martes, 20 octubre, 2020
Home / NACIONAL / Opera en UNAM célula del Cártel de Tláhuac: PGR
Ubica narcomenudeo a cargo de un grupo de 20 sujetos en las facultades de Ciudad Universitaria

Opera en UNAM célula del Cártel de Tláhuac: PGR

CIUDAD DE MÉXICO (23/JUN/2017).- Camuflados, entre estudiantes de la UNAM, en las facultades y la zona deportiva conocida como “El Frontón”, un grupo de 20 sujetos integran una red de traficantes que distribuyen mariguana, cocaína, cristal, LSD, hachís y tachas, de acuerdo con reportes de la PGR y la procuraduría capitalina. A este grupo de narcomenudistas se le vincula con el cártel de Tláhuac. De unas maletas deportivas sacan “el producto” y empiezan a vender, todo bajo el cobijo del personal de Auxilio UNAM, quienes según un informe federal, fungen como “halcones” de los traficantes en el lugar. Las ganancias que genera la venta de droga superan los 100 mil pesos por día. La Universidad dio a conocer que en los últimos seis meses han sido detenidas 13 personas que se dedicaban a la venta de cocaína y mariguana en CU. Las investigaciones federales y locales que se han realizado en torno a esta actividad identifican a una persona con el mote de “El Micky” como el líder de este grupo. El enervante lo “guardan” en una vivienda de la colonia Santo Domingo, frente a CU, por lo que con facilidad entran y salen del complejo educativo. Hasta ahora se han montado dos operativos para detener a los líderes que no han fructificado, puesto que al sentirse acordonados, usan a otros estudiantes como “escudo” y esos se escudan en la autonomía universitaria e impiden la labor de las autoridades. Al exterior, una vez que se supera el límite de las instalaciones universitarias, se mueven en motonetas, lo que complica su captura, debido a que lo hacen en el momento en el que se da el cambio de turno, que generan gran tránsito en la zona de CU. Esta actividad empezó a incrementarse desde noviembre del año pasado, cuando estudiantes que paseaban por la zona conocida como “Los Bigotes” y El Frontón eran agredidos cuando simplemente caminaban con sus celulares en mano. El propósito era evitar que los grabaran o se documentara la venta de drogas. Cuando se denunciaron los golpes y abusos, personal de Auxilio UNAM hizo caso omiso.