jueves, 21 febrero, 2019
Home / REPORTAJES / Sociedad violenta; el lado trágico de ser mujer
A partir de 2016, la cifra de feminicidios en Tabasco se incrementó considerablemente, lo que coloca a la entidad en el cuarto lugar en este tipo de delitos.

Sociedad violenta; el lado trágico de ser mujer

Por Flor García Morales
@FlorGarciaMora1

Tabasco ha dejado de ser un Edén para las mujeres, al colocarse en el cuarto lugar a nivel nacional en feminicidios tan sólo después de Sinaloa, Oaxaca y Morelos que ocupan los primeros lugares, y las cifras siguen en aumento.

Según datos del Observatorio Ciudadano de Tabasco, y de acuerdo a las carpetas de investigación, por el delito de feminicidio, en 2015 se reportaron 8 casos; en 2016 la cifra se disparó a 27; en 2017 subió a 28, y en 2018, de enero a diciembre fueron 29 feminicidios reportados, por el número de carpetas de investigación.

Según estas cifras, analizadas por Observatorio Ciudadano de Tabasco, son dos los municipios que focalizan el 54 por ciento de este tipo de delitos: Centro y Cárdenas.

De enero a diciembre de 2018, en el municipio de Centro se reportaron ocho carpetas de investigación, en Cárdenas seis.

Comparados los acumulados de 2018 con 2017, se observa que el municipio que trae el mayor crecimiento es Macuspana, con tres casos, ya que hasta el periodo de 2017 no se había reportado ninguno.

En Centro, que es el que registra mayor número de asesinatos de mujeres, se presenta una reducción de dos casos comparado con el 2017.

Según la información del secretariado ejecutivo del sistema nacional de seguridad pública son tres municipios los que aparecen dentro de un grupo de 100, a nivel nacional, con el mayor número, que son Centro, Cárdenas y Macuspana y los dos más conurbados, se encuentran dentro de los 20 primeros lugares.

De esta manera Tabasco nuevamente presentó un incremento en el número de feminicidios y según el propio Observatorio Ciudadano de Tabasco, tan solo menos de 10 por ciento han sido castigados; la mayoría queda impune, incluso sin investigación.

La directora de análisis y estadística del Observatorio Ciudadano de Tabasco, Julia Arrivillaga Hernández, señaló que en Tabasco el feminicidio es un problema latente que ha tenido un crecimiento considerable. “Tabasco es un estado peligroso para las mujeres”, sostuvo.

“Vemos que comparando los periodos continúa creciendo y observamos diversos factores que están generando violencia en contra de la mujer y que muchas veces concluyen en feminicidio, principalmente el entorno en el que se vive, dentro de la familia y la misma comunidad”, señaló Arrivillaga Hernández.

“Todo parece indicar que somos una sociedad violenta, los tabasqueños repiten patrones, vivimos en un ambiente violento que se aprende en casa desde pequeños y eso a la larga hace que ese patrón en donde nos desarrollamos se dé. En el caso de los feminicidios, recordemos que es un crimen por género en donde normalmente quien está involucrada es gente muy cercana a la víctima, casi siempre expareja; esto tenemos que verlo desde el punto de vista de la justicia, la impunidad es un factor que de alguna manera influye en el crecimiento de este delito”, comentó la directora de análisis y estadística del Observatorio Ciudadano de Tabasco.

Por otro lado –explicó- existe el miedo y el dolor de las familias que después de haber perdido a un ser querido y con la desconfianza en las autoridades, se suman para que se incremente la impunidad.

Aunque no existe un patrón exacto o una edad específica, los feminicidios en la entidad se están presentando principalmente en mujeres jóvenes, sin embargo, el hecho de que sean adultas no significa que estén exentas, como fue el caso de una mujer de la tercera edad que fue violada y asesinada en el interior de la iglesia católica del poblado Cupilco, en Comalcalco.

Atención y Alerta de Género

Antes de que concluyera la pasada administración, la entonces diputada de Morena, Nelly del Carmen Vargas Pérez, presentó un Punto de Acuerdo por el que se exhortaba al entonces titular del Poder Ejecutivo de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez, a instalar la Alerta de Género en Tabasco.

En su propuesta la legisladora señaló que el estado es el cuarto lugar en feminicidios a nivel nacional y que el municipio de Centro ocupaba el primer lugar con 10 asesinatos hasta ese momento.

“Esta solicitud es en aras de que una vez que sea admitida, se integre un grupo interinstitucional y multidisciplinario con perspectiva de género que dé el seguimiento respectivo”, comentó.

