miércoles, 25 noviembre, 2020
Home / REPORTAJES / Se abre Iglesia a comunidad lésbico-gay

Se abre Iglesia a comunidad lésbico-gay

 

 

Por: Mariel Arroyo

La foto de la bandera del orgullo gay delante del altar de la parroquia del Cristo Crucificado en Tenosique, provocó reacciones en todo el país.
Y es que la primera misa católica en que se honró explícitamente a la comunidad Lésbico Gay Bisexual y Transexual (LGBT) en México, tuvo lugar en el mismo estado en que Tomás Garrido Canabal expulsó al obispo Pascual Díaz Barreto, ordenó destruir imágenes religiosas y templos, y mantuvo al estado sin sacerdotes durante 14 años.

Casi un siglo después de esos hechos, y a pesar de que en el Congreso local tiene mayoría un partido de izquierda desde hace dos legislaturas, en Tabasco el acceso de homosexuales a la maternidad subrogada y el matrimonio igualitario están lejos de ser accesibles para las parejas del mismo sexo. Si quieren formar una familia tienen que enfrentar un tortuoso laberinto legal.

Es en ese contexto en que tuvo lugar la liturgia en Tenosique, con la participación de La 72, Casa del Migrante. La manifestación de apoyo a la comunidad LGBT hizo eco de las palabras del Papa Francisco, quien dijo: “¿quién soy yo para juzgar a un gay?” y afirmó que la iglesia debería disculparse con los homosexuales. Además, a finales de febrero reciente, el máximo representante de la iglesia católica incluso se reunió con activistas LGBT en Paraguay.

La iglesia es universal

 

Al respecto de la polémica misa celebrada en días recientes en Tenosique con la bandera del orgullo gay, el padre Denis Ochoa, vocero de la Diócesis de Tabasco, puntualizó que la celebración eucarística no fue exclusivamente para la comunidad lésbico-gay, sino que fue celebrada para los residentes de la Casa del Migrante, en la que hay un espacio para las personas con diversa orientación sexual. Fueron ellos mismos quienes llevaron las ofrendas y la bandera del orgullo gay para colocarlas en la iglesia.

“No podemos olvidar que la iglesia es universal y la salvación que Dios da a través de la iglesia es para todos, no hace distinción de ninguna persona. Ellos también son creyentes, la fe es para todos. Dios llama a todos, no nada más a la gente buena, a la gente que está observando los parámetros normales”, declaró el vocero.
Denis Ochoa abundó en que la iglesia es flexible y a las personas que tienen otra orientación sexual se les respeta y se les acoge también en la casa de Dios.
“Se les ofrece la salvación, ya cada uno ve su vida, decide cómo la ajusta al evangelio. Pero Cristo vino al mundo por todos, no solamente por la gente que está en el orden normal, también para personas que tienen otra orientación”, enfatizó.

Mayor inclusión

Por su parte, José Cruz Guzmán Matías, quien dirige la asociación Tabasqueños Unidos por la Diversidad y la Salud Sexual (Tudysex), consideró que una misa con esas características fue un acierto.
“Que se haya realizado nos habla de la inclusión, realmente esa es la iglesia que necesitamos: una iglesia incluyente, tolerante, de amor y de respeto hacia los demás”, comentó.
El activista señaló que a otros sacerdotes también les pareció muy bien lo esta misa, pero temen manifestarse públicamente porque podrían ser censurados por el Obispo de Tabasco, Gerardo de Jesús Rojas.
A parte de la celebración litúrgica en Tenosique, todavía no hay una apertura generalizada por parte de la iglesia católica, dijo. En ese sentido, solamente el Obispo de Coahuila, Raúl Vera, mantiene una pastoral diocesana sobre la diversidad sexual.
Otro avance particular en el estado, destacó José Cruz Guzmán, es la misa que se celebra en la Catedral del Señor de Tabasco cada 30 de noviembre o 1 de diciembre desde hace cinco años, en memoria de todas las personas fallecidas a causa del SIDA. La misa se ofrece para todas las personas, independientemente de su orientación sexual, con la participación de la comunidad lésbico-gay.