viernes, 16 noviembre, 2018
Home / REPORTAJES / Robos y extorsiones; La fe en tiempos adversos
Debido al incremento que han tenido en los tres últimos años las agresiones del crimen organizado a feligreses del cristianismo evangélico, la asistencia a estos templos ha disminuido 20 por ciento.

Robos y extorsiones; La fe en tiempos adversos

Redacción

Lo primero que sintió al salir de casa fue el frío cañón de un arma apuntando en su cabeza, y la advertencia al oído: “no voltees, bájate del auto y no se te ocurra poner resistencia porque ahorita mismo verás a Dios, pastorcito”.

Un sujeto encapuchado lo empujó hasta una camioneta que resguardaban tres sujetos más que también ocultaban su rostro, pero ellos llevaban armas largas, lo supo porque al mirar de reojo para asegurarse que su familia estaba bien, alcanzó a ver a quienes lo secuestraron a la puerta de su casa en la ranchería Ixtacomitán y se lo llevaron, Dios sabe dónde, pues lo obligaron a ir con la cabeza en medio de sus piernas.

Así vivió una pesadilla el pastor Fernando, quien como cada domingo salía de su casa hacia el templo donde le esperaban los feligreses, pero esta vez por cuestiones de salud -él asegura una “bendición de Dios”- su esposa e hijos no le acompañaban; fue privado de su libertad, y sus captores pidieron un rescate por cinco millones de pesos.

 

Sin protección

Muchos miembros de las iglesias han dejado de asistir por temor, ya que no sólo encuentran peligro en las calles, sino también en el templo donde acuden en busca de un refugio; se estima que esta baja corresponde a un 20 por ciento del total de los creyentes.

Ante esta ola delictiva, pastores y feligreses se han visto en la necesidad de capacitarse en materia de seguridad y aplicar medidas preventivas para mantenerse a salvo. El Presidente del Concejo de Asociaciones Religiosas y Evangélicas de Tabasco, Víctor Argüello López, aseguró a Grilla que realizan sus ceremonias a puerta cerrada y con candado.

“Hemos tomado medidas como hacer nuestros cultos más temprano, los domingos teníamos culto a las 10 de la mañana y a las 6 de la tarde, ahora hacemos el de la mañana y otro a la 1 de la tarde, ya que nuestros feligreses llegan de diferentes colonias o viven retirado y no queremos que se expongan”, comentó el pastor.

En Tabasco, las iglesias presbiterianas son las que tienen más templos, con un promedio de 900; le sigue la Asamblea de Dios con cerca de 800 iglesias en los 17 municipios; las adventistas con alrededor de 650; las bautistas con entre 500 y 600; le siguen las iglesias independientes; y la asociación Palabra de Vida Eterna.

Ha repuntado en tres años

El crimen organizado ya no respeta ni a los “servidores de Dios”, sus templos ni feligreses, todos por igual se han visto amenazados, extorsionados e incluso asaltos al interior de los recintos religiosos; unos otros, víctimas de secuestro.

Según el Consejo de Asociaciones Religiosas de Tabasco, de enero de 2017 a la fecha, se han registrado aproximadamente 30 casos de extorsión y secuestro, tanto a feligreses como a pastores de diferentes denominaciones religiosas en todo el estado, lo cual es un fenómeno que empezó a presentarse hace alrededor de cinco años pero que se ha venido incrementado de manera alarmante en los últimos tres años.

En el caso del pastor Fernando, fue regresado con vida; debido a que su familia no contaba con la cantidad solicitada, ni aún con el apoyo de sus hermanos de la iglesia, sus secuestradores acordaron una cantidad menor. “Fue Dios quien me protegió y al final tocó el corazón de mis agresores”, afirmó.

El pastor José Cabrales Hernández, integrante del Concejo de Asociaciones Religiosas de Tabasco, señaló que en algunos casos de extorsión o secuestros se trata de religiosos que han sido exhibicionistas, otros que han opinado sobre asuntos que no corresponden a la iglesia, pero en muchos otros casos, se trata simplemente de delincuentes buscando nuevas fuentes de ingreso.

“Nosotros debemos ser respetuosos, estamos para hablar de la palabra de Dios y ser consientes de que si haces una crítica no sabes ni quién está escuchando, por eso el llamado a la prudencia y no es vivir con miedo, pero sí es recordar que nosotros servimos al Señor y nuestra misión es llevar su palabra a quienes la necesitan con el fin de crear una mejor sociedad, no generar más violencia”, sostuvo el pastor.

