martes, 20 octubre, 2020
Home / OPINION / Publicidad encubierta

Publicidad encubierta

 

Juan José Magaña

 

Seguramente en los días pasados usted ha encontrado en la puerta de su casa publicaciones de revistas y periódicos que nunca había visto, todos ellos, por coincidencia, tienen la imagen de un personaje político que, casualmente ha manifestado su intención de participar en el próximo proceso electoral como candidato a algún puesto, ya sea Presidente Municipal, Diputado local o federal, senador o hasta gobernador, la mayoría tiene la característica de ser una publicación especial, ya sea un reportaje, una entrevista o para conmemorar el aniversario de algo, de la misma forma, todos tienen la imagen preponderante de uno de estos personajes.

 

Ante la imposibilidad de contratar espacios en radio y televisión, los actores políticos han optado por la publicidad que representan la edición de estas revistas, semanarios, folletos de difusión, etc. El nombre que se le asigne es lo de menos, es solo encontrar el espacio para difundir su imagen en los hogares y en los lugares de mayor afluencia a través de estas revistas.

 

La constitución solo prohíbe la contratación de espacios en radio y televisión a los particulares o a través de terceras personas, también prohíbe en el caso de los funcionarios públicos, el uso del recurso puesto bajo su mando para contratar publicidad que tenga como fin la difusión de su imagen o nombre, y el tercer elemento a considerar dentro de las restricciones a este tipo de acciones es la publicidad de la imagen con la finalidad de influir en el electorado, en los dos primeros casos, las limitantes son claras y no hay mucho espacio para la equivocación o la evasión de la responsabilidad, pero en el tercero de los casos, es un camino que poco a poco se ha ido delimitando, con la creación de la sala especializada del Tribunal Federal Electoral han incrementado las aristas o  tópicos que pueden ser considerados elementos constitutivos de publicidad encubierta, y permitido a la Sala Superior encausar el tema. En la reciente resolución del pasado 5 de julio, la sala superior resolvió que para analizar los casos de publicidad en medios debe de considerarse el conjunto de las acciones desplegadas por quien se ve beneficiado por la publicación o transmisión de las pautas en radio o televisión, y determinar si esta ha sido reiterativa y sistemática con la finalidad de que su imagen se posicione ante el electorado; también señala que las libertades o derechos no son absolutos, tal es el caso de la libertad de los medios de comunicación que contratan publicidad para promocionar sus ediciones, pues cuando están encaminadas a constituir un fraude a la ley, se tienen que limitar y revisar a la luz de la legislación vigente, así tenemos lo casos de aquellas revistas que contratan espacio en radio y televisión para promocionar una publicación en especial, cuando a lo largo del tiempo de permanencia no lo había hecho, y posterior a esa publicación tampoco lo realiza, o en medios impresos, cuando éstas se distribuyen de manera generalizada en un distrito electoral, en un municipio o espacio específico donde se pretende influir con la imagen del personaje entrevistado o a quien se dedica la edición, se despliega una conducta inusual de distribución casa por casa de manera gratuita. Así tenemos que aun cuando el tema no está del todo regulado, sí es un precedente a considerar, puesto que anteriormente, solo se analizaba de manera literal lo que la norma prohibía y no la conducta desplegada, y en la mayoría de los casos, estas encontraban cobijo en la libertad de expresión y de prensa. Veremos dónde termina este precedente, porque las ciudades están inundadas de esta publicidad.

 

Las elecciones de Coahuila y Nayarit aún tienen tela de donde cortar, recientemente el INE a través de la comisión de fiscalización determinó que el PRI en Coahuila y el PAN en Coahuila y Nayarit, habían rebasado los topes de gastos de campaña, en el EdoMex el informe casualmente ningún partido rebasó los topes de gastos de campaña, Morena insiste en que el PRI lo hizo y debe sancionarse, lo cierto es que, esta determinación de la Unidad de Fiscalización tiene una especie de carta de Trueque, si el PAN insiste con el tema de Coahuila, podría perder también la gubernatura de Nayarit, al final puede quedar en que los consejeros del INE o el TRIFE ratifique ambos triunfos y todos en paz, nos leemos en el próximo comentario, no olviden seguirnos en Facebook.