Decenas de taxistas se manifiestan pacificamente en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en demanda de mejores condiciones laborales, así como la salida del servicio de transporte privado Uber y Cabify, que, de acuerdo con los inconformes, les ha generado pérdidas que superan los 20 millones de pesos al año.

Los Permisionarios se reunieron en la Puerta 1, para marchar por el pasillo central de la Terminal 1 cargando pancartas en donde se lee entre otras consignas su número de matrícula.

Provocaron afectaciones viales desde Carlos León y Circuito Interior en la colonia Peñón de los Baños en la delegación Venustiano Carranza

Los manifestantes piden la renuncia del director general del AICM, Alejandro Argudín Le Roy, por permitir de manera ilegal -consideraron– que la empresa Uber opere fuera de la ley. Piden además diálogo con el secretario de Comunicaciones y Tranportes.

Homero Pantoja, representante legal de los mil ochocientos permisionarios de transporte terrestre del AICM, señaló que presentarán demandas penales en contra de Alexandro Argudín Le Roy.

“Apoyo total a los permisionarios de servicio público de autotransporte federal de pasajeros con origen y/o destino en los Aeropuertos del país. Permisionarios del Aeropuerto Internacional de la CDMX exigimos al AICM y a la Policía Federal el cumplimiento y aplicación de la Ley de Caminos y Puentes y Autotransporte Federal, su Reglamento y a los Convenios de Acceso a Zona Federal. Taxistas de todos los Aeropuertos del país en defensa de las leyes mexicanas, ¡Ya basta de ser omisos!”, se lee en una de las pancartas que portaba el grupo.

La manifestación no afecta las operaciones, ni el servicio del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.  Elementos de la policía capitalina resguardan la zona.