jueves, 24 septiembre, 2020
Home / LA ENTREVISTA / SERIE: EL ECLIPSE DEL SOL AZTECA “El responsable de los problemas del estado no es el PRD, sino los malos funcionarios”

SERIE: EL ECLIPSE DEL SOL AZTECA “El responsable de los problemas del estado no es el PRD, sino los malos funcionarios”

 

 

Por: Octavio Novelo Zetina

Con la vehemencia de un actor, pero con las tablas de un político prácticamente en desuso, el poeta chontal, autor de “Cuando al hueso le salió carne”, demanda una puntualización. Y es que para Auldárico Hernández Gerónimo (AHG) no es justa la crisis en la que está sumido el partido de sus amores, el del sol azteca, ante lo cual señala a los burócratas, falsos liderazgos y malos gobernantes, a quienes acusa de ser los verdaderos responsables de la hecatombe.
Al margen de toda actividad partidista, ahora como funcionario estatal de tercer nivel, no evade tema alguno y seguro garantiza que el partido del Sol Azteca jamás va a desaparecer como lo vaticinan las aves agoreras. Y sobre la innegable migración de una parte importante de las bases militantes hacia MORENA, “su hermano menor”, fustiga a quienes así lo hacen movidos tan solo en un afán de lucro y beneficio personal.
Optimista, quien en su momento combatió al candidato de las izquierdas en el año 2000, César Raúl Ojeda Zubieta, ahora sostiene que en su partido hay muchos “gallos y caballones” para ponérselos enfrente al que en suerte abandere el partido de su ex líder y mentor, Andrés Manuel López Obrador para la gran batalla fratricida del 2018.

GRILLA: Ante las circunstancias de todos conocidas, ¿Temes una desbandada?
AHG: Parte de las libertades políticas es la cambiadera que hay de un partido a otro, buscando estar en el centro político y encaramado en cargos públicos; el malestar del pueblo es que aunque entienda que así son las carreras políticas y negocios políticos, no se resuelvan los grandes problemas sociales que a diario estamos viviendo.
La gente está harta, quiere acción, quiere que se resuelvan los grandes problemas económicos, la falta de empleo, la falta de infraestructura; soluciones para los miles de jóvenes que egresan de las universidades, privadas o públicas y que no tienen a dónde ir.

GRILLA: ¿Ha fallado el PRD?
“El PRD como institución política participa como cualquier partido, enarbola e impulsa candidaturas, los hace ganar y los lleva a los cargos públicos; sin embargo, tenemos un hasta aquí y cuando estos ciudadanos toman protesta como gobernador, senador, diputado o presidentes municipales, va implícito en el juramento que hacen, que si no cumplen que el pueblo se los demande, por lo que ya estuvo bueno de que al PRD se le cuelguen milagritos responsabilizándolo de que es él quien hace mal las cosas”.
Los que tienen que resolver los asuntos y sacar la cara son los que tomaron protesta, que luego no hayan dado el ancho por las circunstancias que sean eso ya no es asunto del partido, reitera el promotor cultural y fundador de la organización en cuestión, histórico ganador de 11 alcaldías durante su gestión al frente de los destinos del partido ahora en el poder.

Pleito de hermanos

Y para todos aquellos que dan como un hecho inminente la desaparición del PRD, Hernández Gerónimo esclarece que desde su punto de vista esto no sucederá mientras exista desigualdad e injusticia en Tabasco y el país.
Aquí el entrevistado hace una pausa para tratar otro tema coyuntural, el del futuro candidato que habrá de representarlos en la contienda constitucional del 2018, ante lo que alardea al expresar que en su partido “la caballada está gorda”.
La lucha sigue y si hay un trabajo de unidad, de todos en torno a un candidato, se puede refrendar el triunfo del 2012, añade. “Hay varios gallos que han salido a la palestra pero se tiene que ir planteando seriamente quién tiene la posibilidad real, porque el pleito va a ser con nuestro hermano menor que es Morena”, puntualiza.

GRILLA: Tu opinión de la actual dirigencia estatal, ¿está a la altura?
AHG: Pues yo creo que están haciendo lo que pueden hacer, lo que su visión les da a hacer. Cuando es el pueblo el que llega (al control del partido) las cosas cambian, pero cuando no, no pasa nada. Cuando llegan nomás por ambición y por poder nada más, por canonjías y prebendas, es entonces cuando el partido pierde el rumbo y no pasa nada, insiste.
“Habría que reorientar el partido, replantear muchas cosas y volver a ser un instrumento de lucha social para la gente. Todo está en la militancia y en los ciudadanos. Cómo decíamos en el discurso allá en los pueblos, si el partido hace bien las cosas, el pueblo que es generoso le va a reiterar su apoyo, pero si lo hace mal… ¡que venga otra opción!
“El pueblo con su sufragio puede cobrárselas”, remata.