miércoles, 19 junio, 2019
Home / GOBIERNO DE TABASCO / ‘Nadie tiene derecho a fallar’: Adán Augusto López Hernández

‘Nadie tiene derecho a fallar’: Adán Augusto López Hernández

Villahermosa, Tabasco,- La fiesta de la democracia está a todo lo que da en Cárdenas. Son las 10 de la mañana del sábado y tres agrupaciones musicales se turnan para llenar de algarabía el domo instalado en un local, frente al parque central de la cabecera. En lo que llega el invitado principal, hombres y mujeres bailan al son que le tocan La Flor de la Caña y La Perla de la Chontalpa, además de la Banda de Música de la Casa de la Cultura local.

 

El escenario es apoteósico. Se respira el aire del triunfo de delegados y subdelegados municipales que compitieron por 188 representaciones populares y que por el voto mayoritario resultaron electos en la jornada electoral del mes de marzo. Sólo dos siguen en disputa por impugnaciones. Algo menor, especialmente si se toma en cuenta todo el universo de las delegaciones asentadas en este bastión de la izquierda mexicana.

 

Apenas 15 minutos después de la hora pactada, hace su arribo el testigo de honor: el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández. Como ocurre en cualquier punto de la geografía estatal, el mandatario atrae multitudes. Apenas baja de la camioneta que lo transportó al lugar, la gente se arremolina. Los fines son diversos. Desde peticiones, la foto y el abrazo, hasta las buenas vibras y el simple gusto del saludo.    

 

“Hay en el Sureste, un hombre de acción, que a todas las huestes, que a todas las huestes, trajo redención”, retumba en el ambiente. La marimba de La Perla de la Chontalpa repiquetea con fuerza al “Hombre del Sureste”. La canción que retrata al exgobernador Tomás Garrido como un personaje progresista busca imbuir el mismo espíritu al hombre que lidera la Cuarta Transformación en Tabasco.  

 

Entre la muchedumbre, Adán Augusto se abre paso hasta el estrado. La gente le hace valla, pero eso no basta para contener a todos los que quieren acercársele. De guayabera blanca con dos franjas verticales bordadas en tono naranja, y pantalón de mezclilla azul marino, el notario público con licencia atiende afable a todos. Son apenas unos 70 metros entre la puerta del local y el templete, pero le toma casi un cuarto de hora llegar hasta su lugar asignado. No por nada es el invitado especial.

 

La jornada sabatina es benévola. El calor no es sofocante como otros días y lejos de eso se siente en el ambiente un indulgente viento mañanero. Da inicio el evento. Instalado al frente y en el centro de la tarima, el Gobernador toma protesta a los delegados, quienes serán en las colonias, villas y poblados cardenenses los portavoces de la gestión municipal. Entrega nombramientos de forma simbólica y escucha los planteamientos de los interlocutores que le antecedieron. Tras 25 minutos, su turno ha llegado.

 

‘Rescatemos a la UPCH’

 

De entrada, hace un paréntesis para hacer un llamado a los habitantes de Cárdenas y Huimanguillo: “entre todos, tenemos que rescatar a la Universidad Popular de la Chontalpa”, la conocida UPCH.

 

“Tenemos que rescatar a la Universidad Popular de la Chontalpa y se necesita el apoyo no nada más del Gobernador, ni de la comunidad universitaria; se requiere verdaderamente el apoyo de todos, porque lo que ha sucedido con la Universidad Popular de la Chontalpa no debe seguir sucediendo nunca más”, recrimina.

 

Ante el alcalde Armando Beltrán Tenorio, diputados locales y federales, el rector de esa casa de estudios, el biólogo Antonio del Ángel Flores, el jefe del Ejecutivo recuerda que ese proyecto educativo surgió de la visión de Andrés Manuel López Obrador, el tabasqueño que hoy es Presidente de la República.

 

Advierte que ni Cárdenas ni Huimanguillo, que son de donde llegan la mayoría de los estudiantes, merecen que la UPCH se haya convertido en un ‘coto de poder’ de quienes trafican con las calificaciones y el trabajo de los alumnos. Se declara respetuoso de la libertad sindical, pero reprocha que el supuesto sindicalismo sea utilizado para dañar a la universidad.

 

Contundente, López Hernández deja claro que a la universidad no le hará falta apoyo del Gobierno Federal ni del Gobierno Estatal, mucho menos del Gobierno Municipal, pero sentencia que para salvar este proyecto educativo también se necesita del acompañamiento y la solidaridad de los cardenenses.

 

El discurso se prolonga por espacio de 16 minutos. Le describe a los 186 delegados municipales la importancia de su labor y de la necesidad de que actúen con rectitud y cero corrupción. “Tabasco no merece que andemos con hipocresías, propiciando impunidad”, les machaca. Recuerda que desde Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador inició su movimiento democrático y de aquí salió fortalecido el liderazgo que hoy lo tiene en Palacio Nacional.

 

Por todo ese compromiso social, nadie tiene derecho a fallar más, enjuicia. De su parte, refrenda su firme convicción de estar a la altura de las circunstancias y ofrece su más sincera disculpa por los retrasos que ha habido en la llegada de la totalidad de los beneficios programados por el Gobierno de la República para Tabasco.   

 

“Somos humanos, a veces nos equivocamos o hacemos las cosas muy despacio; si nos equivocamos dígannoslo para corregir rumbo y si hacemos despacio las cosas, también; el apoyo del Gobierno Federal va a llegar, no nada más en Sembrando Vida, también en Jóvenes Construyendo el Futuro y Adultos Mayores, donde hay un retraso por las tarjetas, pero debe regularizarse a más tardar en el mes de mayo. Todos los programas federales van a tener especial desarrollo aquí en Tabasco porque ya era hora de que Tabasco fuese el Estado consentido del Presidente de la República”, concluye.

A %d blogueros les gusta esto: