martes, 29 septiembre, 2020
Home / TABASCO / TecMilenio, impune por genocidio
La universidad, situada a los márgenes de la Laguna de las Ilusiones, ha recibido multas por invadir zona federal, mismas que fueron anuladas por la Conagua y ante tribunal de justicia.

TecMilenio, impune por genocidio

Por Flor García Morales

@FlorGarciaMora1

A pesar de que la Universidad TecMilenio ha incurrido en diversas ocasiones en violaciones a las normas ambientales, al rebasar en más de una ocasión los límites de la Laguna de la Ilusiones, estando esta bajo protección federal, hasta el momento el instituto educativo goza de total impunidad.

Reiteradas violaciones

En 2006 el TecMilenio fue visitado por inspectores de un cuerpo colegiado integrado por inspectores de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Procuraduría Federal de Protección Ambiental (Profepa), la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental (Sernapam) y el Ayuntamiento de Centro, quienes les hicieron ver que se encontraba dentro de zona federal y por lo tanto debían respetar los límites y parar de construir.

Más tarde lo volvieron a hacer, en agosto de 2014, esta vez construyeron unas canchas deportivas dentro de zona federal y tras la denuncia de la Fundación Anfibia, nuevamente fueron visitados por las autoridades ambientales, las cuales procedieron a retirar lo construido y se anunció que se iniciaría un proceso administrativo en contra de la institución educativa.

En ese momento el director de Ecología del Municipio de Centro, Áureo González Villaseñor, emplazó a la universidad a rendir cuentas sobre el proceso de construcción de sus instalaciones a orilla de la Laguna de las Ilusiones.

En tanto, la Conagua y la Profepa iniciaron un operativo conjunto para rescatar un área rellenada en las inmediaciones del Tec Milenio; la Conagua retiró un bordo de al menos 800 metros de largo, comprendido entre la zona de espadañal y la orilla de laguna; y la Profepa inició un expediente administrativo por daños al hábitat del cocodrilo y tortugas nativas.

Ante esto, el entonces gerente local de la Conagua, Antonio Gutiérrez Marcos, informó que ese organismo sancionaría administrativamente, conforme lo establece la Ley de Aguas Nacionales e interpondría una denuncia penal en la PGR contra quien o quienes resulten responsables por la invasión a la zona.

Pero han pasado casi cuatro años y hasta ahora las leyes no han valido de nada. El delegado de la Profepa en Tabasco, José Trinidad Sánchez Noverola, dijo que en este caso ya se tenía antecedentes de diferentes anomalías, por lo que se abrieron tres procedimientos administrativos (2006, 2007 y 2010) en materia de impacto ambiental por relleno en la misma zona, los cuales fueron resueltos y ya se encuentran en el archivo de concentración de esos expedientes.

“No somos la única institución federal que inició procedimientos administrativos, Conagua inició también un procedimiento administrativo que fue en el último recorrido que realizamos y donde se pretendía delimitar hasta donde llegaba la zona federal y Conagua tiene un procedimiento instaurado”, aseveró.

En este caso, dijo es responsabilidad de la Conagua señalar la sanción por la construcción en zona federal.

Se evaporan las multas

Datos obtenidos mediante transparencia, en la cual se le solicitó a la Conagua la resolución de los procedimientos administrativos, ésta informó que en un periodo de enero de 2006 a marzo de 2018 se localizaron dos visitas de inspección en las cuales se resolvió sancionar económicamente al TecMilenio, la primera fue el 4 de septiembre de 2006 por un monto de 730 mil 196 pesos en el cual se realizó un recurso de revisión por el entonces gerente regional, quien revocó la resolución en noviembre de ese año.

La siguiente ocasión fue en noviembre de 2007 por un monto de 486 mil 797 pesos, en la cual se declaró juicio de nulidad promovido ante la entonces Sala Regional Chiapas-Tabasco del Tribunal de Justicia Fiscal y Administrativa, en la que se declaró nulidad lisa y llana de la resolución impugnada; es decir, al final el estado perdió.

