jueves, 18 abril, 2019
Home / LA PORTADA / Obrador al rescate de Tabasco; Cumple su palabra
Presenta el Plan de Refinación, Exploración y Perforación petrolera con el rescate de las seis refinerías existentes y atestigua los primeros pasos para la puesta en marcha en Dos Bocas, que creará unos 10 mil empleos, con una inversión de 150 mil millones de pesos, en tres años.

Obrador al rescate de Tabasco; Cumple su palabra

Por Ignacio Ríos
@NachoRios1

Hombre de palabra, en su primera visita a su tierra natal como Presidente del país, Andrés Manuel López Obrador hizo la presentación del Plan Nacional de Refinación en el puerto de Dos Bocas, Paraíso, y cumplió con su palabra de refrendar la construcción de la refinería en ese puerto, desde donde Tabasco da inicio a su reactivación económica, política y social.

“Vamos a rescatar al sector energético desde Tabasco. Tenemos que rescatar el sector energético porque si seguimos así, vamos a llegar a tener que comprar petróleo al extranjero. Vamos a extraer sólo lo que se necesita para nuestro consumo interno, ya no se va a vender al extranjero”, el mensaje nacional.

López Obrador da así los primeros pasos para cumplir con su palabra de rescatar a la entidad, presa del primer lugar en desempleo nacional, primer lugar en inseguridad y migración por falta de fuentes laborales.

De acuerdo al proyecto, a partir de 2019 comenzará a aplicarse la primera parte de la inversión de los 175 mil millones de pesos, planteada para reactivar a la industria petrolera del país, donde además de la refinería de Dos Bocas, se incluye la rehabilitación de las seis refinerías que ya existen en el país: Tamaulipas, Veracruz, Nuevo León, Guanajuato, Hidalgo y Oaxaca.

Así como incrementar 75 mil millones de pesos adicionales al presupuesto de Pemex para explorar y perforar nuevos pozos

Con la refinería, además, se prevé la reactivación del viejo proyecto de la línea de ferrocarril de Estación Chontalpa, municipio de Huimanguillo, al puerto de Dos Bocas, con extensión de aproximadamente 97 kilómetros, con base en el proyecto integral.

Sin perder su sensibilidad y carisma, López Obrador llegó acompañado del tabasqueño designado director de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropesa; de la secretaria de Energía, Rocío Nahle García, y del presidente de la Comisión de Energía de la Cámara Federal de Diputados, Manuel Rodríguez González.

Ante el aún gobernador Arturo Núñez, el electo Adán Augusto López Hernández, los presidentes municipales de Paraíso, Antonio Alejandro Almeida; Comalcalco, Lorena Méndez Denis; Cunduacán, Nidia Naranjo Cobián; Jalpa de Méndez, Jesús Selván García, otros más y diputados locales, López Obrador trazó la ruta energética a seguir: pasar de 1.8 millones de barriles diarios de crudo en el país a 2.5 millones de extracción, no sin antes reafirmar que la reforma petrolera de Peña Nieto fracasó.

En la víspera, observó que la inversión y la producción que se esperaban ver con los contratos petroleros otorgados durante su antecesor no han ocurrido.

“Lo que queremos, los que recibieron los contratos, es que demuestren que van a invertir y que van a producir petróleo (…) vamos a dar una tregua de tres años para que haya resultados, a partir de resultados vamos a tomar la decisión”

El beneficio para Tabasco

La reactivación tabasqueña, en lo económico, por la inversión de 150 mil millones de pesos en los tres años (tiempo de la construcción), con la creación de miles de fuentes de empleo, prestación de servicios, proveedurías y hospedaje que beneficia a los municipios de Paraíso, Comalcalco, Cunduacán y Jalpa de Méndez.

En lo político porque sin necesidad de firma, como lo hizo su antecesor presidencial, el hoy Jefe de la Nación cumple su compromiso de campaña política de beneficiar a su estado de origen y traer inversión directa y cumplir así con la palabra empeñada.

En lo social, con la creación de 10 mil empleos directos e indirectos en la obra y los alrededores de la construcción que se realiza ya en las 540 hectáreas propiedad de Pemex.

La obra no solo detonará el empleo en la entidad que a raíz de la reforma petrolera de Peña Nieto ocupa la tasa más alta de desocupación en el país, sino también la infraestructura con la construcción de distribuidores viales en Paraíso y en municipios vecinos como Cunduacán y Comalcalco, así como plantas potabilizadoras de agua.

La refinería de Dos Bocas

La obra contempla trabajos de reforestación en localidades cercanas y el rescate del sector ostrícola esto a inicios del 2019. En sus alrededores, una barda perimetral y el relleno de la superficie en los terrenos. Más los estudios de impacto ambiental y mecánica de suelos. Para la obra se espera que sea lanzada la licitación internacional.

Según el presidente López Obrador, la de Dos Bocas, es una refinería para producir 400 mil barriles de gasolinas al día.  De acuerdo al gobernador electo, Adán Augusto López Hernández, dentro de la estrategia del presidente se encuentra, trasladar las áreas de Pemex Gas y Petroquímica Básica; Pemex Exploración y Producción; la Secretaría de Energía y los órganos reguladores a Tabasco.

La reactivación traerá de inicio para Tabasco una inversión de 75 mil millones de pesos que representará 90 por ciento del recurso, por la presencia de pozos que requieren ser incentivados para darles mantenimiento y retomar la producción, aseguró.

Pemex-ORO, a erradicar la corrupción

En un preciso mensaje, en su primer día en el cargo, el director de Petróleos Mexicanos, el tabasqueño Octavio Romero Oropeza dijo a los más de 123 mil trabajadores de la empresa que a partir de esos momentos se iniciaría “una profunda reforma ética y moral dentro de nuestra empresa, encaminada a un objetivo principal: ¡erradicar la corrupción!”.

Sostuvo además que “a partir del primer día de gobierno se detendrá el desmantelamiento que se ha padecido en los últimos años de Pemex: ni una sola desincorporación más, ni una sola monetización, ni una sola privatización más de nuestras instalaciones petroleras.

Durante los últimos años, revela, Petróleos Mexicanos ha vivido momentos muy difíciles derivados fundamentalmente de la falta de inversión: para mantenimiento de sus instalaciones, para ampliación de sus reservas; así como, el incremento, o por lo menos sostenimiento, de su producción, refinación y de la petroquímica.

Ante ello, sostuvo que el nuevo Gobierno de la República, consciente de la relevancia que tiene Petróleos Mexicanos para las finanzas públicas y para garantizar la soberanía nacional, ha anunciado incrementos presupuestales muy importantes para la exploración y el desarrollo de campos nuevos, la rehabilitación y mantenimiento de las otras refinerías, así como la construcción de la nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco.

El objetivo –puntualizó– es lograr la autosuficiencia de México en materia de petrolíferos.

Refinación del petróleo

Una refinería o destilería de petróleo es una plataforma industrial destinada a la refinación del petróleo, que, mediante un proceso adecuado, se obtienen diversos derivados del mismo (Gasoil, querosene, etc.). Para obtener sus productos se usa un método llamado destilación fraccionada la cual consiste en calentar el petróleo a diferentes temperaturas para obtener sus derivados. Cada refinería tiene una economía particular que genera una configuración de plantas instaladas, lo que le da características operativas específicas.