Home / AMLO / Pone elección en jaque a Cárdenas
Actualmente el municipio tiene 2 alcaldes: uno nombrado por el Trife y otro impuesto por un cabildazo.

Pone elección en jaque a Cárdenas

La disputa de poder entre el PRD y Morena mantiene la ingobernabilidad en el municipio de Cárdenas, consideraron legisladores locales, quienes pidieron al Congreso Local, intervenir en este conflicto de quienes se están peleando la administración y manejo de recursos de la alcaldía.

Actualmente, este municipio tiene dos alcaldes: Eduardo Naranjo, que fue nombrado por el Tribunal Federal Electoral, y quien estuvo al frente de la administración 19 días; también está Gabriela Javier Pérez, quien apenas el pasado martes fue nombrada por votación mayoritaria de ocho regidores como alcaldesa sustituta de Rafael Acosta, quien ahora contiende por la alcaldía de Cárdenas.

Juristas advirtieron que esta situación pone en riesgo el proceso electoral de esa localidad, debido a que prácticamente el alcalde en funciones y reconocido legalmente no tiene el control de los elementos de Seguridad Pública quienes resguardarían que los comicios se lleven en calma.

“Porque partimos que uno siendo el alcalde sustituto no puede ejercer la función; mientras que la señora no fue nombrada con las formalidades de ley. Sólo hay dos formas: Que el grupo de regidores solicitará al Congreso la revocación del mandato, o de manera externa pidieran al Congreso la desaparición del Ayuntamiento”, explicó el presidente del Colegio de Abogados, Sergio Antonio Reyes.

Señaló que “si no hay autoridades legítimas o que materialmente no puedan ejercer sus facultades peligran los comicios, pero también la seguridad pública,tránsito, proteccion civil y áreas básicas a cargo de los Ayuntamientos”.

El coordinador de la bancada del PRI, Manuel Andrade Díaz, afirmó que no es legal la destitución del edil Eduardo Fuentes Naranjo, para que asumiera Gabriela Javier Pérez, porque los regidores no pueden tomar esa decisión, sino debió ser la cámara de diputados, por lo que es urgente dijo, que el Poder Legislativo intervenga.

“Yo creo que el Congreso debería de tomar cartas en el asunto y pensar hasta en la desaparición del Ayuntamiento, y nombrar un concejo ya para que se acabe la bulla por el tiempo que queda; ésto no va a parar, es una pugna política encarnizada, es un pleito personal, es un diferendo entre Morena y PRD, a muerte”, indicó.

Andrade Díaz insistió que es el momento para que el Congreso actúe, porque pone en riesgo la gobernabilidad del municipio.

Por su parte, el líder del grupo parlamentario del PT, Martín Palacios, calificó la destitución del edil de esa localidad como un golpe de estado, donde están afectando al municipio.

“Hay una pugna de cuestiones políticas de quienes simpatizan con Morena y el PRD, y sobre todo el interés de que no se le dé solución al tema. Yo creo que es el Congreso quien debe asumir la responsabilidad de poner un ultimátum”, concluyó.