sábado, 5 diciembre, 2020
Home / TABASCO / Participa Adán Augusto en la Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó el acto donde presentó el decálogo de puntos fundamentales para combatir la violencia en el país

Participa Adán Augusto en la Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública

Ciudad de México, 18 de diciembre 2019.- En atención al llamado de unidad nacional y trabajo conjunto entre los tres niveles de gobierno, convocado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para garantizar la paz y la tranquilidad de los mexicanos, el gobernador Adán Augusto López Hernández participó este día en la XLV Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública en Palacio Nacional.

Junto a sus homólogos de los estados del país, López Hernández recibió el reconocimiento del Ejecutivo Federal, por el trabajo realizado este año en materia de seguridad, con el exhorto respetuoso a no bajar la guardia y mantener un trabajo permanente a favor de todos los mexicanos.

“Vamos avanzando en el terreno de lo económico, en lo social, en lo político. Son muy malas las comparaciones, odiosas, pero sí podemos decir que hay en nuestro país gobernabilidad gracias al esfuerzo de todos, del apoyo de todos”, apuntó López Obrador. 

En la sesión, el mandatario nacional presentó un decálogo de puntos fundamentales para enfrentar el flagelo de la violencia en todo el territorio nacional con la participación de las autoridades de todos los estados.

“Estamos doblemente obligados a trabajar de manera conjunta. Yo sí creo que es importante, independiente de si se firma o no se firma, si se suscribe o no un documento, creo que sí debemos de hacer el compromiso todos de trabajar juntos. Son momentos de unidad nacional”, subrayó. 

Decálogo:

  1. No permitir la corrupción de las instituciones de seguridad pública. 
  2. Marcar con claridad la frontera entre autoridades y delincuencia para evitar complicidades en los niveles federal, estatal y municipal. 
  3. Trabajar de manera coordinada, compartir información, tomar decisiones conjuntas y sumar esfuerzos. 
  4. Atender el déficit de policías y mejorar su desempeño; invertir en capacitación. 
  5. Garantizar los derechos humanos. Nada de tortura, desapariciones y masacres.
  6. No olvidar las causas que originan la inseguridad y la violencia; procurar el bienestar material y del alma, así como atender a los jóvenes con oportunidades. Erradicar las adicciones a las drogas.
  7. Atención directa y diaria por parte de las autoridades de los más altos rangos al problema de la inseguridad y la violencia, sin delegarlo.
  8. Fortalecimiento de la Guardia Nacional. Hasta ahora son 70 mil elementos de 140 mil necesarios con presencia en 150 coordinaciones territoriales de 266. 
  9. Mejorar las condiciones sociales y las prestaciones de todos los trabajadores de la seguridad pública.
  10. Celebrar y alentar las iniciativas de renovación de organismos autónomos, como la Fiscalía General de la República y la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ha hecho recientemente una autocrítica para mejorar su funcionamiento con miras a la rectitud y el recto proceder.