sábado, 19 septiembre, 2020
Home / NACIONAL / Se resquebraja el CCET
Amenaza Coparmex con dejar sus filas por impedimento de registro a uno de sus agremiados; deslices del actual dirigente Agustín Rodríguez López, estropean la relación con las Cámaras; ex presidentes del CCET citan a reunión urgente para serenar los ánimos; el 3 la convocatoria y el 18 de abril la elección

Se resquebraja el CCET

 

 

Por: Ignacio Ríos

 

En el Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco (CCET) la lía rompe por lo más delgado: los principios para los que fue creado, el absolutismo, protagonismo, la ambición de poder, la exclusión y la falta de consulta para la toma de decisiones, pronostican una desbandada.

 

 

 

 

 

 

Y es que a pesar de que aún no se ha emitido convocatoria alguna, su actual presidente Agustín Rodríguez López ha fijado como fecha el 18 de abril para llevar a cabo la sesión extraordinaria de elección de su relevo, sin reglas claras aún.

Incluso, ya existe una advertencia de rompimiento por parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), de parte de su dirigente Ricardo Castellanos, quien ha sostenido que se desafiliarán del CCET si este organismo impide la participación de su ex presidente Héctor Dagdug Rangel, en la contienda para buscar el liderazgo del Consejo Coordinador.

Así, la Coparmex se sumaría a la Canacintra, organismo que desde hace cinco años se retiró de las filas del CCET acusando presuntos malos manejos. Extraoficialmente se conoce que a la protesta se anexarían también la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) y la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi).

Tras esto, se dice que Canacintra, Coparmex, Canadevi y AMPI, junto con organismos de Mujeres Empresarias, Colegio de Ingenieros Ambientales y Colegio de Ingenieros Electricistas -estos últimos no afiliados al CCET-, integrarían un bloque para dar forma a una nueva organización empresarial “verdaderamente transparente, independiente y apartidista”.

 

Los pecados de Agustín

 

Agustín Rodríguez López junto con los líderes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Gabriel Oropeza Varela y Pablo Ulises Jiménez López, del Colegio de Arquitectos Tabasqueños (CAT), entregaron la “Agenda para el Desarrollo Económico Competitivo y Sustentable de Tabasco y el Sureste Mexicano” -que integró el CCET- al virtual candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador.
Pero aún más: Rodríguez López también firmó el “Acuerdo Político de Unidad por la Prosperidad del Pueblo y el Renacimiento de México” del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sin la autorización de los integrantes del CCET.

Y sobre todo, violando los principios para los que fue creado: El Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco, A.C. es una Asociación Civil Autónoma de filiación apartidista, con la misión de unificar y fortalecer los esfuerzos de los organismos que integran el Consejo Coordinador Empresarial de Tabasco A.C., a través de la acción coordinada de sus actividades externas, en beneficio del sector empresarial y de la sociedad tabasqueña.

Al respecto, Ricardo Castellanos, dirigente de la Coparmex, indicó que Agustín Rodríguez no tenía autorización de firma alguna sino sólo para la entrega de la agenda, por ser el CCET un organismo empresarial apartidista.

Agustín Rodríguez, de acuerdo a dirigentes empresariales, busca imponer a Gabriel Oropesa Varela, presidente de la Canirac y, como Plan B, a Pablo Ulises Jiménez López, líder del Colegio de Arquitectos Tabasqueños.

Es más, en una descalificación a priori, sin convocatoria aún, ni reglas claras, el aún líder del Consejo Coordinador afirmó que definitivamente Dagdug Rangel no puede participar en la contienda para la presidencia de ese organismo.

“Los estatutos son claros en determinados aspectos que debe cumplir el candidato, y en este caso, desafortunadamente, Héctor Dagdug no cumple con los requisitos, y ya se le hizo saber”, advirtió en ese momento.

Para José Ventura Priego, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial, a Dagdug Rangel no se le puede negar el registro “si aún ni convocatoria hay, posiblemente salga el 3 de abril, pero si está al día en el pago de sus cuotas y asistencias”, puede participar en la contienda al igual que otros que quieran participar.

Pero los deslices de Agustín Rodríguez no quedan ahí: según un trascendido, la propia Beatriz Milland Pérez, presidenta de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Tabasco A. C. (AMHMT), en un disgusto abandonó una reciente reunión que presidía el titular del CCET, acusando soberbia y altanería del dirigente.

Hoy el CCET está en el ojo del huracán.