martes, 22 octubre, 2019
Home / REPORTAJES / Tabasqueños en alerta, aprenden a defenderse
Cada vez son más solicitados los cursos de protección, ya que se ha vuelto una necesidad ante el aumento de inseguridad.

Tabasqueños en alerta, aprenden a defenderse

 

Por Flor García Morales

@FlorGarciaMora1

¿Qué pautas hay que seguir para evitar una situación que vulnere su integridad o la de su familia? Al conducir por las calles de la ciudad o detenerse ante la luz roja del semáforo, no olvide mirar hacia los lados; en caso de detectar a un motociclista o vehículo sospechoso, ponga mayor atención y, si cree que es perseguido busque un lugar para resguardarse y contacte a las autoridades.

En 20 meses, el Corporativo Seguridad, Consultoría y Gestiones (SCG) ha impartido mil 200 cursos de medidas precautorias y protección a civiles, dependencias y empresas que así lo soliciten; en esas capacitaciones los asistentes aprenden a detectar y evadir situaciones de riesgo que puedan atentar contra su vida o la de sus familiares.

A consecuencia de la inseguridad que se vive en Tabasco, las solicitudes han aumentado, el director del corporativo y militar retirado, Luis Hernández Hernández, señaló que el año pasado tuvieron una demanda de aproximadamente 600 personas, mientras que hasta finales de agosto de este año, llegaron a esa misma cifra, por lo que aseguró que para lo que resta de 2017 se espera un incremento de al menos 20 por ciento.

Adelantarse al delincuente (cabeza de descanso)

De los 20 cursos que proporcionan, el más solicitado es de Protección a funcionarios, que se compone de niveles básico, avanzado y especializado. También están los de Tiro de reacción, Básico de tiro, Táctico policial o el Antisicariato, el cual surgió en Colombia con un modus operandi de cómo actúa la delincuencia en ese país, y teniendo en cuenta que esa problemática ya se presenta en México, en estos últimos, el asistente prevé el actuar del delincuente.

En el antisecuestros realizan ejercicios con la familia para que en dado caso que surgiera una situación de este tipo, puedan protegerse dentro y fuera del vehículo.

“A veces vamos platicando con la familia o en el teléfono y no nos percatamos que ya hay un vehículo a 100 o 200 metros que nos ha seguido durante más de 5 o 6 minutos; si estamos siempre pendientes de los retrovisores podemos percatarnos de cualquier situación, si el vehículo continúa su marcha y nos da ese seguimiento lo primero es buscar un lugar seguro a donde podamos llegar, informar a las autoridades que nos encontramos en una persecución a tal altura y hoy en día con la redes sociales se logra salvar muchas vidas, mandar la persecución por aplicación y salvar su vida. Si por alguna circunstancia llegamos a ser colapsados por algún vehículo, se debe abandonar la unidad, si no cuenta con blindaje, la opción es correr antes de que llegue el atacante”, recomendó.

¡YA BASTA!

Por Yair Dessalines

El asesinato del empresario Jerry Barceló Cazola el pasado 1 de septiembre abre un nuevo capítulo de la inseguridad en Tabasco.

Miembro de la Mesa de Seguridad y gestor permanente a favor de la paz social, Barceló Cazola fue víctima del “cáncer” que combatió, sin que hasta el cierre de esta edición se conocieran avances sustanciales en la investigación para dar con el autor material y/o los responsables.

 

Empresarios alzan la voz

El Consejo Coordinador Empresarial, los miembros de la Mesa de Seguridad y Observatorio Ciudadano en un comunicado en conjunto, señalaron que la muerte del empresario de origen yucateco, llena de vergüenza e impotencia al empresariado y a la ciudadanía en general.

En voz de Gabriel Oropeza Varela demandaron acciones concretas para combatir este flagelo y que Tabasco vuelva a ser la tierra de hombres y mujeres trabajadores.

“Esta lamentable situación que sufrimos los tabasqueños nos afecta a todos ya que muchas empresas y empresarios han tenido que emigrar buscando seguridad, al mismo tiempo no existen las condiciones favorables para atraer nuevas inversiones que generen empleos. Exigimos el pronto esclarecimiento del crimen porque ya es insostenible vivir entre tanta impunidad que ha afectado a la sociedad en general”, expresó.

A través de un desplegado difundido a nivel nacional en el Diario Reforma e integrados en una “Mesa Empresarial de Análisis”, exigieron al gobernador Arturo Núñez Jiménez acciones inmediatas, eficaces  y contundentes para combatir la delincuencia

 

Buscan culpables

Por su parte el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Tabasco, exigió la renuncia del secretario de Gobierno, Gustavo Rosario, de Seguridad Pública, Jorge Aguirre Carbajal y del fiscal del Estado, Fernando Valenzuela, ante la falta de resultados en seguridad.

