martes, 24 noviembre, 2020
Home / TABASCO / Oportuna ‘MUERTE’ de Amet Ramos Troconis

Oportuna ‘MUERTE’ de Amet Ramos Troconis

LA HERENCIA FAMILIAR (PARTE 2 DE 3)

 

TABASCO.- Las sospechas de la turbiedad con la que se había manejado la administración nuñista en Tabasco, se reavivaron la ma­ñana del 11 de abril del 2019 cuando trascendió la muerte de Amet Ramos Troconis, de 62 años, en la Ciudad de Mé­xico. Supuestamente falleció víctima de un infarto agudo, en la residencia ubicada en Pico de Verapaz 449 T-17, Jardines de la Montaña, en la alcaldía Tlalpan; Miguel Eduardo Rivero Benítez (con quien no tenía parentesco al­guno), se encargó de realizar los trámites legales del dece­so y ordenó la inmediata cre­mación del cuerpo.

Es decir, nadie vio el cadá­ver. Ni tampoco, que se sepa, nadie sabía que Amet tuviera problemas cardiacos.

 

NÉSTOR, AL QUITE

Lo extraordinario fue que la alcaldía Cuauhtémoc, bajo el mando de Néstor Núñez López, expidió el acta de de­función cuando a la demar­cación de Tlalpan –donde ocurrieron los hechos– era a donde correspondía realizar este trámite legal. Se sospe­cha que Néstor Núñez, po­dría estar involucrado en la falsificación de documentos oficiales.

Todos estos datos los apor­ta Rivero Benítez, el “desco­nocido” que solicita el acta de defunción (número 4 mil 728), en la que omite los da­tos del padre del difunto. En cambio, precisa que Ramos Troconis muere a las 03:30 horas de la madrugada y que horas más tarde se cremara.

 

RESPONSABILIDADES

Al concluir el Gobierno de Arturo Núñez –como Gru­po Cantón lo dio a conocer oportunamente–, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado encontró desvíos de recursos por el orden de 3 mil 490 millones 725 mil 089 pesos, que Troconis de­bería aclarar. Caso del que el fiscal superior de Tabasco, Alejandro Álvarez Gonzá­lez, comentó que Troconis no pudo haber actuado solo, sino que tuvo la complicidad de funcionarios menores que firmaron las órdenes de pago y la salida de los recursos.

Y ante la versión de que la muerte de Troconis, además de “oportuna” pudiera ha­ber sido fingida o inventada, Álvarez González indicó que en caso de que sea efectivo el deceso del exfuncionario, eso no implica que quedarán sin castigo quienes hicieron mal uso de los recursos públicos.

“Es una cadena de respon­sabilidades lo que lleva la uti­lización y el ejercicio de los recursos”, dijo.

El diario de esta casa edi­torial, Tabasco Hoy, destacó que en su momento el primo de la esposa de Núñez, había sido cuestionado acerca de las causas de los números ro­jos en las finanzas estatales, que originaron una severa crisis en la entidad tabasque­ña y afectaron a los sectores de Salud, Educativo y de Se­guridad Pública, Fiscalía, UJAT, entre otros organis­mos públicos de la entidad.

Señaló que la Secretaría de Planeación y Finanzas, en­frentaba un proceso ante la Auditoría Superior de la Fe­deración (ASF) que le imputa un quebranto por 117 millo­nes 735 mil pesos, presunta­mente mal ejercidos.

Meses antes, a finales de noviembre de 2018, ante el pleno de sesiones del Con­greso local, en comparecen­cia, Troconis aseguró que el manejo de los recursos pú­blicos se caracterizaba por la austeridad y pagos de deu­das; presumió, incluso, que se había disminuido el pasivo circulante por el orden de los 1 mil 200 millones de pesos heredados de la administra­ción pasada.

Pero el presidente de la Asociación de Provee­dores de Tabasco (PROVETAB), Al­berto Falconi de los Santos, lo desen­mascaró cuando dio a conocer que desde el inicio de la gestión de Núñez, Tro­conis –se pre­sume a ins­tancias de la esposa del gobernador y el disimulo de éste–, comenzó a exigir a todos los proveedores un moche del 30 por ciento del total del adeudo, para poder cobrar los pagos atrasados, de la ad­ministración anterior, presu­puestados ya para el ejercicio vigente.

 

TODOS ROBARON

Tabasco Hoy informó que la PROVETAB, en realidad, sólo revelaba la desmedida mane­ra cómo operaban las áreas de compra del gobierno del estado, beneficiando de ma­nera directa a amigos y com­padres de la esposa de Núñez.

A esta información se sumó el exgobernador Ma­nuel Andrade Díaz, al soste­ner que durante el sexenio de Núñez robaron todos, desde el exgobernador y su esposa hasta los alcaldes; afirmó que las irregularidades no sólo se presentaron en 2018, sino en todo el sexenio, pero que el Órgano Superior de Fiscali­zación, así como la mayoría de legisladores, fueron cóm­plices, al aprobarles, en su momento, las cuentas públi­cas no sólo al Poder Ejecutivo sino también a los 17 ayunta­mientos.

“Esta parece que fue una acción concertada en el go­bierno de Núñez, ahí todos robaron como la pirinola, y no nada más está sustenta­do en las apreciaciones de la cuenta pública que me tocó a mi revisar, sino que tam­bién cuando toma posición el nuevo gobierno se empiezan a encontrar una serie de de­ficiencias en cada dependen­cia y las hacen públicas”, dijo Andrade Díaz .

(Continuará)