lunes, 19 agosto, 2019
Home / AMLO / Tren Maya; contracara de La Bestia
El máximo proyecto de infraestructura del gobierno obradorista pretende cumplir el sueño del sureste al reactivar la economía de la zona, incluyendo la frontera con Guatemala.

Tren Maya; contracara de La Bestia

Por Karina Ruiz

@Ay_Ruiz

El famoso “tren de la muerte”, que pasa por Tenosique, Teapa y Tacotalpa, Tabasco, recolectando en su marcha los sueños de migrantes centroamericanos hacia un país de oportunidades en el ya tan lejano “sueño americano”, deja a su paso por la frontera sur historias de tragedia; desde hombres y mujeres mutilados, niños sin familia o personas que, por necesidad, fueron captadas por el crimen organizado.

Con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, surgió un proyecto que promete activar el sureste del país, que por años ha permanecido poco atendido por los gobiernos federales anteriores; sí, debía llegar un choco a Los Pinos para atender el rezago económico, turístico, educativo, de infraestructura y salud, por mencionar algunos, en los cuales ha permanecido esta región.

Mil 525 kilómetros de recorrido en 15 estaciones, de Palenque a Cancún; pasando por Tenosique, Mérida, Chichen Itzá, Tulum, Valladolid, Playa del Carmen, Bacalar, Calakmul y otras zonas de atractivo turístico, el recorrido del Tren Maya pretende reactivar la economía, con la promesa de respetar el medio ambiente y las culturas de los pueblos originarios.

Con una inversión contemplada entre 120 y 150 mil millones de pesos, el ferrocarril moverá los productos elaborados en las localidades para satisfacer necesidades regionales, disminuyendo tiempos de traslado e impulsando una distribución equitativa de la riqueza.

Este no será más un tren de muerte y desgracia; sí de sueños cumplidos, de crecimiento, de progreso, de dar valor y difusión al importante patrimonio cultural de la zona maya, de sus sitios arqueológicos, recursos naturales y tradiciones de los pueblos originarios.

Ante las alertas por revertir los daños al medio ambiente, el Tren Maya contribuirá a la reducción de emisiones contaminantes al reducir el uso de camiones y automóviles, además de proyectar la reforestación de bosques y selvas, incluyendo siempre a las comunidades en la protección ambiental. Respecto a la fauna, se planea construir pasos de fauna para que la ruta no interrumpa el movimiento de los animales ni de la vegetación. También promoverá planes de desarrollo urbano para fomentar un crecimiento equilibrado y sustentable.

Las 15 estaciones serán destinos debidamente organizados, sustentables e incluyentes, basados en las últimas tecnologías; en conjunto, será una fuente de empleo directo e indirecto, cabe destacar que la gente local recibirá capacitación en emprendimiento y nuevas oportunidades de empleo.

A nivel nacional, esta es la obra de infraestructura más importante en las últimas décadas para pasajeros y carga, y el Presidente de México se ha comprometido a ponerla en marcha el 1 de diciembre de 2024, fecha en que deja el mandato. Será sin duda, un giro a la modernidad y la bonanza para una de las zonas que vio cruzar a gente desesperada, que prefería morir a volver derrotado a su país de origen; fuese Guatemala, Honduras o El Salvador, entre los principales.

 

Los ríos mayas y Tenosique

A principio de año, la Secretaría de Turismo de Tabasco presentó el proyecto “Ríos Mayas”, el cual tiene como objetivo detonar el turismo e impulsar y potenciar el desarrollo social y económico de la región de Los Ríos y sus pobladores, aprovechando la construcción del Tren Maya que conectará a Tabasco, Campeche, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo.

“Ríos Mayas” incluye a Balancán, Jonuta, Emiliano Zapata, y Tenosique, éste último municipio donde se prevé una de las 15 estaciones que recorrerá el Tren Maya; se integrarán corredores turísticos de la zona, a fin de conformar una gran ruta, para que los visitantes puedan conocer zonas arqueológicas, ranchos y atractivos de esos municipios.

FOTO: COLUMNA

A %d blogueros les gusta esto: