martes, 22 septiembre, 2020
Home / REPORTAJES / Sexualidad; un tabú en Tabasco

Sexualidad; un tabú en Tabasco

Por Daly García

@Dalilah_GG

¿Alguna vez ha comprado o compraría un juguete sexual? Si usted se ha sonrojado, no se preocupe, a la mayoría de los tabasqueños le ocurre lo mismo. La falta de difusión recae en la propagación de enfermedades de transmisión sexual, muchas veces por ignorancia, más allá de que la ciudadanía se abra a una cultura de la información.

Patricia Martínez Jaimes, sexóloga y terapeuta del Instituto de Seguridad Social del Estado de Tabasco (ISSET) señaló que hace falta realizar estudios en relación a la sexualidad de los tabasqueños, “no hay estadísticas propias, no han invertido en investigar cuáles son los niveles de conocimiento del tema en el estado, entonces tenemos que el problema es que nadie quiere invertir en modificar la una percepción distorsionada”.

SERVICIOS LIMITADOS

A pesar de solicitar datos sobre alguna evaluación con respecto a la salud sexual, la Secretaría de Salud de Tabasco no las proporcionó, y es que las campañas más importantes con las que cuentan actualmente son dirigidas a los embarazos en adolescentes, ya que el estado ha ocupado desde el año pasado, el segundo lugar en este tema.

A nivel federal, la Secretaría de Salud tiene mil 494 servicios amigables para adolescentes con atención a salud sexual y reproductiva; en Tabasco únicamente aplican 156. A través de estos servicios, los jóvenes reciben información en un espacio de confidencialidad, de personal capacitado.

Con este esquema, un grupo conformado por un médico, psicólogo, enfermera, y trabajadora social visitan escuelas, parques y lugares donde los jóvenes pueden dialogar y compartir la información adquirida en capacitaciones y talleres.

APERTURA Y CONFIANZA

El sexo es un tema del que los tabasqueños prefieren no escuchar o hablar, ni se diga, aceptar que alguna vez compró o ha tenido curiosidad por adquirir un juguete sexual.

Según estimaciones de algunos empresarios de este ramo, en México hay alrededor de 280 tiendas físicas formalmente establecidas de su tipo; tan sólo tres en Tabasco y en riesgo de quebrar por falta de clientes.

La razón por la que la gente no entra a una sex shop, no es porque no lo desee sino porque le avergüenza.

La sexóloga aseguró ante esta situación, valdría la pena realizar una exhaustiva campaña publicitaria, con la finalidad de atraer a aquellos posibles clientes que todavía no se atreven a entrar a un sex shop por temor “al qué dirán”.

“Si bien existen en todo el mundo, en México se sigue luchando contra una cultura donde esto se percibe como materia de perversión, esto tiene mucho que ver con desconocimiento, la mayor parte de las personas no se atreven a entrar a un establecimiento de este tipo por una razón primordial, vergüenza, ante la posibilidad de ser vistos dentro de un negocio de este tipo”, sostuvo.

La segunda razón por la cual no entran es porque tradicionalmente por cultura también, se ha pensado que estos no son para mujeres decentes, ya que en la decencia está en desacuerdo con el placer sexual o relacionan estos juguetes con los sexo servidores, por eso las personas no quieren entrar.

TAMBIÉN LES PEGA LA CRISIS

Los establecimientos dedicados a la venta de artículos de índole sexual también han padecido por la crisis económica del estado, si bien es una de las industrias más rentables en el mundo que se estima mueve unos 17 mil millones de dólares, en Tabasco, las llamadas sex shop a penas y sobreviven, y es que de las seis que habían hasta mediados del año pasado, actualmente sólo quedan tres.

Estos negocios han dejado de ser redituables, señalaron encargados de algunos establecimientos, teniendo en cuenta que las ventas bajaron hasta en un 60 por ciento, pero los gastos han aumentado, ya que el precio de los artículos, por la elevación en el precio del dólar.

“Nosotros no queremos cerrar, llegamos hace casi dos décadas, en ese entonces nadie se atrevía a entrar aquí, y sobrevivimos, por eso optamos por cerrar las otras sucursales y procurar rescatar esta que fue la primera, ya tenemos algunos clientes y con eso estamos sobreviviendo”, señaló Marcos, encargado de la tienda de Atasta; la primera en abrir en la entidad hace 19 años.

Los artículos han sufrido un incremento en su precio de al menos un 30 por ciento, comentaron encargados de las distintas sucursales.

PROBLEMA DE GÉNERO 

En entrevista con Revista Grilla, la actriz de cine erótico y escritora española, Amarna Miller, comentó que el problema atañe sobre todo a las mujeres, más que a los hombres, ya que ellos pueden hablar del tema con total libertad sin ser juzgados, ante ello cuestiona: ¿cómo pueden las mujeres mostrarse como sujetos sexuales activos sin ser consideradas de una manera peyorativa a los ojos de la sociedad? Responde que con educación.

“Debemos explicar a la gente que las mujeres también tenemos deseos, que tenemos derecho a sentir placer y que no es algo negativo que queramos luchar por ello”.

Además de dar información a la gente que no la tiene, Miller sugiere contrarrestar las opresiones, “si nosotras vemos cuando una opresión está sucediendo y callamos, es lo mismo que apoyar esa opresión, es decir, si yo veo a un hombre criticando a una mujer porque ha entrado a un sex shop, no puedo quedarme callada porque eso significa que estás justificando esa agresión que la mujer está sufriendo, así que hay que contestar, educar y contestar a las agresiones”, sugirió.

Las ferias de la Salud Sexual y Reproductiva son para informar y sensibilizar a estudiantes sobre el ejercicio de una sexualidad responsable.