lunes, 20 mayo, 2019
Home / LA PORTADA / Oropeza limpia Pemex
El segundo en Pemex Exploración y Producción asignó contrato de 416 millones de dólares a favor de una filial de la empresa Protexa, para la cual laboró; fue impuesto por el cesado director de PEP, Miguel Ángel Lozada Aguilar y dos funcionarios más involucrados en la Estafa Maestra.

Oropeza limpia Pemex

Por Ignacio Ríos
@NachoRios1

Por Instrucciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, el director de Petróleos Mexicanos, Octavio Romero Oropeza, ya inició la limpia en Pemex. Ya van tres. Y un caso más aflora en PEP (Explotación), con sede aún en Tabasco.

Mientras la lucha “huachicolera” es de arriba hacia abajo; en Pemex Exploración y Producción (PEP) los de abajo y mediano rango observan y confirman que los de arriba “conservan privilegios, no se meten en la austeridad” y aprovechan ese entretenimiento para escalar posiciones y distribuir contratos multimillonarios pese a “conflictos de intereses, violación escalafonaria y un antecedente de ´traición´ al candidato presidencial ganador: Andrés Manuel López Obrador.

En uno de los casos concretos del nuevo boom en materia de producción, se vincula a René Carlos Puerto Rovira, extrabajador de Protexa, a la asignación de una licitación superior a los 416 millones de dólares (unos 8 mil 300 millones de pesos) a Permaducto, compañía filial de la empresa Protexa de los hermanos Humberto, Fernando y Rodrigo Lobo para la cual laboró. Esa licitación fue compartida con la empresa Ceasa.

Permaducto es una planta del grupo Protexa, las 15 hectáreas se ubican al margen derecho del río Coatzacoalcos y colinda al norte con Villa Allende, Veracruz. Su historia, de acuerdo al portal de internet: En la década de los setenta y principios de los ochenta, se establece la primera planta en Estación Chontalpa, Municipio de Huimanguillo, Tabasco. A finales de los setenta se establece una planta en Coatzacoalcos, Veracruz, con el objeto de atender a la incipiente región marina de Pemex.

De acuerdo a su página web, a partir de la década de los ochenta se operó con una planta de recubrimiento anticorrosivo y lastrado portátil “que nos permitió dar servicio a diversos proyectos en la región”, como fueron Cárdenas y Macuspana en Tabasco, y Macaya en Veracruz.

El hoy funcionario petrolero, posa para la cámara, orgulloso arriba de una plataforma petrolera con el uniforme de la empresa Protexa, su segunda casa.

Cae su protector; Rovira sube y agandalla

Puerto Rovira (que pidió “licencia” en Pemex en 2017 con escalafón 41, regresó en enero de 2019 con grado 48) de la mano de Miguel Ángel Lozada Aguilar, el director de Pemex Exploración y Producción cesado hace unos días junto a Héctor Salgado Castro y Luis Galván Castro, por la Estafa Maestra, donde se involucran a dos de las cinco universidades y tecnológicos de Tabasco: la UPCH y el Instituto Tecnológico de Comalcalco.

Ya cayó Lozada Aguilar. Romero Oropesa cumplió la palabra presidencial. Ahora surge el caso Puerto Rovira, apenas “ascendido” el pasado 14 de enero (de acuerdo a documento en poder de Grilla), donde ya “hace” de las suyas. La palabra presidencial es cero corrupción y tráfico de influencias, incluyendo casos en los que se deben desistir por conflictos de intereses.

En el caso Lozada, Octavio Romero Oropeza, en la dirección general de Pemex, actuó con mano firme. Ahora hay un nuevo escándalo, un arrastre de corrupción, de primero ilegal (sustentado) nombramiento como subdirector de Explotación de PEP por la elevación de escalafón fuera de la normatividad establecida a favor René Carlos Puerto Rovira.

