jueves, 3 diciembre, 2020
Home / LA ENTREVISTA / ‘Oposición de hoy, sólo defienden intereses personales’

‘Oposición de hoy, sólo defienden intereses personales’

entrevista-segunda

ENTREVISTA: TOMÁS AGUILAR YEDRA, EX DIPUTADO PLURINOMINAL

 

Afiliado al Partido Popular Socialista, fue uno de los cuatro primeros opositores al PRI que “rompieron los candados” de la Cámara de Diputados en 1980; abogado de la UJAT, litigó en el despacho del licenciado Antonio Ocampo Ramírez; fue catedrático de ciencias sociales, derecho y política en diversas escuelas públicas.

 

POR LUIS ENRIQUE MARTÍNEZ

Condiscípulo del actual gobernador Arturo Núñez Jiménez en la desaparecida preparatoria “Manuel Sánchez Mármol” (actualmente es el Plantel Uno del COBATAB), Tomás Aguilar Yedra fue uno de los cuatro primeros opositores al PRI que “rompieron los candados” de la Cámara de Diputados en 1980.

Junto a Román Ramírez Contreras, Adner Pérez De la Cruz y Tomás Ramírez Jiménez, a la sazón, los primeros diputados plurinominales producto de la reforma electoral de 1977, Aguilar Yedra, a los 50 años, compartió roles con los 17 diputados del PRI que lidereaba el actual secretario de Educación, Víctor Manuel López Cruz  en la Legislatura 50.

Para revivir ese pasaje de su vida personal e histórico para Tabasco, acudió el martes 22 al recinto legislativo. La visita fue decepcionante: no encontró la placa de bronce que estaba empotrada en el muro izquierdo del auditorio donde aparecían los nombres de los 21 diputados que inauguraron la pluralidad política en la entidad.

Aunque a los 86 años se desplaza como quiere y platica con lucidez, las  emociones fuertes lo quiebran. Eso le ocurrió también con el desdén del diputado del PRI Adrián Hernández Balboa, quien fue su alumno en el CBTIS 32: “Discúlpeme  pero ya están hablando”, fue la excusa para desembarazarse del llamado a gritos del visitante.

“Son diputados de la burguesía. Defienden el capital y andan buscando posiciones personales”, opina con la voz cascada, a punto los ojos azules de bañarse en lágrimas, mientras en el pleno se confirmaba la adhesión de cinco diputados que representaban al PRI, Morena o al PAN, y un tiempo fueron independientes, a la bancada del PRD.

Aguilar Yedra egresó como abogado de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco con la tesis “Reforma constitucional en materia electoral”. Algún tiempo, litigó en el despacho del licenciado Antonio Ocampo Ramírez. Fue catedrático de ciencias sociales, derecho y política en diversas escuelas públicas. En medio de tales actividades, se afilió al Partido Popular Socialista. Así llegó a la Cámara de Diputados en 1980.

No les querían pagar

El rostro compungido recupera un dejo de alegría cuando se le inquiere sobre el monto de la dieta que percibía en el periodo 1980-1982: “Al principio ni nos querían pagar, ni darnos cubículo, ni nada”, expone, sonriente, al comparar que con los 10 mil pesos que recibía, ganaba más como maestro y como radio operador de la Dirección de Comunicaciones y Transportes de la Armada y como telegrafista.

“Ganaba yo más que los diez mil pesos pero ellos se pagaban 25, 50 mil pesos o más”, refiere.

Se le quiebra la voz, incluso llora cuando asegura que “hay mucha diferencia” entre la oposición que representó en el Congreso estatal a la actual del PRI, PVEM, Morena, PAN, PT y PMC: “Junto con el PRD, sólo defienden intereses personales”, deplora al tiempo que, angustiado, cuestiona que “hoy nadie” quiere hablar de la revolución mexicana, ni del “nacionalismo revolucionario”.

Durante el periodo constitucional de la Legislatura 50, la fracción del desaparecido partido PPS promovió la creación de la Gran Comisión –antecedente de la Junta de Coordinación Política– y también la Ley de Seguridad Social que creó el ISSET y, asimismo, propuso que las sesiones fueran públicas no privadas.

“Antes los diputados eran alcahuetes del gobierno. Iban a pedir chiche al secretario General de Gobierno, y muchas veces los regañaba”, reseña. Recuerda también que muchas veces habló con el gobernador Leandro Rovirosa Wade: “A veces me molestaba y le hablaba golpeado. Yo decía: ‘Si somos diputados por qué vamos a venir doblando el espinazo’. Y, entonces, le hablaba con energía”.

El haber estudiado la preparatoria con Núñez Jiménez, lleva a Aguilar Yedra a recordar que en algún momento, le comentó que el PPS lo quería apoyar para que fuera gobernador. La respuesta devuelve el júbilo al rostro del entrevistado: “Si pero cambia de camiseta”.

La misma propuesta apareció en el 2000 a través de un familiar del actual mandatario. Y éste tampoco aceptó el apoyo.

— Usted dice que el gobernador Rovirosa Wade fue positivo. ¿Qué opina de su nieto Gerardo Gaudiano Rovirosa?– se le pregunta.

— Son otras condiciones que está viviendo él. También tiene otra formación, otra educación; no olvidemos que es de la burguesía, también (risas).

La visita fue decepcionante: no encontró la placa de bronce que estaba empotrada en el muro izquierdo del auditorio donde aparecían los nombres de los 21 diputados que inauguraron la pluralidad política en la entidad.

Durante el periodo constitucional de la Legislatura 50, la fracción del desaparecido partido PPS promovió la creación de la Gran Comisión –antecedente de la Junta de Coordinación Política– y también la Ley de Seguridad Social que creó el ISSET.