lunes, 18 noviembre, 2019
Home / AMLO / Nada detendrá construcción de refinería, afirma AMLO
La refinería no sólo es un asunto de seguridad nacional y soberanía energética, es el “bálsamo” que Tabasco necesita para reactivar su economía y recobrar la paz 

Nada detendrá construcción de refinería, afirma AMLO

Villahermosa, Tabasco. El Gobierno de México recurrirá a la facultad que tiene el Estado mexicano para poner a salvo el interés nacional y revertir cualquier intento de sabotaje legal contra la construcción de la refinería de Dos Bocas en Paraíso, advirtió aquí el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ante el amago de algunos organismos, como el Centro Mexicano del Derecho Ambiental (CEMDA), de presentar amparos con el fin de detener el mega-proyecto industrial, siguiendo una ruta jurídica similar a la que se ha emprendido contra el proyecto del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, que se desarrolla en Santa Lucía, López Obrador sentenció que su administración actuará con legalidad.   

“Lo que quieren es pararnos, que quedemos mal, que no se hagan las obras, que es un sabotaje legal”, alertó, y sostuvo que el recurso que antepondrá el Gobierno de la República será el de “acudir a la facultad que tiene el Estado para poner a salvo el interés nacional”. 

El Presidente de la República aseveró que ningún grupo de intereses creados detendrá el desarrollo del país. 

En su tradicional conferencia de prensa mañanera, efectuada en la sede de la 30 Zona Militar, tras la reunión nacional de su gabinete de seguridad, López Obrador dejó claro que la construcción de la refinería de Dos Bocas representa un asunto de seguridad nacional y de soberanía energética. 

“La refinería va ayudar a que no dependamos de la compra de gasolinas del extranjero; desde hace 40 años no se construía una nueva refinería en el país y así como se cayó la producción petrolera, también se cayó la producción de diésel y de gasolinas y ahora, estamos comprando alrededor de 600 mil barriles diarios de gasolinas”, argumentó.

El Presidente reveló que aunque algunos no les parece bien el proyecto, éste es fundamental no sólo para ser autosuficientes en la producción de gasolinas, diésel y gas, sino para que haya empleos, bienestar, paz y disminuya la incidencia delictiva en un Estado como Tabasco, severamente golpeado por la reciente crisis petrolera. 

Ante el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández e integrantes del gabinete de seguridad federal, Andrés Manuel López Obrador remarcó que la refinería de Dos Bocas es el “bálsamo” que la entidad necesita para reactivar su economía; “es la medicina más eficaz para garantizar la paz y la tranquilidad”, consideró.

‘Más de 3 mil trabajadores en sitio’ 

A su vez, la titular de la Secretaría de Energía (Sener), Rocío Nahle García, recordó que la empresa holandesa Van Oord arrancó desde el pasado 31 de mayo el acondicionamiento del sitio en una superficie de 400 hectáreas, donde estarán las plantas de proceso, y reportó que a la fecha “ya se tiene un avance de la mitad del terreno para empezar con la compactación, el cual estará listo en su totalidad para la primera semana de noviembre”.

La funcionaria federal remarcó la intensidad impuesta al ritmo de los trabajos, toda vez que implica la participación de más de tres mil 028 trabajadores, en dos turnos. 

Toda la mano de obra que trabaja en el trasiego de tierra en volteos y la compactación del suelo de la refinería de Dos Bocas es de origen local, de Paraíso, contratada por tres empresas regionales, destacó la titular de Energía. 

Nahle destacó que además han sido recibidos 45 mil 979 currículum de trabajadores que desean ser contratados en el proyecto de la refinería en Dos Bocas, entre ingenieros, carpinteros, así como otras profesiones y oficios.

Comentó que el pasado 12 de agosto la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), autorizó el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), que le fue formulado por Petróleos Mexicanos, por lo que la refinería cuenta con la totalidad de los permisos para su desarrollo y construcción. 

Añadió que para acelerar el proceso de construcción de las plantas y disminuir el costo de inversión del proyecto, la Secretaría de Energía y Pemex directamente están realizando las actividades de procura de equipos de largo tiempo de fabricación. 

“Son cerca de 80 equipos críticos que se tardan de 18 a 20 meses de construcción; ya estamos prácticamente licitando los grandes equipos, reactores, tanques, en los diferentes patios industriales de todo el mundo; estamos a un 68 por ciento de la contratación”, señaló.

La titular de Sener puntualizó que el desarrollo del proyecto no se ha desfasado ni un solo día y avanza de acuerdo con el programa presentado al presidente López Obrador.