sábado, 20 julio, 2019
Home / OPINION / Razón y mentira

Razón y mentira

Por Juan José López Magaña

 

“La peor verdad sólo cuesta un gran disgusto. La mejor mentira cuesta muchos disgustos pequeños y al final, un disgusto grande”.

Benavente

Lo difícil de comprender las cosas, a veces radica en el desconocimiento, desde que el hombre comenzó a registrar sus descubrimientos ya sea a través de la  pintura, la escritura o el habla, ocupó gran parte de su tiempo para tratar de entender lo desconocido, y fue solo hasta que tuvo razón de las cosas como logró comprender los ciclos, esa incansable muestra de fallas y errores, trajo como consecuencia que las primeras civilizaciones desarrollaran conocimientos que hasta nuestras fechas perduran, y es que descubrir, entender, comprender y tomar razón de las cosas no es tarea fácil, máxime cuando se tiene arraigada la ignorancia o cuando se pretende creer sin tener evidencias como señalaría Charles Dickens -No juzgue nada por su aspecto, sino por la evidencia. No hay mejor regla- así mientras no se tiene razón de lo que pasa a nuestro alrededor, podemos cometer el error de centrar nuestra atención y preocupación en un problema inexistente, tomando como base lo anterior, retomaré un tema que ha ocupado por varias semanas a los principales diarios nacionales, las redes sociales y más recientemente a los organismos internacionales, y más allá del simple huachicol, como se ha pretendido ver el tema, es un problema de corrupción e ignorancia, del cual se quiere distraer la atención con el desabasto de gasolina, que vendría siendo el mal menor, pero que inevitablemente, al tratarse de un tema que pega directamente en la psique del mexicano, había mantenido distraído la atención del problema principal, sin embargo, la semana pasada, el presidente Andrés Manuel, puso el dedo en la llaga y señaló que, en la medida que avanzan las investigaciones y quienes tienen puesta la mira, comienzan a querer liberarse de culpas, sale a relucir la cadena de corrupción en la que está sumido el país y la principal empresa petrolera de México, y es que AMLO aseguró que no solo se trata de la gasolina en donde se presentaban las fugas del dinero de Pemex, sino que también de petróleo crudo, y que se estaría enviando por mar a otros países, aunque no se especifica a donde, ni cantidades, ni quienes participan en esto, nos debe de hacer pensar, que otras cosas propiedad de Pemex fueron objeto de negocio para beneficio personal, al hacernos esta pregunta, las respuestas son inagotables, recordemos que desde la Reforma Energética, hay coparticipación de empresas privadas en gran parte de la cadena productiva de petróleo, quedando solo el almacenamiento y distribución en manos del Estado, todo lo demás, está abierto a la intervención privada, imagínese usted por un momento, apreciado lector, que una empresa, cualquiera que sea el nombre, tiene en sus manos, tan solo un pozo petrolero, y que ésta, con la Reforma Energética, dice invertir millones de dólares en perforación y extracción, y que por ello, se le otorgó un porcentaje del producto extraído, lo cual representa ingresos que deja de percibir la empresa y la nación por el petróleo, pero si tomamos en cuenta que con la gasolina, los que tenían la responsabilidad de contabilizar y vigilar el almacenamiento y distribución eran los que estaban robando y comercializando, ¿qué podemos esperar de los barriles de petróleo que supuestamente se reportan como producción y que son la base para el porcentaje que se les otorga a las empresas privadas?, es decir, si trasladamos el modus operandi de la gasolina al crudo, la empresa, cualquiera que sea, puede estar reportando una cantidad menor de extracción y con el “excedente” bien puede pagar sus costos de operación y contar con recursos para hacerse de otro pozo petrolero, lo que a la larga, nos da como resultado que, la pérdida es mayor, si consideramos que el crudo se comercializa en dólares y las operaciones nacionales se realizan en peso, así pues, la famosa Reforma Energética, a la luz de los acontecimientos, lo único que hizo fue dejarles que nos roben el petróleo y encima de ello, les pagamos, y aún con todo esto, existen quienes siguen peleando por un árbol sin querer ver el bosque, de ahí que diariamente nos lleguen mensajes por las redes sociales de desabasto de gasolina, de huachicoleros recogiendo la gasolina derramada y más recientemente, del juicio del Chapo y los supuestos sobornos a Peña Nieto, tan solo para que no tengamos razón del verdadero alcance de la corrupción en Pemex, pongamos atención a lo que importa, porque este tema aun dará para más y es que aún con todo lo que se inventa y las mentiras que se dicen, si AMLO no hubiera ganado, seguiríamos ignorando todo esto, y en lo que va del gobierno se han iniciados más investigaciones que en los últimos dos sexenios, y qué decir de la actividad de Hacienda, que por primera vez están congelando cuentas a los responsables, es decir, el gobierno federal va tras la pista del dinero, de ahí que se busque descalificar a la persona y no debatir los hechos, en la medida en que los ciudadanos nos demos cuenta que la única vía que nos queda es combatir la corrupción al costo que sea, dejarán de importarnos los contratiempos que se han generado.

Me parece sorprendente la capacidad que se ha adquirido para olvidar, para cambiar las realidades, ahora resulta que en Tabasco, todo aquel que se ha enriquecido con el dinero del pueblo, es un perseguido político del sistema, que es un tema de partidos y no de corrupción, que es un tema de mala integración de expedientes donde no se puede comprobar nada y eso los hace honorables y respetables nuevamente, y entonces, ¿dónde está el dinero que desde hace dos sexenios no aparece y que ha traído a nuestro estado sumergido en problemas y que ahora le heredaron al Gobierno de Adán Augusto?, y algo nos debe quedar claro, por más que le prendan inciensos, los dos gobiernos anteriores deben de explicarnos dónde quedó ese dinero.

Hasta el próximo comentario, no olviden seguirnos en Twitter como @juanjoselopezm y en Facebook como @lopezmaganaelecciones.

A %d blogueros les gusta esto: