viernes, 30 octubre, 2020
Home / NACIONAL / Pejelagarto: Héroe en Illinois
Es un gran aliado para los amantes de la pesca deportiva ya que se alimenta de la carpa asiática, un intruso en esta actividad.

Pejelagarto: Héroe en Illinois

 

 

Redacción

 

Ícono de la gastronomía tabasqueña, el pejelagarto se reproduce en ríos y pantanos, aunque principalmente se le puede encontrar en lagunas, pero también  llegó por el Golfo de México hasta Illinois, temido por pescadores que detuvieron su reproducción, el pejelagarto ha sobrevivido en el río Mississippi y es ahora una especie valiosa para combatir al pez carpa asiático, que se ha propagado y afecta la pesca deportiva en la región al privar de alimentación a otras especies nativas.

 

Especialistas suponen que el pez con cabeza de lagarto es el único que puede comer al pez carpa, el cual llega a medir más de un metro de longitud y pesar hasta 45 kilogramos, por ello Se ha puesto en marcha una campaña para llevar al pejelagarto a los ríos de Illinois a Tennessee.

 

Allyse Ferrara, experta en esta especie de la Nicholls State University de Louisiana, señala que los indígenas llegaron a usar las escamas del pejelagarto en los extremos de sus flechas y los primeros colonos cubrían las hojas de sus arados con la piel y escamas, puesto que son muy resistentes.

 

“Debido a la creencia equivocada de que acababan con otros peces, dio paso a campañas de exterminación en el siglo pasado. A menudo se les disparó o se los mató con dinamita”. Comentó la doctora, quien en 2013 publicó, junto a otros especialistas, un estudio comparativo de los peces de la región meridional de México, editado por la División Académica Multidisciplinaria de los Ríos de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT).

 

“Se hicieron cosas horribles con este pez”, dijo, agregando que en la actualidad las empresas de pesca deportiva apelan al pejelagarto para combatir otras especias más problemáticas, como el pez carpa. “Pasa algo parecido que con los lobos: no comprendíamos el papel que desempeñaban en el ecosistema”.

 

Hay quienes piensan que el pejelagarto podrá combatir al pez carpa una vez que se haya establecido, pero para ello es necesario eliminar las barreras a su reproducción. El pez carpa asiático se reproduce rápidamente, pero el pez lagarto crece a alta velocidad; ejemplares de éste último criados en un lago de Illinois desde hace seis años miden ya más de 1.20 metros.

Quinton Phelps, ecólogo de Missouri, dice que una forma  de controlar el pez carpa es evitando que crezca y se pueda reproducir. Es allí que el pejelagarto hace su aportación al ecosistema, marcando la diferencia. “Podría resultar un arma muy buena, pero por ahora todo es una suposición”, dijo.