lunes, 28 septiembre, 2020
Home / TABASCO / RECUPERA TABASCO EL PREDIO DE ZEE
Superficie donada en tiempos de Arturo Núñez al gobierno federal, pagada en 100 mdp, es regresada al Gobierno del Estado.

RECUPERA TABASCO EL PREDIO DE ZEE

El Gobierno del Estado recupe­ró las 80 hectáreas de terreno que habían sido donadas a la federa­ción para la instalación de la Zona Económica Especial (ZEE) y por el que la pasada administración pagó cerca de 100 millones de pesos, ac­ción que incluso fue observada por el Organo Superior de Fiscaliza­ción (OSF).

Según el periódico oficial del estado, publicado el pasado 22 de julio, se logró revertir el acuer­do de donación al gobierno fe­deral del predio que ocuparía la extinta ZEE, y que se ubica en el municipio de Paraíso, cerca­no al Puerto de Dos Bocas don­de actualmente se construye la Refinería, tierras que fueron ad­quiridas a particulares durante el gobierno de Arturo Núñez Jimé­nez, en una acción poco clara que aún está bajo investigación.

Es importante señalar que el 17 de marzo de 2018 el Congreso del Estado de Tabasco emitió el De­creto 192, por el cual se autorizó al titular del Poder Ejecutivo, pa­ra que, por conducto de la depen­dencia competente, en este caso la Secretaria de Desarrollo Económi­co y Turismo se enajenara a título gratuito, a favor del Gobierno fede­ral a través de la Secretaría de Ha­cienda y Crédito Público, un predio con una superficie de 80 hectáreas ubicado en la ranchería Francisco l. Madero, del municipio de Paraí­so, con la obligatoriedad que sería usado para la instalación de la ZEE. 

LA ENAJENACIÓN

En términos del numeral 66 de la Ley de Bienes del Estado de Ta­basco y sus Municipios, el plazo máximo de dos años en el que se debió utilizar el inmueble donado al Gobierno Federal para el esta­blecimiento de la Zona Económi­ca Especial transcurrió del día 17 de marzo de 2018 al 17 de marzo de 2020, sin que se alcanzara el fin de la donación, lo que fue el motivo determinante para que el Honora­ble Congreso del Estado autorizara la enajenación a título gratuito, se­ñala en el documento.

Y ahora como estos terrenos ya no fueron ocupados son parte del patrimonio del gobierno.