Carlos Puerto Rovira es uno de los “financiadores” del candidato presidencial de la alianza PAN-PRD (en las elecciones del pasado primero de julio), su abanderado, Ricardo Anaya Cortés y para la gubernatura en Tabasco, Gerardo Gaudiano Rovirosa. Ambos enfrentaron a los candidatos presidencial y a la gubernatura de Morena, Andrés Manuel López Obrador y Adán Augusto López Hernández.

En medio de una renovación de fondo, forma y personas, engrandecida con el Plan de Refinación, Producción de Hidrocarburos y Combate al robo del recurso nacional, Petróleos Mexicanos parece ser un ente, una presa a depredar, “un camellón chontal” muy grande que “atravesar”.

Al menos han caído tres por “hechos comprobados”. Pero no se puede descartar que la “cartera”, de la “paraestatal”, esté infiltrada. Copada.

Este es el caso de la asignación del contrato ingeniería, procura y construcción de unidades de infraestructura marina a instalarse en la sonda de Campeche, en el denominado ‘Paquete A’ que consta de siete plataformas y ocho ductos, donde se involucra a René Carlos Rovira por los ya citados 8 mil 300 millones de pesos.

De acuerdo a los informes generales, en esa licitación, participaron cuatro consorcios y ganó el de Permaducto, asociado con Ceasa.

Según la información dentro de la paraestatal y los documentos de licitación, entre los “perdedores”, que quedaron en el camino figuran las empresas “Micoperi” de Fabio Bartiloti; “Avanzia” de Francisco Gil Díaz y “Diavaz”, de Luis Vázquez.

Y aquí es donde los contratistas y el mismo personal de Pemex, exhiben que en la “licitación” existió conflicto de intereses, por ser Rovira ¡exempleado de Protexa!

El Cártel de Pemex aprovecha cualquier descuido o espacio libre, maniobra a sus anchas y mientras se lucha contra el robo de combustible y el huachicol y la Secretaría de la Función Pública ya dio de baja a los tres primeros indiciados en malversación de recursos, las pruebas están a la vista- Su registro se encuentra comprobado como (ex)empleado de Grupo Protexa.

Hoy Puerto Rovira despacha en el piso 16 de la Torre Empresarial, en Paseo Tabasco, frente al Musevi en Villahermosa, Tabasco; apunta en un momento a sustituir al propio Lozada Aguilar y ya lanzó los primeros contratos por más de mil 300 millones de dólares.

El historial de un traidor

René Carlos Puerto Rovira es licenciado en Economía, con ficha No.336307 nuevo subdirector de Servicios a la Explotación:

Entre sus propiedades se identifican residencia en la calle Flamboyanes 44 esquina Cocoyol colonia Miami, una de las zonas más exclusivas de Ciudad del Carmen, Campeche; otra casa ubicada en la calle 59 #161 entre Avenida Eugenio Echeverría Castellot y calle 55; además de casas, bodegas y edificios en renta.

Año 2004:

Asignado a un nivel 35, como supervisor de Licitaciones Área de Contratación de Recursos Materiales en la Gerencia de Administracion (GAF) de la Región Marina Noereste (RMNE). De aquí fue promovido y apoyado por su papá René Carlos Zapata exsubgerente de Diseño de Explotación, y Juan Sánchez Rivera para ascender al Nivel 39 en la Nueva Microestructura en octubre de 2004 en la Unidad de Planeación y Evaluación (UPyE) en la exsubdirección de la Coordinación de Servicios Marinos (SCSM).

2012:

Firma con apoyo del Ingeniero Juan Sánchez Rivera y el exsubdirector Mario Ávila Lizárraga, con nivel 41 en la Nueva Microestructura cuando pasa de ser una Unidad de Planeación y Evaluación (UPyE) a Gerencia de Programación y Evaluación (GPE) en la exsubdirección de Mantenimiento y Logística (SML).