En los años siguientes a estas violaciones a las normas ambientales los propietarios de la universidad han intentando en diversas ocasiones apropiarse de zonas federales, sin que se le haya sancionado realmente.

En tanto el Ayuntamiento de Centro ha omitido hablar al respecto y no señala siquiera si iniciaron algún procedimiento en contra de quienes atentan contra la preservación de esta zona.

La Universidad Tec Milenio (también conocida como Tecmilenio o TecMilenio es una universidad privada auspiciada por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) y afiliada tanto a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) como a la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES). Cuenta con 28 campus en 25 ciudades, donde ofrece programas de bachillerato, licenciatura, posgrado y cursos de extensión en modalidad presencial o a distancia a unos 51 000 estudiantes.

Su fundador fue el empresario regiomantano Eugenio Garza Sada propietario de la cervecería Cuauhtémoc, la cadena de tiendas Oxxo y del hospital San José, el más prestigioso de Monterrey. Tras su muerte, su familia es la propietaria de las empresas.

Autoridades ineptas: Santo Tomás

Es lamentable que cualquiera con poder pueda llegar e invadir zona federal sin recibir castigo, lamentó Hugo Ireta Guzmán, integrante de la Asociación Ecológica Santo Tomás.

El ecologista lamentó que, gracias a la ineptitud de autoridades ambientales y el desinterés de la población, la Laguna de las Ilusiones siga reduciendose ya que actualmente el área natural protegida es de 259.27 hectáreas, mientras que el polígono del cuerpo de agua son 227 hectáreas.

“Ni las autoridades locales ni federales están cumpliendo con su propósito de aplicar la ley, en algunos casos otorgan permisos a empresarios para desarrollos inmobiliarios en los márgenes de la laguna de las ilusiones, en otros se hacen de la vista gorda y caen en la complicidad”, señaló Ireta Guzmán.

“En cada administración nos hablan del problema de la reducción de la laguna de las ilusiones, nos dicen que es urgente recuperarla y preservarla, pero ellos mismos otorgan los permisos para que sigan afectando este importante cuerpo de agua aun cuando ya hemos perdido más de 100 hectáreas, no es posible que en el caso de esta universidad no haya sanción, por eso vuelven a cometer el mismo abuso”, recalcó.

Es por ello que el ecologista recordó que es urgente que la Conagua delimite la zona, ya que bajo este argumento muchas veces quienes incurren en violaciones a las normas se defienden alegando que no estan en zona federal, pues las dependecias federales ni siquiera lo tienen claro

Díaz Leal no pierde oportunidad

Desde la primera quincena de noviembre, comenzó a circular un video con la denuncia de Arístides Barreda Prats, presidente de la fundación Anfibia, en el cual muestra la reactivación del relleno de la Laguna de las Ilusiones en el sector ‘compuerta’, acusando de total impunidad a Ricardo Díaz Leal, exregidor del municipio de Centro, quien pretende construir un edificio.

Pese a que la obra fue clausurada por la pasada administración municipal, los sellos fueron retirados por la empresa “Construcciones Díaz Leal”, para continuar con los trabajos en el cuerpo de agua. “Hay un proceso legal y de una clausura, desde el año pasado Conagua, Sernapam y Profepa hicieron clausuras, se pusieron sellos, se paró la obra, está en un litigio, en un proceso de clarificación porque hay un vicio de origen… retomamos esa denuncia ciudadana donde quitaron los sellos de clausura y siguen rellenando”, manifestó Barreda Prats.

“Siento que hay un pequeño lapso en lo que la nueva administración está tomando y retomando los casos y el control, desafortunadamente lo que he escuchado, no me consta, todas las dependencias del Ayuntamiento no dejaron información, entonces no saben los procesos que existen, no sé si borraron o se llevaron la información, pero lo que sí tengo muy claro que como no tienen ellos noción de este problema están aprovechando en lo que retoman estos problemas, están aprovechando para rellenar”. Además, recordó que el problema empezó desde que el Invitab -antes Induvitab- vendió propiedad de la federación a un particular y no para desarrollos de vivienda económicos.