El ex gobernador Manuel Andrade Díaz consideró que el gobernador debe nombrar a nuevos funcionarios en esas áreas pero que no tengan –según él– antecedentes con el crimen organizado, además de advertir que la muerte del empresario pudo ser orquestada desde el gobierno estatal.

En respuesta, el secretario de gobierno, Gustavo Rosario Torres, emplazó a Andrade Díaz a presentar pruebas de sus dichos, además de responsabilizarlo de haber dado protección a “los Zetas” durante su gobierno, permitiendo que el crimen organizado echara raíces en Tabasco.

Por su parte del gobernador Arturo Núñez confirmó el arribo a Tabasco de Unidades en Materia de Inteligencia e Investigación Científica para ayudar a las investigaciones  correspondientes del asesinato del empresario y activista Jerry Barceló Cazola y otros homicidios.

Calificó deleznable el crimen del empresario y llamado a la Fiscalía  a desplegar todos los esfuerzos que tiene a su alcance para que se esclarezca el asesinato,  se deslinden responsabilidad y no haya impunidad.

El gobernador pidió a la población tener la seguridad de que se está haciendo todo lo necesario para reducir los índices delictivos, y devolver la seguridad a la sociedad tabasqueña, pues no se bajará la guardia.

 

 

LIBRE EL CHELO SATÁN

 

Tras permanecer ocho años recluido en el Centro Tutelar para Menores, procesado por la autoría intelectual del asesinato del ex candidato priista José Francisco Fuentes Esperón, su esposa y dos hijos el 5 de septiembre de 2009, Marco Iván Soto Vidal alias “El Chelo Satán” salió libre.

Aunque para familiares y amigos la justicia fue efímera, de acuerdo al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Tabasco, Jorge Priego Solís, Soto Vidal de 24 años cumplió su condena y debía ser puesto en libertad.

El fiscal general Fernando Valenzuela Pernas confirmó también la liberación del “Chelo Satán”,  al que se le aplicó la pena máxima de ocho años por ser menor de edad, que estipula el Sistema de Justicia para Adolescentes.

“Se le investigó conforme a la Ley de Justicia para Adolescentes, es un sistema penal especial, distinto al que se aplica a un adulto”, sin posibilidad de volverlo a juzgar porque ya cumplió su sentencia.

Valenzuela Pernas recordó que hace año y medio, cuando Soto Vidal reclamaba su libertad, durante un cateo a su celda se le halló un teléfono celular, “y nosotros consideramos que por encontrarse ese hecho no se le debía otorgar beneficio alguno”.

Explicó que en aquella ocasión se le negó la libertad, pero no prosperó ante el juez la denuncia de la Fiscalía, por considerarlo un delito no grave.

El 5 de septiembre de 2009 los tabasqueños amanecieron horrorizados por el multihomicidio de la familia Esperón Argüelles, al interior de su residencia en la privada Tucanes de la ciudad de Villahermosa.

José Francisco Fuentes Esperón, candidato a diputado local del PRI, así como a su esposa y dos hijos menores, fueron brutalmente asesinados. Los niños asfixiados, la señora violada y junto con su esposo recibieron disparos de arma de fuego.

Dos días después, fue detenido Ricardo Hernández Rodríguez, vigilante de la privada, donde residían las víctimas, y posteriormente Marcos Iván Soto Vidal y Julio César Moreno García.

Soto Iván, vecino de la familia victimada, fue acusado de la autoría intelectual de los crímenes y, por tener 16 años el día de los hechos, fue internado en el Centro Tutelar para Menores, donde se le aplicó la pena máxima de ocho años.

En marzo de 2014, Julio César Moreno García, “El Loco”, quedó en libertad por recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

La CEDH pidió a la Procuraduría local que se desistiera de la acción penal contra Moreno García, debido a que el Tribunal Colegiado del Décimo Circuito invalidó 17 pruebas ministeriales por irregularidades en el proceso.

“Las evidencias que sirvieron de prueba para su consignación y posterior auto de formal prisión fueron invalidadas por el juez, de tal manera que no había razón jurídica para negar la recomendación”, justificó en aquella ocasión el entonces procurador y ahora fiscal Fernando Valenzuela Pernas.

Moreno García permaneció cinco años en el Centro de Reinserción Social del Estado (Creset).

El otro cómplice, Ricardo Hernández Rodríguez, aún sigue preso en el Creset y de un cuarto responsable nunca