2017:

A inicios de 2017 pide permiso en Pemex para irse a trabajar en la Empresa Protexa de la familia Lobo en Monterrey como gerente de Administración y Finanzas (GAF), ligada a Barcos que le trabajan directamente a Petróleos Mexicanos. Los motivos que originaron su separación con Pemex, fue la problemática personal presentada con el exsubdirector de Mantenimiento y Confiabilidad, el ingeniero Octavio Barrera Torres, argumentando que regresaría a Pemex hasta que Barrera Torres ya no estuviera. Al exsubdirector le fue rescindido su contrato en Pemex por malos manejos de corrupción y extorsión el 4 de enero de 2019.

2019:

El 10 de enero de 2019 fue presentado y nombrado oficialmente en Pemex como nuevo responsable de la Subdirección de Servicios a la Explotación, área anteriormente a cargo del Ingeniero Rodrigo Hernández, la cual será la responsable de licitar todos los contratos que se requieran generar en todas las áreas en PEP, ya que desaparecerán las Coordinaciones de Gestión de Recursos en las Gerencias y Activos Integrales de Producción de todas las Subdirecciones de Servicios y Producción.

Él llega subiendo de manera intempestiva de Nivel 41 a 48, dejando fuera la normatividad vigente, nuevamente así como ascendió de Nivel 35 al 39, aplicada normalmente a cualquier trabajador de Pemex donde no puede ascender más de dos niveles con base en las Políticas actuales de Contratación para el personal de confianza en Petróleos Mexicanos, y donde las áreas de Recursos Humanos nunca han aplicado correctamente las Leyes, Normatividad y Reglamento de Recursos Humanos de manera uniforme a todo el personal de confianza de dicha empresa.

Se conoce que las personas que lo apoyaron para regresar de nuevo a Pemex y con ese nombramiento fue la familia Lobo, dueños de la empresa Protexa, para ser beneficiados directamente con la gran cantidad de contratos que tendrán que venir de la mano del nuevo extrabajador de Protexa ahora amo y señor de los todos las licitaciones y contratación de los diversos contratos, principalmente obras y proyectos con embarcaciones, que interesan más a la familia Lobo.

Lo prometido fue deuda por el licenciado René Carlos Puerto Rovira, sí regresó a Pemex como lo predijo, pero regresó con Nivel 48 de Subdirector como un Gran Premio por haber dado toda la información necesaria a la nueva administración de Pemex para rescindir al Ingeniero Octavio Barrera Torres.

Esta persona ha sido un activista permanente del PAN de toda la vida, una persona que ya se ha expresado públicamente ser anti AMLO y anti PRD, en su momento, y actualmente anti Morena, pero no solo con estos hechos donde organizó en su casa campañas contra Andrés Manuel López Obrador, todo este tiempo de campaña Política de AMLO donde lo llamaba “loco”.

De acuerdo a versiones, desde que inició en Pemex ha sido una persona que se ha dedicado a ser agiotista, ofertando fuertes cantidades a diferentes clientes dentro y fuera de Ciudad del Carmen, Campeche.

Amén de que se le liga en caso de dupping (tranzas) en contratos outsourcing con Óscar Suárez de la empresa DM Ingenieros, y otros más en la Gerencia de Administración y Finanzas de la Región Marina Noreste. Se vinculó registro personal en ese entonces en la Cámara Empresarial de Ciudad del Carmen.

“Pidan perdón y retírense”

El presidente Andrés Manuel López Obrador, escuchó de viva voz de secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval- e inmediatamente se produjo el cese del director de PEP, Miguel Ángel Lozada Aguilar y sus colaboradores Héctor Salvador Salgado Castro y Luis Galván Arcos.

