martes, 22 octubre, 2019
Home / REPORTAJES / ‘Nací para destacar’ Nelly  García enseña a través de la experiencia
Se abre camino en la docencia, es profesora de bachillerato, 

‘Nací para destacar’ Nelly  García enseña a través de la experiencia

Por Jacqueline Ravelo

Dicen que la mejor escuela es la vida, y así es el caso de Nelly Bartola García Cahuich, quien nació con debilidad visual y ha debido explotar cada una de sus capacidades para llegar ser maestra del Colegio de Bachilleres de Tabasco (Cobatab) plantel 29 del municipio de Centro.

Aprendió a vivir con la discapacidad, y al darse cuenta que esta era sinónimo de rechazo y discriminación, decidió esforzarse al doble y mentalizarse que personas como ella fueron hechas para destacar.

“Me he encontrado con grandes obstáculos, pero siempre he sacado la fuerza necesaria para salir adelante y vencer esas pruebas; el primero de muchos retos fue aprender a caminar y después, reconocer a las personas por el sonido de su voz”, comparte.

Una desventaja que tuvo como estudiante, fue la falta de infraestructura en las escuelas, así como del personal docente capacitado para guiar alumnos en esas condiciones físicas. Ahora, frente a grupo, apoya a jóvenes con debilidad visual, para facilitar el aprendizaje.

“Tuve muchos obstáculos, al principio a las personas con discapacidad se nos negaba el acceso a las escuelas, y al ingresar, los maestros eran renuentes a realizar adecuaciones escolares, también el rechazo de algunos compañeros”.

“Formo parte de una generación que apenas se está desarrollando, y abriendo camino para poder estudiar; la gente no sabe cómo tratarnos, ni cuál es la forma en que se nos puede apoyar para integrarnos a la vida escolar y laboral, ya que tenemos el mismo derecho que cualquier otra persona”.

Nelly optó por la licenciatura en Educación Especial y ser un apoyo para los maestros que enseñan a alumnos con discapacidades, ya que se especializó en el área visual.

UN RETO MÁS: FALTA DE EMPLEO

Una vez concluidos sus estudios profesionales, la realidad fuera de las aulas la enfrentó con un común para cualquier egresado: el desempleo. “De por sí es difícil conseguir trabajo, para una persona con problemas visuales se complica aún más, sentí frustración y enojo al no tener una oportunidad donde ejercer la profesión que con tantos sacrificios había terminado, pero al pasar el tiempo se me presentó una de esas oportunidades que se dan una sola vez en la vida, y no dudé en aceptarla… que me colocó en este colegio”, dice agradecida.

“Haber sido aceptada en la plantilla docente del Colegio de Bachilleres es un reto, hasta este momento no he tenido ningún problema, pero también para eso estoy aquí, para concientizar a maestros y alumnos sobre el trato que se les debe dar a las personas con discapacidad”.

MÁS CERCANA A LOS ALUMNOS

En el Cobatab 29 hay una alumna de nuevo ingreso y dos jóvenes en quinto semestre con discapacidad visual, con quienes los maestros tenían dificultades para trabajar, pues desconocían las técnicas y el manejo del material didáctico, pero ahora con la maestra García Cahuich frente a ellos, facilita los métodos de enseñanza-aprendizaje.

Finalmente, reconoce y agradece a la persona que la ha motivado para lograr sus  sueños: “Mi mamá siempre me ha apoyado y está muy contenta porque puedo ejercer mi carrera; como en todo, hay dificultades… hay gente que piensa: ‘¡Ay no ve!’, ¿cómo va a trabajar? o ¿cómo le va a hacer para enseñar?’, o simplemente los celos profesionales, pero este es otro reto que tengo que superar a los tantos que ya he pasado, y nada me va a detener”.