viernes, 7 agosto, 2020
Home / TABASCO / POTABILIZAN AGUAS NEGRAS
Las plantas Villahermosa y Gaviotas colectan del río Grijalva agua contaminada procedente del Viejo Mezcalapa, reconoce el sistema de saneamiento de Centro.

POTABILIZAN AGUAS NEGRAS

El Sistema de Agua y Sanea­miento (SAS) del municipio de Centro, entrega agua contami­nada a una población de 400 mil personas.

El coordinador del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS), Luis Contreras Delgado, justificó que las plantas potabilizadoras Villa­hermosa y Gaviotas, que tienen sus zonas de captación en el río Grijalva, prácticamente colectan agua contaminada procedente del río Viejo Mezcalapa, por lo que no es conveniente su uso hu­mano, solo para los quehaceres del hogar.

Señaló que están tratando el color verdoso procedente de la vegetación que arrastra el río Pi­chucalco, además del color negro (aguas negras) precedente del río Viejo Mezcalapa, sin embar­go, el agua llega de color amarilla y con mal olor a 120 colonias.

“Donde captamos el agua re­cibimos el agua del río Pichu­calco que trae agua verdosa, en la Majagua se intersecta del Vie­jo Mezcalpa que trae agua oscu­ra (contaminada), y luego viene bajando el río de la Sierra y en la Majagua se forma el Grijalva”, expresó y confirmó que ocho días más durará la mala calidad del agua en Villahermosa.

En las cubetas se nota que el líquido vital aparece como chocolatoso por el sedimento.

 

SIN CORRIENTES

Manifestó que prácticamente el escurrimiento de las aguas se encuentra estancada, por las obras de protección marginal realizado por la Comisión Na­cional del Agua río arriba.

Al respecto Juan Manuel Hernández Castillo, biólogo ma­rino, explicó que en el río Gri­jalva hay alta concentración de aguas residuales, que pueden proceder o del río Viejo Mezca­lapa o de la misma contamina­ción realizada por las personas durante la cuarentena.

Una señora muestra que el agua sale de color amarillento y con olor a pantano, lo que ocasiona desconfianza en su uso.

“Lo único que están hacien­do es clorar, clorar, y sería co­mún que se registrara también un fuerte olor a cloro. Pero el agua debe tener una carga bacte­riológica, para que con una con­centración alta de cloro la estén matando, derivado de la conta­minación que hay en el río”, ex­plicó.

En la zona de captación 1 y 2 de la planta potabilizadora Villa­hermosa, que tiene una capaci­dad de producción de 2 mil litros por segundo, se observa un agua color negra.

Cabe señalar que el Ayunta­miento de Centro analiza parar las potabilizadoras Villahermo­sa y Gaviotas, en caso de que la Secretaría de Salud se los autori­ce, por la mala calidad del agua.