lunes, 28 septiembre, 2020
Home / NACIONAL / México, en su peor nivel de competitividad de la historia: IMD

México, en su peor nivel de competitividad de la historia: IMD

Aun cuando México aprobó grandes reformas estructurales y desde hace años preserva estabilidad en su economía, la corrupción, la falta de transparencia y la inseguridad colocaron al país en la peor posición que ha tenido en su historia en el Ranking de Competitividad 2018, el cual mide el instituto suizo IMD.

De acuerdo con la medición, México ocupó la posición 51 entre 63 naciones, el escalafón más bajo en los 21 años que tiene de aparecer en el estudio.

De acuerdo con el reporte 2018, el país retrocedió en tres de los cuatro factores que se analizan, mientras que en el otro no tuvo cambios.

En el segmento que mide el desarrollo económico, pasó del lugar 30 al 35; en eficiencia gubernamental, del 51 al 54; en eficiencia de negocios del 36 al 48, mientras que infraestructura permaneció en el 55.

Los resultados del ranking de 2018 no le permitieron rebasar a Chile, que se mantuvo como el mejor posicionado de América Latina (lugar 35), aunque se mantuvo por arriba de Perú (54), Argentina (56), Brasil (60), pese a que las tres naciones tuvieron un buen desempeño.

En entrevista, el economista senior del IMD, José Caballero, explicó que el país ocupó el sitio 51 por los problemas estructurales que siguen sin resolver, como la corrupción, la educación y la fuga de cerebros.

Dijo que los retos de la economía mexicana este año son enriquecer el ambiente de negocios a través de una mejorelección de Presidente, con el fin de una mayor eficiencia en la impartición de justicia y de seguridad pública.

Destacó que debe prosperar la regulación con Estados Unidos y otras economías relevantes del mundo, continuar implementando las reformas estructurales en educación y energía, así como incrementar el PIB a tasas de entre 3% y 4%.

Enfoque en transformaciones. Caballero expuso que a pesar de que se realizaron las reformas estructurales en México, las cuales tuvieron impacto económico, la experiencia evidencia que los países más desarrollados se enfocaron en transformaciones institucionales y sociales que dieran crecimiento a largo plazo, y así mejorar el Estado de derecho, reducir la burocracia, subir la eficiencia y tener unos mejores resultados dentro del sistema educativo, principalmente.

“Podemos observar que en México hay un avance económico, pero siguen sin resolverse los problemas estructurales que a la larga lleven a un crecimiento de largo plazo”, expuso el directivo.

Entre los rubros que el país mostró debilidad en el ranking 2018 aparecieron justicia, mordidas y corrupción, burocracia, regulaciones laborales, precios de la gasolina, evasión fiscal, atracción y retención de talentos, principalmente.

Mientras que las fortalezas se registraron en subíndices del déficit presupuestal del gobierno, balance de cuenta corriente, costos de telefonía móvil, captación de turismo, servicios de exportación, desempleo y subsidios gubernamentales.

En este reporte, Estados Unidos escaló del cuarto al primer lugar. En segundo quedó Hong Kong, seguido de Singapur, Países Bajos, Suiza, Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, Noruega, Suecia y Canadá, de acuerdo con la 30 edición del IMD.

Caballero dijo que a pesar de que Estados Unidos regresó al primer lugar, en realidad todavía no se incluyeron los resultados registrados de la administración de Donald Trump, porque aún se tomaron en cuenta resultados del gobierno de Barack Obama y será en el informe de 2019 cuando se reflejen los resultados del nuevo gobierno.