Vargas Pérez señaló que este grupo interinstitucional estaría formado por cuatro académicas, dos de la entidad y dos a nivel nacional; representantes del Instituto Nacional de las Mujeres, de la Secretaría de Gobernación, Derechos Humanos y el Instituto Estatal de la Mujer.

“El Grupo Especializado tendrá un mes para hacer un estudio pormenorizado sobre la zona y comportamiento de los indicadores de la violencia contra las mujeres”, refirió.

Nelly Vargas agregó que, con base al resultado, el grupo determinará si es procedente o no que el estado preste atención a la problemática e implemente las acciones preventivas, de seguridad y justicia, para enfrentar y abatir la violencia feminicida, establecidas en la Ley de Acceso a la Mujer a una Vida Libre de Violencia.

Ahora como directora del Instituto Estatal de las Mujeres (IEM), Nelly Vargas Pérez insistió en que los números de violencia y feminicidios en Tabasco son alarmantes, tan solo del 6 al 13 de enero fueron asesinadas tres mujeres.

Ante esto la directora del IEM dijo que uno de los propósitos de esta dependencia es analizar cuáles son las zonas con mayor riesgo para las mujeres; coordinar acciones con las universidades públicas y privadas en el estado para capacitar a las mujeres en materia de prevención; así como la integración de programas, de la mano con el gobierno del Estado, para la prevención de embarazos en adolescentes.

 

Un serio problema

Por su parte la diputada del PRI, Ingrid Rosas Pantoja presentó ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, una queja para que pida a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), la instalación urgente en Tabasco de la Alerta de Género, por los feminicidios que se han presentado de 2006 a 2018 y en lo que va de este 2019 con violentos asesinatos de mujeres.

De la misma forma, solicitó a la Fiscalía General del Estado y al Tribunal Superior de Justicia que informe el estado que guarda cada uno de los expedientes, además que den a conocer si ya se dictaron sentencias. Sin embargo, hasta el cierre de esta edición la legisladora aseguró no haber tenido aún una respuesta.

 

Un año de horror

El presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en Tabasco, Pedro Calcáneo Argüelles, señaló que 2018 fue un año récord en la incidencia del delito de feminicidios.

Calcáneo Argüelles se refirió a la denuncia interpuesta ante esa instancia por la diputada, Ingrid Rosas Pantoja, para permitir revisar cada caso de feminicidio en los que la Fiscalía General del Estado (FGE) ha iniciado una investigación, y es que también existen quejas en contra de esta instancia por la falta de resultados en las investigaciones realizadas.

“La revisión permitirá determinar si es necesario solicitar de nueva cuenta la Alerta de Género para Tabasco a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim)”, añadió.

Sin embargo, hasta el momento la Fiscalía General del Estado guarda silencio.

Violencia gubernamental

La abogada y defensora de Derechos Humanos, Tere Jaber Pancardo, quien desde hace 10 años ha pedido a las autoridades que se preste atención a la violencia contra las mujeres y al incremento en feminicidios, aseguró que la Alerta de Género es urgente, aunque reconoció que no bastan sugerencias y recursos que se destinen para este fin, sino que se requiere de verdaderas estrategias que involucren a la sociedad, así como a las distintas instancias gubernamentales, ya que advirtió en este ámbito también existe violencia, lo cual conlleva a que no se aplique la ley.

“Así como la violencia de género se da y concluye en el feminicidio, también hay violencia de género social, laboral, gubernamental y me preocupa mucho”, señaló. La abogada lamentó que los gobiernos no tengan la suficiente visión, para ver las realidades de los perfiles profesionales de las mujeres.

“Mientras no vean con esa objetividad a las mujeres, vamos a llegar hasta el feminicidio y la falta de Alerta de Género, la cual le da recursos al gobierno y dos o tres funciones, mas no nos garantiza a las mujeres el que pongan una alarma para evitar los feminicidios si ni siquiera son capaces de elegir correctamente los perfiles para elegir a las mujeres que pueden participar en el gobierno”, señaló.

Jaber Pancardo recordó que los feminicidios se presentan por las desventajas que las mujeres tienen en la vida, ya que muchas veces deben hacer trabajos mal remunerados, por las desigualdades que el mismo Estado ha permitido.

“Si una autoridad dice públicamente que no hay mujeres lo suficientemente preparadas como para ocupar puestos claves en una administración ese mensaje llega a la sociedad y afecta a las mujeres que sí están preparadas; mi mensaje es que volteen a ver los perfiles correctos y profesionales, que no busquen sólo en las pasarelas, que volteen a ver a las universidades”, señaló Jaber Pancardo.