martes, 1 diciembre, 2020
Home / TABASCO / ¿POR QUÉ EL CALOR NO VENCIÓ AL CORONAVIRUS?
Estudios científicos se­ñalan una se­rie de com­portamientos diversos del mortal virus.

¿POR QUÉ EL CALOR NO VENCIÓ AL CORONAVIRUS?

Cuando empezó la pandemia por el Coronavirus, en una zona fría de China, algunos científicos te­nían las esperanzas de que el ve­rano pudiera ayudar a reducir la transmisión.

Algunos estudios han demos­trado que la luz solar simulada puede desactivar el virus en las superficies y en el aire, y un estu­dio encontró que el virus se dete­riora mucho más rápidamente en temperaturas más cálidas que en temperaturas frías.

Hay tres razones probables por lo que el virus no se ha frena­do: Los niveles de inmunidad en la población, cómo se transmite y cómo se comportan las personas.

COMPORTAMIENTO HUMANO

El virus tiende a propagar­se mejor durante las interac­ciones de cerca, de persona a persona, durante periodos pro­longados, dijeron, particularmente en eventos aglome­rados, áreas mal ventiladas y lugares donde las personas hablan a alto volumen, gritan o cantan.

Para limitar la transmisión, los expertos en salud pública dijeron que las personas deben tratar de evitar pasar periodos prolongados en lugares así, in­cluyendo interiores de bares y restaurantes abarrotados.

Los expertos dijeron que las personas deben ponerse tapa­bocas, guardar al menos 1.80 metros de distancia entre sí y practicar una buena higiene de manos.

INMUNIDAD DE LA POBLACIÓN

La inmunidad al Co­vid-19 en la población aún es baja, dijeron los exper­tos, lo que brinda al virus muchas oportunidades para propagarse.

Descubrieron que los cambios estacionales son un factor para limitar la propagación viral sólo después de que gran parte de la población desarrolló inmunidad.

TRANSMISIÓN DEL AGENTE

Aunque al menos un estudio ha sugerido que la luz solar puede desacti­var el virus en superficies contaminadas, los cientí­ficos dijeron que no es co­mún contraer Covid-19 de esa manera. Las agencias de salud han identificado las gotas respiratorias co­mo el principal modo de transmisión y son cuan­do una persona enferma tose, estornuda o habla, pues expulsa grandes go­tas de líquido que pueden transferir el virus.