martes, 20 octubre, 2020
Home / LA PORTADA / Vergonzosa reaparición del ex alcalde de Centro; Humberto Bertruy
El ex alcalde de Centro, Humberto de los Santos Bertruy, regresó con la intención de ser gobernador de Tabasco; pide a las izquierdas que se unan y lo nombren candidato, mientras tanto, ciudadanos le recuerdan sus malos manejos. 

Vergonzosa reaparición del ex alcalde de Centro; Humberto Bertruy

POR IGNACIO RÍOS
@NachoRios1

 

Humberto de los Santos Bertruy, el peor alcalde a nivel nacional, por dos años consecutivos, la volvió a hacer.

Una palabra suya, nuevamente: “quiero ser gobernador”, bastó para que el repudio en su contra se difundiera en redes sociales, se re identificara su oportunismo y arribismo y surgiera tela de duda en el manejo que hace de recursos, manipulación de dizque dirigentes y su oscurantismo en querer la candidatura de unidad de las izquierdas, sin militar en ninguna de ellas.

Presume estructura

Previamente, ante no más de 300 asistentes “de miles” que supuestamente aglutina la Asociación Civil Movimiento 17 de Julio, que constituyó hace ocho años (con sólo 643 likes en su página de Facebook) De los Santos Bertruy, se autoerigió como un moderno Tlatoni y repitió su viejo discurso y demagogia.

“El M17 sigue pensando que juntos lo resolvemos. No existe una persona, por muy pobre que sea que no tenga nada que ofrecer y tampoco existe ningún individuo que por muy rico no requiera la ayuda de otra persona”.

En su evento dominical el ex alcalde de Centro (externo) por el PRD y subsecretario de Gobierno con Manuel Andrade Díaz (exgobernador del PRI)  presumió que a cuatro meses que decidieron ampliar la presencia del M17 en territorio tabasqueño, ha visitado todo el estado “y en estas visitas organizamos reuniones para dialogar con miles de paisanos y formar los 17 comités municipales de nuestra organización”.

Bien acompañado

Ante fotógrafos y reporteros, de los Santos Bertruy  tomó protesta de ley a los 17 “dirigentes municipales” que con pancarta en mano orientaron el municipio que representan; acarreados en automóviles particulares y combis, afuera estacionados.

El ex dirigente del Movimiento Ciudadano (que fue presentado como tal) Gaspar Córdova Hernández, su secretario particular Adalberto de los Santos, por supuesto su esposa y la directora del Colegio México (anfitriona del salón), Rosalinda Álvarez, fueron los más representativos.

No obstante, el ex alcalde “demostró el colmillo”, Se invistió como un promotor social con demagogia escrita en 12 cuartillas que leyó en no más de 15 minutos, donde resaltó “las gestiones hacia los más vulnerables”, sin precisar lugares y beneficios, nombres y montos; palabras al vacío.

El retorno de Bertruy

Bertruy tiene en su haber observaciones ante el OSFE del que dice ya están solventadas. Abucheado en las presentaciones, con intentonas de aspirar a diputado federal e incluso señales de dirigir el Partido del Trabajo, que él rechaza, retorna a la escena pública tras cuatro meses de ausencia.

En el evento no se abrió de capa por su supuesta aspiración a la gubernatura, en que su engranaje como ex secretario del Ayuntamiento de Centro con Evaristo Hernández Cruz (ya promotor de la Soberanía en Centro pro AMLO), y éste a su vez, ex director de Gobierno con De los Santos, lo hacen ver –en una de las lecturas políticas– como una promiscua intentona de “Caballo de Troya” hacia Morena, para abortar la posible candidatura de Adán López Hernández y beneficiar a “Vara”.

Eso sí, anunció la especie de alianza: En el Movimiento 17 de Julio seguiremos impulsando desde Tabasco la construcción de la gran unión de las izquierdas que permitirá una transición pacífica del poder público y generará los consensos económicos, políticos y sociales que darán certidumbre a nuestro país y a nuestro estado.

Al final de su oratoria se inspiró en Neruda: El Movimiento 17 de julio “con otros”, con muchos otros, expulsaremos la pobreza de esta tierra hasta la luna para que desde ahí, la pobreza observe la abundancia que cubrirá a los tabasqueños del mañana…

En Bertruy todo es subliminal; meditado. Y así fue su discurso, un ocurso que generalizó teorías económicas, de seguridad, salud, de riqueza, deficiencias y ofertas tangibles para él, que sin embargo no hizo en su administración.