Home / TABASCO / Mercados: Misión Imposible; No pueden con el paquete
Locatarios del mercado público de Comalcalco, temen que gobierno les falle con el proyecto de renovación del inmueble y pasen un calvario similar a los afectados en el mercado Pino Suárez, en Villahermosa.

Mercados: Misión Imposible; No pueden con el paquete

Por Karina Ruiz

Tanto en Centro como en Comalcalco, cumplir a los locatarios de los mercados Pino Suárez y 27 de Octubre, respectivamente, es una promesa difícil de hacer realidad. Aunque Arturo Núñez Jiménez -en calidad de gobernador constitucional de Tabasco- entregó en privado la obra inconclusa del Pino Suárez el 30 de diciembre de 2018, horas antes de que terminara su mandato, ya está por culminar el primer trimestre de 2019, y la magna obra no ha sido abierta al público.

La reconstrucción del Pino Suárez comenzó en febrero de 2017 con un presupuesto de 380 millones de pesos, y con la promesa de entregarlo 18 meses después; sin embargo, se cumplió el plazo y la Secretaría de Ordenamiento Territorial y Obras Públicas (SOTOP) fue postergando la preocupación de los locatarios, que en el provisional bajaron sus ventas y fueron víctimas de asaltos, acontecimientos publicados por Revista Grilla.

En enero de 2017, Luis Armando Priego Ramos, titular de la SOTOP en la administración nuñista anunció que el desmantelamiento y demolición costaría 7 millones de pesos, para levantar en los 28 mil metros cuadrados un centro de abasto, que, según palabras de Arturo Núñez, sería funcional, moderno, y símbolo de la capital tabasqueña; fue compromiso del gobernador perredista.

Se acabó 2017, y las fechas de apertura cambiaron para 2018: 30 de septiembre, 30 de noviembre, 20 de diciembre y finalmente, el domingo 30, a puerta cerrada, Núñez Jiménez develó una placa en presencia del nuevo alcalde de Centro, Evaristo Hernández Cruz, noticia que al día siguiente sorprendió a locatarios y la ciudadanía en general, que pidieron se retirara dicha placa, al considerarla una “burla” por entregar un mercado disfuncional y cuyo presupuesto subió a 430 millones de pesos.

En días recientes, el gobernador Adán Augusto reconoció que la obra fue recibida por el ayuntamiento de Centro, como respuesta, en entrevista radiofónica el alcalde Evaristo Hernández acotó que solo acudió a la develación de una placa “ningún papel nos entregaron”, y que espera que la Secretaría de Obras Públicas del gobierno anterior entregue al gobierno estatal actual; “yo creo que deben entregarla en el mes de abril”, enfatizó el edil.

En el caso de Comalcalco, el calvario apenas inicia; hay desacuerdo de los locatarios por cómo se está manejando el tema de una remodelación o la construcción de un nuevo mercado, proyecto que el anterior trienio, Javier May Rodríguez, presentó un modelo abierto y con espacios para actividades culturales. Los más de 600 comerciantes estuvieron de acuerdo, pero al final, el exalcalde dijo que no hubo recursos.

Ahora, con Lorena Méndez Denis, dicen, no ha habido acercamiento suficiente para desahogar dudas y preocupaciones de quienes ya tienen un patrimonio en el mercado 27 de Octubre, y temen les ocurra lo que en el José María Pino Suárez, en Centro.

En la reunión hecha a principio de año, la alcaldesa incluso se mostró a la defensiva, con la contestación: “Si no quieren, no se va a hacer, pero eso sí, entrada para el mercado no va a haber”. Quienes llevan ya años dependiendo de un comercio ahí piden que si Méndez Denis tiene la intención de ayudarles, que lo haga bien, que escuche al pueblo y lo que la mayoría le pide. “Aunque ella afirma que no tiene necesidad, aquí en el mercado se dice que hay intereses de dinero de por medio; si no de ella, tal vez de otros funcionarios”, han externado a Revista Grilla los propietarios de locales.

Fernando Denis Ávalos, concesionario en el 27 de Octubre, pide que se haga todo conforme a la ley, para que ellos, como trabajadores, tengan una certeza jurídica: “Hasta ahorita no hemos tenido ningún arreglo. Esa es la realidad, se nos planteó un proyecto y hasta ahorita no se ha llevado a efecto ninguna otra reunión, no sabemos qué fecha irán a decirnos, ni dónde nos vamos a reubicar”

Son casi dos hectáreas de superficie, con un estacionamiento para 60 autos; el mercado de Comalcalco está dividido en seis naves, construidas en distintas etapas, las más antiguas, con visibles daños por la falta de mantenimiento y el paso del tiempo, de ya 43 años de antigüedad.

“Cuando nos cambiaron de un día a otro, de la Casa de Cultura a este mercado, tardamos tres años en recuperar la clientela… ¡imagínese si nos mueven por 10 meses! En el proyecto que nos presentaron, va a ser más bien una plaza comercial, es decir, algo cerrado, y a nosotros no nos conviene”, lamenta Manuel Chávez Aparicio, con un taller de bicicletas y venta de refacciones.

“Hace mucha falta un nuevo mercado, pero el proyecto que nos presentó la alcaldesa tiene muchas carencias y está muy inseguro… nos gustaría que el grupo de ingenieros a cargo, viniera a platicar con nosotros para que expongamos las dudas que tenemos, ya que sólo tiene cuatro entradas, está muy encerrado y algunos pasillos los van a matar económicamente porque la gente no va a llegar”, Julio César Acosta, de la Fonda La Poblanita.

Pese a que se insistió para obtener la versión del Ayuntamiento de Comalcalco, específicamente de la presidenta municipal, Lorena Méndez Denis, que presuntamente es la única funcionaria que puede hablar del tema, no hubo respuesta, pasadas varias semanas, y hasta el cierre de la presente edición.