Se confirma que los tres servidores públicos fueron señalados en la investigación conocida como la Estafa Maestra, el ingeniero Miguel Ángel Lozada Aguilar, entre 2013 y 2014 administrador del activo de producción Cantarell, nombrado director de Pemex Producción y Exploración; el ingeniero Héctor Salvador Salgado Castro, en 2013 y 2014, gerente del Proyecto de Desarrollo Ayatsil-Tekel y nombrado subdirector y coordinador operativo y comercial de Pemex Producción y Exploración, y el contador público Luis Galván Arcos, entre 2013 y 2014 gerente de suministros y servicios administrativos de regiones marinas y actual gerente de operación y control financiero de procesos industriales y logística, participaron como firmantes responsables no solo de seis, sino de 25 convenios de Pemex con instituciones públicas de educación superior durante el periodo de 2012 y 2018.

El convenio específico para la prestación de servicios que celebró PEP por medio del ingeniero Lozada Aguilar con la Universidad Popular de la Chontalpa tuvo por objeto realizar servicios de asistencia técnica en materia de producción y perforación de pozos para la Subdirección de Producción Región Marina Noreste y por lo mismo revisamos tres cajas con 15 tomos que constan de ocho mil 825 fojas para analizar las órdenes de servicio, mediante las cuales se materializaron los conceptos específicos requeridos por Pemex Exploración y Producción para fijar los alcances, términos y condiciones de para el desarrollo de los trabajos.

Como está establecido también en la investigación, el monto máximo que Pemex estaba autorizado a ejercer era de 140 millones de pesos y el mínimo de 91 millones 956 mil 885 pesos en un plazo de ejecución de mil tres días durante el periodo comprendido entre el 3 de abril de 2012 y el 31 de diciembre de 2014.

El costo real de este contrato, sin embargo, rebasó el límite permitido y equivalió a un total de 145 millones 841 mil 041 pesos.

Se comprobó también -por la Auditoría Superior de la Federación- que esta Universidad Popular de Chontalpa no contaba con capacidad técnica, material y humana para prestar los servicios establecidos en el convenio y, precisamente, por ello procedió a subcontratar a terceros quienes a su vez tampoco contaban con la capacidad técnica requerida y también contrataron o subcontrataron otros servicios.

El convenio de prestación de servicios que celebró Pemex Exploración y Producción por medio del ingeniero Salgado Castro con el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco tuvo por objeto genérico realizar servicios técnicos especializados para los proyectos de desarrollo de campos de exploración y producción.

También se estableció un monto máximo de 80 millones y un monto mínimo de 32 millones para un periodo comprendido entre el 22 de abril al 17 de diciembre, todo en 2013.

Sin embargo, el costo real de este convenio también rebasó el límite máximo y equivalió a un total de 99 millones 935 mil 551 pesos pagados en 20 órdenes de servicios.

Este segundo convenio quedó expresamente pactado, en este segundo…

En este segundo convenio quedó expresamente pactado que el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco contaba con la capacidad legal y técnica suficiente para proporcionar estos servicios genéricos y se comprometió a no subcontratar los mismos por parte de esta institución.

Sin embargo, para cumplir con los objetivos el Instituto Tecnológico Superior de Comalcalco subcontrató a diversas empresas con las que celebró contratos para estos convenios suscritos con Pemex Exploración y Producción, y el porcentaje global de la subcontratación realizada correspondió al 93 por ciento de los servicios.

La violación a la cláusula correspondiente a la subcontratación era una causal de recisión de los convenios, el firmante responsable del convenio referido por parte de Pemex Exploración y Producción abdicó el ejercicio de estos derechos estipulados en los contratos.

Adicionalmente, se observó que los cheques emitidos por cuatro empresas subcontratadas fueron cobrados por una misma persona física sin que se acreditara cuál era la participación dentro de estas mismas empresas. A uno de los subcontratados no les fue posible localizarlo en el domicilio manifestado, entre otras muchas irregularidades.

Este modus operandi de convenios celebrados al amparo del artículo primero de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, dispersaba los recursos recibidos a través de subcontrataciones, de las subcontrataciones más allá de los límites establecidos