viernes, 23 octubre, 2020
Home / OPINION / Políticos chocos, de mecha corta

Políticos chocos, de mecha corta

 

Por Jorge Cantón Zetina
Director General
TW @jorgecantonz

¿Qué le pasa a los políticos tabasqueños -en su mayoría- que estallan ante las críticas y señalamientos de los medios de comunicación? ¿Por qué ese afán convenenciero y falso de guardar los misiles que usaron cuando eran opositores y llegan a conquistar el poder? ¿Acaso ignoran que como funcionarios públicos y representantes populares están expuestos al juicio de los ciudadanos? Es difícil incursionar en la política cuando se tiene la mecha corta. El pueblo no tolera a los políticos explosivos, intolerantes, de piel delgada.

Esa ha sido la actitud de los políticos chocos en los últimos años. Se creen y se sienten intocables. No toleran a los periodistas porque son incómodos en sus proyectos de enriquecerse y mentirle a sus gobernados. Hablan de austeridad y restringen gastos a sus subalternos y por otro lado adquieren ranchos, mansiones en Campestre o Altozano y terrenos en centros turísticos. Se conducen con una falsa moral. Piensan que el pueblo se sigue chupando el dedo.

Un caso lamentable, condenable, se ventiló en las páginas del periódico más importante y de mayor circulación en el sureste del país, Tabasco Hoy, donde se dio cuenta de manera oportuna sobre la demanda que el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, José Antonio de la Vega Asmitia, presentó en contra de un columnista y las aclaraciones enviadas a tres colaboradores más. A toda luces, un golpe a la Libertad de Expresión. Burdos intentos de coartar el derecho que tienen los ciudadanos de conocer la actuación de quienes ostentan el poder.

Obviamente, Tabasco Hoy presentó una demanda ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para denunciar la censura a la libertad de expresión de que ha sido víctima. La comunidad periodística de todo el país se solidarizó con Tabasco Hoy y los periodistas demandados a través de cartas de apoyo. Ya basta de seguir acosando a los medios.