados por temor a la ruptura de una represa

Doce municipios del noroeste y norte de Colombia se mantenían este jueves en máxima alerta ante el temor de una ruptura de la represa en un ambicioso proyecto eléctrico en construcción llamado Hidroituango, que amenaza con una tragedia de grandes proporciones.

Según la agencia de noticias ANSA, se desató una crisis en la obra por una serie de inconvenientes técnicos por el taponamiento de los túneles que permitían el paso de las aguas del caudaloso río Cauca y un temporal de lluvias que no cesa.

La situación obligó a los constructores a habilitar una vía de escape de las aguas por el cuarto donde se instalarían las turbinas, pero también se taponó. Desesperados, decidieron habilitar en la víspera un túnel vehicular en la parte baja de la estructura.

Como si aquello fuera poco, el caudal de aguas represadas empezó a filtrarse por una parte del muro, de allí la amenaza de derrumbe de la presa, que hace parte de un proyecto energético previsto para operar desde el próximo año y que en su máximo esplendor produciría fluido eléctrico para atender 8 millones de hogares.

El hecho obligó al gobierno a establecer una “alerta de evacuación preventiva” en 12 municipios de cuatro departamentos ante la posibilidad real del rompimiento de la presa y la salida de las aguas contenidas, que podrían inundar en cuestión de horas varias de esas poblaciones.

“Nosotros estamos trabajando en forma conjunta con todas las instituciones con el peor de los escenarios que es el rompimiento de la presa”, advirtió este jueves Jorge Londoño, gerente de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), responsable del proyecto. Y dijo que ante la eventualidad de la fractura de la presa el agua allí contenido, que se calculan en unos 17 millones de metros cúbicos, inundaría en su totalidad a las poblaciones de Puerto Valdivia, Cáceres y Nechí.

También cubriría respectivamente el 60% y el 70% de Tarazá y Caucacia, cuya población supera los 100 mil habitantes. Todas las poblaciones antes mencionadas están ubicadas en la parta baja de la obra.

La crisis llevó a EPM a acelerar la construcción de la presa, cuya altura debe llegar a los 225 metros, para contener la cantidad de agua, pero las fuertes lluvias, que se mantendrán durante el fin de semana según pronósticos oficiales, hacen temer que no se cumpla con esta solución.

“La preocupación máxima en este momento es cómo organizarnos ante el rompimiento de la presa, un evento que provocaría una enorme macha de inundación aguas abajo del proyecto”, añadió Londoño.

Hasta el momento no se presentaron víctimas fatales, tan solo resultaron heridos cinco trabajadores de la presa, pero el gobierno en prevención de un desastre evacuó a zonas seguras desde anoche a 4.985 personas de los municipios aledaños a la obra.

La totalidad de las zonas que se verían afectadas alberga a unas 200 mil personas.

Tanto el gobierno como las administraciones del departamento de Antioquia y Medellín, su capital, propietarias de la presa, establecieron un puesto de mando unificado y un monitoreo permanente para estar atentos a cualquier emergencia.