jueves, 18 abril, 2019
Home / OPINION / Tabasco y su papel en la reactivación del Sector Energético

Tabasco y su papel en la reactivación del Sector Energético

 

Por Manuel Rodríguez González*

Tabasco una vez más asume el rol de epicentro energético de la Nación; desde el descubrimiento de las chapopoteras en San Fernando, en 1863 por Manuel Gil y Sáenz; pasando por el inicio de la explotación petrolera en el Campo Sarlat a principios del siglo pasado; hasta el descubrimiento en el sureste del país de grandes reservas de petróleo y gas, que convirtieron a Tabasco en el mayor productor de petróleo en la década de los setenta, aportando las tres cuartas partes de la producción nacional; el estado siempre ha ocupado un lugar protagónico en la explotación de hidrocarburos, sin lo cual no se puede entender la modernización y el desarrollo del México contemporáneo.

Después de un declive de la industria petrolera en los últimos años, que impactó a la economía regional y generó un alto desempleo en la entidad; la actividad petrolera en el marco de la Cuarta Transformación de la Nación, vuelve a posicionarse como un sector estratégico no solamente en la entidad, sino también a nivel nacional.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha colocado el tema energético como un asunto de Estado, partiendo de un diagnóstico del desmantelamiento que sufrieron en los últimos años, no solo la CFE, sino también Pemex.

El Estado Mexicano vuelve asumir y recuperar su responsabilidad social para producir y distribuir los servicios energéticos a la población, de manera sustentable y promoviendo las energías renovables; porque de ello no solo depende el funcionamiento de la economía y los servicios; sino también porque es un factor inherente al desarrollo y superación de la pobreza, sobre todo de las regiones petroleras de México.

La nueva política pública energética, tiene como cometido recuperar la seguridad y soberanía energética, entendida como la capacidad del Estado de garantizar ante cualquier circunstancia las necesidades energéticas de la población, disponiendo de manera soberana y sustentable los recursos del suelo y subsuelo, disminuyendo al máximo la dependencia energética externa.

Bajo este paradigma energético que tiene como una de sus principales premisas superar el déficit de la balanza comercial y el estancamiento de la producción de hidrocarburos, el Plan Nacional de Exploración y Producción de Petróleos Mexicanos, se ha planteado como objetivo pasar de la producción actual de hidrocarburos que ronda en 1 millón 730 mil barriles diarios, a un promedio de 2 millones 624 mil barriles de petróleos diarios para el año 2024; y duplicar la producción de gas, que en la actualidad ronda los 3 mil 800 millones de pies cúbicos.

 

Para lograr estas metas, el sureste mexicano una vez más ocupa un lugar relevante, ya que una de las principales líneas de acción de Pemex, es el desarrollo acelerado de 20 campos terrestres y marinos distribuidos en Veracruz, en el suelo y el Litoral de Tabasco y en la Sonda de Campeche.

Debido a la magnitud de los trabajos de infraestructura y perforación de pozos que se requieren, es vital la participación de empresas privadas, por lo cual Pemex ha signado contratos con consorcios mexicanos y de componente mixto con participación extranjera.

Desde el H. Congreso de la Unión, la Cámara de Diputados se ha sumado a este esfuerzo para reactivar el sector energético, autorizando para 2019 un presupuesto 33 por ciento mayor al de 2018, ascendiendo a 13.7 mil millones de dólares.

También los diputados de la fracción parlamentaria de Morena, damos nuestro apoyo y respaldo al Presidente Andrés Manuel López Obrador y al gobernador del estado de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, en los esfuerzos orientados a reducir la importación de gasolina que al día de hoy es de 80 por ciento, con la construcción de la refinería en el Puerto de Dos Bocas, en el municipio de Paraíso, que tendrá una capacidad de 340 mil barriles por día, y generará poco más de 135 mil empleos, lo cual reactivará la economía de Tabasco y el sureste de México.

*Diputado Federal

Presidente de la Comisión de Energía de la LXIV Legislatura de la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión

Presidente de la Fundación Vital Equilibrio por la Naturaleza y del Movimiento de Renovación Global. www.manuelrodriguez.mx