martes, 22 octubre, 2019
Home / REPORTAJES / Rescatan en Nacajuca sabiduría maya
Investigadores de la UJAT realizaron un estudio en Tucta, comunidad de este municipio, para recuperar el conocimiento de la medicina ancestral que poseen indígenas chontales.

Rescatan en Nacajuca sabiduría maya

Redacción/Agencias

 

Como resultado de un análisis en campo que efectuaron investigadores de la División Académica de Ciencias Biológicas de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (UJAT), determinaron que existen 87 especies de plantas medicinales en Tucta, localidad perteneciente a Nacajuca, e identificaron a nueve personas que ejercen la medicina tradicional maya; la mayoría de ellos de entre 55 y 77 años de edad.

Miguel Alberto Magaña Alejandro, docente investigador a cargo del proyecto, destacó que el estudio se realizó en dicho municipio, porque es donde está la población más numerosa de indígenas mayas-chontales, y que por tradición conservan el uso de la herbolaria como una alternativa para la salud.

Entre las plantas detectadas, las de mayor uso son el toronjil, el maguey morado, la hierbabuena, el chocho o manzanita, el estafiate, la sábila, la ruda, el achiote, la hierba del sapo y el limón, que son utilizados para duchas, tratamientos de oídos y piel o bien, bebidos en té.

Regresar al origen

El investigador de la UJAT habló de la importancia de estudiar las plantas y su origen prehispánico, pues son de fácil acceso y traen beneficios a la salud; aunado a ello, dijo, puede representar una actividad económica importante para las poblaciones indígenas.

“Muchas veces mezclan las plantas con otros ingredientes complementarios como la miel, el alcohol o ungüentos y hasta lociones. Dentro de las afecciones más comunes en las que se emplean estas plantas son los dolores de cabeza, problemas respiratorios como bronquitis o tos, presión alta, salpullidos, hasta el colesterol y la diabetes”, advirtió.

Recuperar la ciencia médica

Magaña Alejandro aclaró que una finalidad más de este estudio fue identificar, además del uso de las plantas, a las personas de la población que se desempeñan como médicos tradicionales, pues son ellos quienes aportan el conocimiento del uso de cada hierba.

“Decidimos hacer esta investigación porque en esta comunidad hay poco conocimiento sobre el uso medicinal de las plantas en la población; … se aplicaron los cuestionarios y se recopiló la información sobre los usos, enfermedades que cubre la forma de aplicación, además de que se colectaron algunos ejemplares que serán parte del herbario de la División Académica de Ciencias Biológicas de la UJAT”, puntualizó.