También pagan “derecho de piso”

El Presidente del Concejo de Asociaciones Religiosas y Evangélicas de Tabasco, Víctor Argüello López, aseguró a Revista Grilla que actualmente tienen el reporte de por lo menos tres casos de pastores que están siendo extorsionados; una especie de derecho de piso a cambio de dejarlos tranquilos.

“Hemos tenido casos de pastores secuestrados, pero gracias a Dios han salido con vida, esto se debe al grave problema de inseguridad que hay en nuestro país y en nuestro estado, no sólo la delincuencia común sino la organizada que ya rebasó a las autoridades y que no respeta a ningún sector, el problema son los altos índices de corrupción en las diferentes esferas del gobierno, lo que hace mas difícil solucionar este problema”, aseguró el pastor.

Estos mismos grupos de delincuentes son los que asaltan las iglesias, ingresan armados y arrebatan de sus pertenencias a los feligreses, se llevan lo que encuentren de valor a su paso, aunque afortunadamente no se reportan pérdidas de vida ya que nadie pone resistencia; no obstante, en por lo menos cinco ocasiones algunos han sido golpeados con la cacha del arma en la cabeza, o han sido encañonados, pero no ha pasado a más.

“Ya no hay ningún respeto a la Casa de Dios ni siquiera a la luz de día, antes había respeto a los templos, pero en estos tiempos a la hora del culto se ha metido gente armada para asaltar en iglesias como las de Asambleas de Dios, iglesia de Palabra de Vida Eterna, iglesias independientes, Presbiterianas, entre otras”, comentó.

Según el reporte de la asociación religiosa, los municipios más peligrosos tanto para pastores como para los mismos feligreses son: Cárdenas, Huimanguillo, Centro, Comalcalco, Tenosique, en la zona de los Ríos, en donde al menos un templo al mes, es saqueado.

Mientras que en el municipio de Centro las colonias más peligrosas son: Tamulté, Miguel Hidalgo, Guadalupe Borja, Punta Brava y Delicias.

Se deslindan del Comité Cívico Cultural

Por otra parte, los líderes religiosos aseguraron a este medio que el Comité Cívico Cultural, representado por Fernando Ramos, no cuenta con ninguna autoridad ni representatividad de las asociaciones religiosas de Tabasco, por lo que se deslindaron de las opiniones y medidas tomadas por el sujeto antes mencionado.

“El Comité Cívico Cultural es una asociación civil, nuestro concejo está debidamente constituido y la integramos asociaciones religiosas como son: Asamblea de Dios, Iglesias de Dios del Evangelio Completo, Iglesias Presbiterianas, Bautistas, independientes, adventistas, entre otras”, señaló Argüello López.

El líder religioso aseguró que actualmente cuentan con 46 asociaciones religiosas que son las que forman el Concejo de Asociaciones Religiosas de Tabasco.

“El Comité Cívico es una asociación civil y quien pretende ser el líder, Fernando Ramos no es pastor es un laico, nosotros no vamos a permitir que un laico nos lidere porque nosotros somos ministros de culto, con nuestras asociaciones debidamente constituidas por eso no reconocemos ni al comité ni a Fernando Ramos como nuestro representante en Tabasco dado que cada asociación religiosa tiene su propio liderazgo nos hemos puesto de acuerdo para formar este concejo que lo encabezan las principales asociación religiosas de Tabasco, un servidor es el presidente electo en una asamblea”, apuntó.

Por su parte el pastor José Cabrales Hernández, integrante del Concejo religioso aseguró que ellos no tienen tintes políticos como lo ha dado a entender Fernando Ramos, sino que su misión es trabajar en unidad para poder cumplir con su objetivo principal: llevar la palabra de Dios.

“Como iglesias y asociación religiosa pagamos nuestros impuestos y en ocasiones hemos querido recurrir al apoyo de las autoridades para algunos asuntos como el tema de la inseguridad, sin embargo, no nos atienden porque para el Gobierno del Estado todo debe ser dirigido por el Comité Cívico Culturas que se autonombró nuestro representante”, acusó el pastor.

Cabe señalar que se buscó la opinión de Fernando Ramos al respecto, pero no se obtuvo respuesta.